Tanzania. Reserva Saadani

Para empezar, he aquí unas breves notas de historia sobre Tanzania y la Reserva Saadani, un parque natural en la costa tanzana donde se pueden ver un par de los animales de los 5 grandes.

Lo que hoy es Tanzania fue una colonia alemana conocida como África Oriental Alemana desde  1880 hasta 1919. Estuvo bajo control del Reino Unido entre 1919 y 1961. En 1954, Julius Nyerere, un maestro de escuela que por entonces era uno de los dos únicos habitantes de Tanganica que habían estudiado en la universidad en el extranjero, organizó un partido político la Unión Nacional Africana de Tanganica (Tanganyika African National Union – TANU).

En mayo de 1961, Tanganica pasó a ser autónoma y Nyerere se convirtió en Primer Ministro bajo una nueva constitución. Tanganica se convirtió en miembro de la Commonwealth en 1962 y Tanganica y Zanzíbar se unieron para formar Tanzania el 26 de abril de 1964. El unipartidismo acabó en 1995, año en que se celebraron las primeras elecciones democráticas en el país desde la década de 1970.

Parque Saadani

El Parque Saadani es la única zona protegida costera de Tanzania donde se puede disfrutar de una irresistible y única combinación de playa y de la observación de la fauna salvaje.

Se trata de un destino ideal para quienes dispongan de pocos días o deseen un “viaje relajado” ya que en este pequeño parque podemos disfrutar de Safaris a pie, en coche 4×4 y en barca por el río Wami, además de poder realizar actividades de snorkeling para descubrir los corales de la zona y realizar una interesante visita al pueblo de Saadani. Está aproximadamente a 4 horas por carretera desde Dar es Salaam en una distancia de 130 kms.

 

Saadani se distingue del resto de los parques de Tanzania, por la diversidad de paisajes y vida silvestre, el mar, el río Wami, y los bosques de acacias, se combinan como en ningún lugar de la costa oriental de África. Al ser convertida en reserva, se introdujeron nuevas especies de animales que forman parte de la actual diversidad de fauna: ñus y cebras comparten espacio con los residentes habituales incluyendo búfalos, jirafas, leones, pumbas… También encontramos una población permanente de elefantes y antílopes..

Realizamos varios safaris y realmente, aunque bonito, me pareció un poco descafeinado. Si alguien espera ver a los cinco grandes, con suerte quizás vea varios. De los cinco, nosotros vimos únicamente al búfalo aunque también vimos jirafas, impalas, ñus, y otros animales maravillosos pero nada de leones, rinocerontes, leopardos, elefantes etc., así que esto si no te lo cuentan, estáte preparado.
Igualmente mereció la pena visitar este parque.

Lo que merece la pena destacar es el hotel, ya que se encuentra en un lugar idílico, dentro de la reserva natural y  junto a la costa, con playas kilométricas en las que la temperatura del agua es magnífica; Saadani Safari Lodge

Recuerdo bañarme en estas playas kilométricas totalmente sola. Qué placer

 

El dhow es el típico barco de madera a vela habitual en las costas de Kenya, Tanzania, Mozambique… Su origen es árabe y esta asociado al Islam, porque fue el instrumento que les permitió propagar su fe por el Océano Índico. Además se utilizó como transporte de carga para los esclavos y minerales.

Comienza la segunda parte del viaje; nos vamos a Zanzíbar 🙂

Si queréis leer el resto de las entradas que he publicado de mi viaje, pinchad aquí 

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *