Sudáfrica. Ruta Jardín (Garden Route)

La zona de costa entre Ciudad del Cabo y Port Elizabeth es conocida como Ruta Jardín (Garden Route). También es conocida como  Ruta 62 y seguirla implica adentrarse en hábitats y paisajes tan diferentes como la región semidesértica del Karoo, los paisajes de vegetación exuberante del Tsitsikama, navegar en la tranquila laguna de Knysna y pasear por bellas poblaciones escondidas como Prince Albert, con su bella arquitectura colonial.

Nosotras la recorrimos entera en coche junto a nuestro guía. Desde Cape Town a Port Elizabeth, donde tomamos un avión hacia el norte, al aeropuerto de Hoedspruit, donde comenzaríamos la última parte del viaje; un safari sorprendente en la reserva privada Kapama, colindante al Parque Kruguer.

La reputación de la Ruta Jardín como paraíso de vacaciones hunde sus raíces en el pasado colonial, cuando la población blanca sudafricana que vivía en el interior del país empezó a veranear en estas localidades, atraídos por sus playas y frondosa vegetación, elementos que la han convertido a día de hoy en una opción turística de reconocida fama internacional.

Comenzamos por la ruta de interior, para luego conducir hacia el Karoo y la localidad de Oudtshoorn, donde se encuentran las Cuevas Cango entre multitud de granjas de avestruces.

Hicimos una breve visita a las Cuevas Cango. Son muy antiguas y cuentan con estalactitas y estalagmitas dignas de ver. Con el tiempo se han formado unas formas muy curiosas por la erosión dela rocas, como elefantes. Sinceramente, no me parecieron nada del todo mundo. Me pareció una visita prescindible.

El Karoo (del khoikhoi, karusa: estéril, seco) es una meseta semidesértica situada entre el sur de Sudáfrica. Posee un área de más de 400 000 kilómetros cuadrados. Fue explorada por el alemán Heinrich Lichtenstein, durante el periodo comprendido entre 1803 y 1806, llevando a cabo muchas confirmaciones astronómicas y describiendo con precisión el Karoo. Después del descubrimiento de oro en Transvaal, se dio un nuevo impulso al estudio de la geología de la zona y se amplió su geografía.

La economía de la  zona se basa principalmente en  granjas de avestruces, que crían con tesón para después vender sus plumas y su carne.

De hecho, comer carne de avestruz es bastante usual en Sudáfrica y más aún en esta zona. Nosotras la comimos un par de veces pero no nos pareció algo realmente delicioso, pero se dejaba comer.

Y yo, que soy una gran amante de las flores, no paré de fotografiar todo tipo de flores, muchas autóctonas, como los hibiscus

https://www.instagram.com/p/BTWZM5Sj1k5/?taken-by=barbiegirl_travels_arts

Encontré muchos tipo de hibiscus, realmente muy exuberantes, y tanto me impresionaron que a la vuelta en Madrid me decidí a bordar una funda de sábana que compré allí con los recuerdos de las flores que fotografíe.

Los hoteles de la Zona de Ruta Jardín fueron todos exquisitos.
En Oudtshoorn nos alojamos en  Hlangana, que por cierto nos dieron un desayuno sabrosísimo con productos 100% locales como la mermelada. La arquitectura es sencilla pero de muy buen gusto: los edificios de los hoteles son de escasa altura y las habitaciones  villas. Hay que considerar que estamos en un paisaje natural, donde las edificaciones imitan a las granjas de avestruces.

Seguimos durante un par de días viendo disfrutando de la incomparable belleza natural de las pintorescas localidades de Plettenberg Bay y Knysna, que forman algunas de las joyas de la Ruta Jardín.

Plettenberg Bay

En la tranquila y hospitalaria Plettenberg Bay, llamada antiguamente “Bahía Formosa” por los exploradores portugueses, se pueden avistar delfines jugando con las olas durante todo el año. La ciudad no ofrece mucho que hacer, así que acude directamente a relajarte en sus doradas playas kilométricas.

Plettenberg bay

 

Esta espectacular bahía en un pueblo agradable de costa nos ofreció unas tranquilas caminatas por la playa, disfrutando de un paisaje maravilloso.

Plettenberg bay

Plettenberg bay

Plettenberg bay

Por la tarde cogimos una barca que nos llevó por la ría de la bahía en la que nos adentramos en un paisaje increíble, formado por un cañón de aguas de un azul muy oscuro.

Plettenberg bay

Plettenberg bay

Muycerca de Plettenberg  hicimos una visita por un zoo de pájaros donde nos reímos un montón. El llamado Birds of Eden, denominado por ellos santuario, pero no es más que un enorme recinto cerrado con unas mallas, que está lleno de vegetación y multitud de pájaros de diferentes especies.

Algunos de ellos eran espectaculares que me inspiraron para bordar un pájaro en la ya mencionada funda de sábana que compré para bordar.

Parque Nacional Tsitsikamma

El Parque Nacional Tsitsikamma, con abruptas cañadas que desembocan en un intenso mar azul, y rodeado de bosques autóctonos, uno no se lo puedo perder.

Tsitsikamma

Tsitsikamma

Este parque nacional  es un lugar que bien merece la pena visitar, para hacer caminatas a pie en plena naturaleza. Una de estas rutas es la de “Mouth trail y el famoso puente suspendido” de 1 km, que comienza en la playa que hay junto al restaurante. Todo el recorrido se realiza sobre un camino de madera que recorre un escarpado a media ladera.

Tsitsikamma

Tsitsikamma

Tsitsikamma park

El camino dispone de barandilla en todo su recorrido, escaleras y varios miradores con bancos en los que poder descansar mientras se disfruta de unas vistas maravillosas. La dificultad del recorrido es nula.

Tsitsikamma

Port Elisabeth

Rebautizada como Bahía Nelson Mandela, esta ciudad situada en la provincia del Cabo Oriental que fue en el pasado la puerta de entrada de los europeos en Sudáfrica, ofrece hoy los placeres de la costa y la belleza de la vida salvaje en su fascinante bahía. Port Elisabeth, a diferencia de Ciudad del Cabo, nos pareció más real, más representativa del país que se había conformado en la actualidad, no tan dividido por el color sino por la clase económica. En Ciudad del Cabo vimos muy poca población negra, quizás por ser la ciudad más comercial y rica. Sin embargo en Port Elisabeth vimos razas de todos los continentes en los restaurantes, los bares, caminando por el paseo de la playa…. Aquí vimos reflejado lo que se dice hoy día de Sudáfrica, que no está dividida en blancos y negros, sino por clases sociales estratificadas según su poder adquisitivo (ricos-pobres).

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *