Antsirabé y Ambrosita en Madagascar

Esta segunda parte del viaje comenzó visitando algunos de los pueblos más pintorescos de la isla, Antsirabé y Ambrosita, muy cercanos al Parque nacional de Ranomafana y Anja, ambos parques espectaculares y de los que hablaré en las siguientes entradas.

Behenjy

En la entrada anterior, que podéis leer aquí os cuento la parada que hicimos en el pueblo de Behenjy,  después de visitar el P.N. Andasibe & atravesar Tierras Altas de Madagascar.
En nuestro camino de Tana hacia el sur pasamos por Behenjy, pueblo conocido por su excelente “foie”, uno de los más exquisitos según los mejores restauradores del mundo.

Paisaje hacia Behenjy

A mí que me encanta el foie, puedo corroborar que estaba delicioso. También paramos más adelante en un pequeño pueblo donde estaban celebrando una fiesta local con bailes típicos del folklore malgache, y posteriormente en Ambatolampy.

restaurante de foie en Behenjy

restaurante de foie en Behenjy

Antsirabé 

Antsirabé es la tercera mayor ciudad de Madagascar con una población de 176 933 personas. El nombre de Antsirabe viene de «Any sira be» que significa «allí donde abunda la sal». Alcanza los 1500 m de altitud y sus colinas están rodeadas de fuentes termales ricas en sales minerales ideales para un momento de relax durante tu viaje.

La ciudad de Antsirabe fue fundada por un misionero noruego llamado G.T. Rosaas en el año 1872, como centro de retiro con aguas termales, hasta ese momento la ciudad era simplemente una pequeña aldea en la que se vendía sal. A partir de ahí la ciudad adquirió fama gracias a sus aguas termales y se convirtió en un centro de reposo sobre todo en periodos estivales, para los europeos.

Pousse Pousse

Antsirabé es una ciudad colonial y termal (antes llamada “El Vichy Malgache”) aunque ya no es lo que fue años atrás. Además, es la capital de las piedras semi-preciosas y del Pousse-Pousse (parecidos a los rickshaws de la India).
Tiene el mayor número de estos carricoches (tirados por una persona) por habitante. Aunque hay muchos en otras ciudades malgaches. Pagamos 10.000 ariary por pareja por un paseo.

A las afueras de las ciudad de Antsirabé paramos en un mercado local donde nos miraban como si hubieran visto extraterrestres. Cierto es que íbamos con tikirri, una barbie blanca con brazo biónico con lo que la expectación fue máxima.

Una locura de horas en el coche hasta llegar a nuestros destinos pero así son las carreteras malgaches. La mayor parte de las veces es una pena no poder parar en todos los sitios que te gustaría para hacer fotos, desde el coche en marcha no salen igual, ni se disfrutan igual

Ambrosita

Realizamos la visita de Ambrosita durante una tarde, donde compramos artesanía local. Muy pintoresco todo. Esta ciudad de 33.000 habitantes sobresale en la marquetería y la escultura de la madera. Efectivamente, Ambositra es la capital de la artesanía. Los talentos de sus habitantes provienen del arte zafimany, el pueblo de los bosques.
El color rojo domina la ciudad con las casas tradicionales hechas de barro y cuyos balcones muestran la excelencia en el trabajo de la madera de sus habitantes. También hay magníficas esculturas que dominan las tumbas en los cementerios. Estatuillas, cajas con famosos motivos geométricos, pero también cestería, alfarería, esteras, objetos de cuerno de cebú.

Tras dejar esta ciudad, volvimos a ver los típicos paisajes de terrazas cultivadas y aldeas tradicionales con casas de barro color rojo de la etnia Betsileo. Quien está más día suele dedicar unas horas al trekking por los poblados Zafimaniry (aunque hay viajeros no lo recomiendan).

En breve os contaré más de otras zonas de  país, tan asombrosas como ésta.

Si queréis leer acerca del viaje, podéis pinchar aquí y así acceder a todas las entradas del viaje.

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *