Pintar la Sakura

¡Hola de nuevo!

Seguimos en Primavera y por eso, voy a dedicarle otra entrada de mi blog a la belleza de esta estación y en  concreto a la floración del cerezo y a pintar la Sakura.
Anteriormente en la entrada de Proyectos de costura inspirados en la «Sakura», que podéis ver pinchando aquí, hablo de la estación de la primavera y cómo la he plasmado varios de mis proyectos de costura.
Además hoy he estado en la preciosa Quinta de los Molinos, en la calle Alcalá de Madrid, Metro Suanzes y he sacado unas fotos maravillosas del cerezo en flor, como ésta de aquí que he colgado en mi Instagram.

Nature's wonders #cherryblossom #cherryblossoms #almendro #almendroenflor #flor #Madrid #floraciondelalmendro #cerezo

A post shared by Barbara Garcia (@barbiegirl_travels_arts) on

¿Sabéis que el último cuadro que pintó Van Gogh se llamó el  Almendro en flor?
Inmediatamente después de enterarse del nacimiento sano de su sobrino, a principios de 1890, al que su hermano llamó Vincent, el pintor empezó esta pintura para el bebé. De hecho, quería que fuera colgada sobre la cama del dormitorio de los padres y el niño.

Las ramas del almendro son un tema que Van Gogh visitó unas pocas veces antes. En estudios anteriores, pintó ramas cortadas en un jarrón – como una naturaleza muerta.

En esta imagen, Almendro en flor, para su sobrino, pinta una composición muy diferente.
En lugar de visitar de nuevo la naturaleza muerta, muestra ramas blancas de los almendros contra un cielo azul. No es mostrado si estas ramas son cortadas del árbol y se sientan en un jarrón fuera de la vista del espectador o si todavía están parte del árbol, vistas desde abajo mirando hacia el cielo. Es una composición inusual para el arte en general y para Van Gogh también.

Como muchas de las pinturas de Van Gogh, Almendro en flor tiene una influencia de grabados japoneses. Van Gogh recogió y admiró artistas japoneses y usó ideas como colores intensos, contornos oscuros, y la belleza de naturaleza en su arte.

Almendro en flor de Van Gogh, también conocida como Almendro en Flor o Flor de almendro, representa mucho de lo que Vincent pensaba a menudo sobre renacimiento. Los árboles en flor anuncian el comienzo de la primavera y nueva vida. Como un regalo para celebrar el nacimiento de un niño, esto no podría ser más perfecto.

Tan pronto como Van Gogh se enteró del nacimiento de su sobrino, él pensó inmediatamente en visitar a su hermano en París. Aún estaba tratando de superar sus problemas de salud mental. En Mayo de 1890 salió del manicomio con intención de ir a ver a su familia; en este momento trajo su pintura del almendro. Desafortunadamente, su salud mental siguió a deteriorarse, y moriría menos de tres meses después en el verano de 1890.

Bueno, pues yo, que llevaba muchos años sin pintar me apunté en el verano del 2016 a pintar este almendro en flor en Salir con Arte. La idea era representar este cuadro en 2 horas….pues éste es el resultado 🙂

Lo principal es lo bien que lo pasamos.
¡Hasta otra!

Os dejo por aquí alguna foto más de la floración del almendro en el parque de la Quinta de los Molinos, un lugar muy recomendable para ver este espectáculo de la naturaleza.

« | »

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *