Islandia. Trekking por Landmannalaugar

Hacer trekking por Landmannalaugar es una experiencia única. Las travesías se hacen por etapas, atravesando parajes que parecen de cuento, montañas nevadas que parecen tartas de chocolate, bañándonos en ríos de agua caliente y durmiendo en refugios de montaña. Nosotras solamente hicimos una ruta de hiking de un día completo y dormimos en refugio de montaña.

Para mí ésta es la ruta de montaña más especial que he hecho en mi vida.

La llegada a la zona es increíble. Te topas con este tipo de paisajes de lagos azules entre montañas nevadas en un pis pas (ver siguientes fotos).

De camino a Lanmannalaugar

Es para quedarse anodadado pero luego vendría lo mejor.

Paisaje de algodón ártico con las montañas típicas, de Landmannalaugar al fondo.

La ruta se hace a pie entre valles, zonas desérticas, gargantas aparentemente inaccesibles, ríos caudalosos que parecen bloquear el camino y montañas de lava, todo junto en un caos ordenado que hace de Islandia el último rincón salvaje de Europa. Empezando en el paraje natural de Landmannalaugar, llegamos hasta la cima del  Bláhnjúkur (Montaña Azul en Inglés), cuya duración fue aproximadamente 3 h 30 mins (subida y bajada). La vista desde el Bláhnjúkur es alucinante, con una panorámica de 360 grados del las coloridas montañas del Landmannalaugar Aquí os dejo unas fotos incréibles.

Vista de la zona del camping junto al refugio

No hay que estar especialmente  en forma para poder hacer esta ruta aunque hubo zonas durante la bajada algo complicadas y con bastante pendiente. A mí en concreto me ayudaron bastante los bastones. Es importante llevar buen calzado; botas de trekking, algo de ropa de abrigo y gafas de sol.

subida al blanukur

posando tras haber llegado a la cima del Blanukur en Landmannalaugar

Landmannalaugar

Hiking en Landmannalaugar.

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar

Landmannalaugar. Para acabar el maravilloso día, nos zambullimos en su relajante río de aguas termales naturales.

El broche de oro al día fueron los baños termales: la temperatura del agua debe rondar los 37 grados. Para mí estupenda 🙂

Creo que fue la excursión que más me gustó de todo el viaje a Islandia.

Os dejo un video cortito de la zona. Si queréis acceder a todas las entradas del viaje a Islandia pincha Aquí

« | »

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *