Visita a Riga y Jurmala

Buenas viajer@s,
Con este post de Visita a Riga y Jurmala doy por finalizada la visita de los Bálticos, tras haberos contado acerca de Tallín, capital medieval y Visita de un día a Helsinki.
El itinerario del que os voy a hablar es la visita de un día a Riga y otro día a Jurmala, la playa de Riga. Todo esto se puede hacer tranquilamente en un par de días.

que ver en riga letonia

Vista del centro de Riga desde Iglesia San Pedro

Las Repúblicas Bálticas son tres países bastante pequeños, con un área total de sólo un tercio de la de España. La distancia entre Vilna y Riga es de 295 kilómetros, entre Riga y Tallín 309 km y entre Tallín y Vilna 609 km.

Transporte entre las capitales bálticas

Posando en la entrada de la estación de buses de Tallín, a punto de coger un bus a Riga

El autobús es el medio de transporte elegido por la mayoría de las personas que combinan una visita a las tres capitales bálticas debido a la falta de un transporte por tren conjunto y los mayores precios de los vuelos. Hoy en día son tres las compañías que
comunican TallinRiga y Vilna por autobús y si algo tienen en común es que sus estándares de comodidad e instalaciones no tienen igual en Europa. Comparado con el transporte interurbano en autobús del resto de Europa, viajar en bus por los países bálticos es un lujo.

Las flotas de las tres empresas que comentaré a continuación son modernas, todos sus trayectos cuentan con conexión a Internet mediante Wi-Fi gratuito, los asientos son cómodos y espaciosos, el cuarto de baño decente y limpio, y en ocasiones algunos autobuses tienen máquinas de café y té -que puedes usar sin pagar extra-, pantallas multimedia independientes con películas, series, música y navegadores, botellas de agua y auriculares. Un lujo, ¿verdad?

Ecolines es la primera compañía -en orden alfabético- que comunica TallinRiga y Vilna.  Dicen ser el mayor operador de autobuses de los Países Bálticos y comunican unas 205 ciudades en 20 países. Ecolines enlaza Tallin y Riga con siete autobuses diarios en un trayecto de una duración que va de las 4 horas y 5 minutos a las 4 horas y 45 minutos, variando en sentido inverso entre las 4 horas y 15 minutos y las 4 horas y 45 minutos. Dos de estos siete autobuses en cada sentido continúan hasta Vilna con un tiempo total de unas nueve horas.
El precio de Tallin a Riga asciende a 14 €

Si queréis saber más acerca de compañias de buses horarios, precio, etc podéis pinchar AQUI

Qué ver en Riga

Es la ciudad más grande de los estados Bálticos y el mayor centro cultural, educativo, político, financiero, comercial e industrial de la región. Riga es una preciosa ciudad cuyo casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. La capital de Letonia puede sorprender por muchos motivos, pero quizá una de las curiosidades más llamativas es que se trata de la ciudad europea con un mayor número de edificios de estilo art noveau (modernistas) del mundo. Además, como sus vecinas Vilna y Tallín, tiene una historia fascinante, marcada por las guerras y la ocupación soviética.

El casco Viejo  

El centro histórico de Riga  (Rigas Vesturiskais centrs) ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que Riga posee la más fina colección de edificios de Art Nouveau en toda Europa.

Nació a finales del siglo XIX, tras de la demolición de las fortificaciones de la ciudad. Un dique construido sobre el canal delimita el casco antiguo y el centro histórico. En esta zona encontramos monumentos, edificios y paseos que nos muestran una ciudad pujante y rica.

Foto casco viejo de Riga

Pasear por el casco antiguo de Riga es el principal encanto de la ciudad.  Recomiendo hacer un Free Tour en Riga: como en casi todas las ciudades turísticas, aquí también hay ‘free walking tour’. Dura unas dos horas y empieza todos los días a las 12 de la mañana, el punto de encuentro es en frente de la iglesia de San Pedro. Para más información os dejo aquí su página web.

Lo mejor que pudimos hacer en Riga fue perdernos por sus calles, encontrarnos de sopetón con los encantos de la ciudad y disfrutar de cada paso en el suelo sin perder de vista la infinidad de detalles de sus fachadas, como los famosos gatos negros sobre la cúspide de un bello edificio de primeros del siglo XX que se han convertido en una de las imágenes más reconocibles de la ciudad.

Dentro del centro histórico, hay que parar en todos estos puntos de los que os hablo a continuación:

Plaza del Ayuntamiento

La Plaza del Ayuntamiento (Rātslaukums) es una enorme explanada con suelo adoquinado en la que destacan varios edificios. Por supuesto, se puede contemplar el enorme Ayuntamiento, aunque sin duda el edificio más espectacular es la Casa de los Cabezas Negras. Aunque la construcción original (lugar de festejos públicos y diferentes instituciones históricas) databa de 1334, la II Guerra Mundial arrasó casi toda Riga y lo que hoy podemos ver es una reconstrucción de 1999 que alberga la Oficina de Turismo.

Plaza del Ayuntamiento, Riga

Su fachada es verdaderamente bonita, quizás de las mejores de la ciudad, también porqué en 1999 finalizó su reconstrucción tras los daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial y el posterior abandono, y ahora vuelve a brillar como antaño. La cantidad de detalles de su fachada no tienen desperdicios, apareciendo en ella Dioses como Neptuno o Mercurio, escudos de ciudades y gremios y hasta el legendario San Jorge luchando contra el dragón representado tanto en una estatua como en la veleta situada en lo alto del edificio.

En la misma plaza se puede visitar el Museo de la Ocupación de Letonia, con información sobre las diferentes invasiones que sufrió el país en el s. XX.

Navidad en Riga Letonia

Catedral

La piedra fundacional de la Catedral de Riga (Rīgas Doms) se colocó a principios del s.XIII. Diversas ampliaciones entre 1547 y 1595 le dieron su forma definitiva y aún conserva muchos elementos de aquella época, aunque su apariencia actual corresponde a una restauración de 1914. El interior de la catedral, blanco y diáfano, no reviste mayor interés, salvo por sus dimensiones, el antiguo órgano y algunas cristaleras. Nos pareció más interesante el enorme claustro, en cuyos laterales puedes ver una exposición de arte sacro y objetos históricos de la ciudad, como un gallo de bronce del s.XVI o la misteriosa Cabeza de Piedra de Salaspils, encontrada en 1851 por un campesino de forma casual. No se sabe qué es exactamente, pero se especula que podría ser un ídolo de la tribu de los livonios del s.V dC. Aunque no tengas intención de visitar la catedral, no puedes perderte la Plaza de la Catedral. De hecho, es casi inevitable acabar allí, ya que desembocan en ella hasta siete calles del centro histórico.

Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro, ubicada junto a la Plaza del Ayuntamiento, tiene sus raíces en el s. XIII, pero de la construcción gótica original no se conserva demasiado. No tiene una fachada muy bonita, pero desde luego su estampa es imponente. La reconoceréis por su construcción en ladrillo rojo. Y aunque el interior tampoco es especialmente interesante, hay un gran motivo para entrar: su campanario. Desde arriba, a más de 70 m de altura, se tienen unas vistas inmejorables del centro histórico y el río Daugava. Para conseguir otro punto de vista espectacular de Riga te recomendamos subir a la Academia de Ciencias de Letonia, un edificio tosco que recuerda al Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia. Y si quieres estar aún más alto (pero más lejos), puedes subir a la Torre de la TV, la construcción más alta de los Países Bálticos.
Fue la primer iglesia ortodoxa de las provincias bálticas.

Vista desde la Iglesia de San Pedro

Edificios Art Noveau

Riga es célebre por su impresionante colección de edificios art noveau,construidos en su mayoría entre 1904 y 1914, una época en la que destacó como una de las ciudades más prósperas del Imperio Ruso. La Calle Alberta, es donde los edificios, de claro estilo Art Nouveau, compiten unos con otros en belleza y pureza arquitectónica. Como la zona no sufrió la devastación de otras ciudades alemanas es el lugar donde más edificios de estilo se conservan en toda Europa.

Plaza del Ayuntamiento arriba y cabeza de edificio modernista, abajo

En el centro histórico, uno de cada tres edificios pertenece a este estilo o alguna de sus variantes y en toda la ciudad se cuentan por centenares.  Tal y como os cuento más arriba, la calle más popular para ver este tipo de arquitectura es Alberta iela, con 8 edificios protegidos (números 2, 2a, 4, 6, 8, 11, 12 y 13), más de la mitad de Mijaíl Eisenstein. Pero quizá una de las fachadas más famosas sea el del nº10b de la paralela Elizabetes iela, obra del mismo arquitecto, con sus enormes caras en lo más alto y su colorido diseño.
Hay un tour de la ciudad para visitar los edificios de Art Noveau. Aquí podéis verlo.
Yo si volviera, lo haría sin duda. Para los amantes de la arquitectura, esta es una ciudad muy bella e interesante.

Edificio de la calle Alberta nº 10

Los Tres Hermanos

Los Tres Hermanos (Trīs brāļi) es el nombre que reciben los edificios que se encuentran en los números 17, 19 y 21 de la calle Mazā Pils, en pleno casco antiguo. Las tres casas están unidas en su interior, aunque cada una pertenece a una época diferente. La más antigua es la del nº17 (hacia 1490) y aún conserva casi todos sus elementos originales. La más bella, sin embargo, es el “hermano del medio” (1646) con una original fachada manierista de época más reciente. El tercer hermano, en el nº21, es de finales del s.XVII.

Los tres hermanos

La Plaza Livu y la Casa del gato

La plaza Livu es un lugar precioso por las construcciones que rodean la plaza, y por la variedad de cafés y restaurantes y terrazas que uno puede encontrar. Tanto en el parque como en las propias terrazas abundan las decoraciones florales, por lo que resulta un lugar muy fotogénico. Además, la plaza está rodeada por varios edificios singulares, como la Casa de los Gatos, de estilo art noveau, en cuyo tejado hay dos gatos negros; el Pequeño Gremio (Mazā ģilde), un pequeño palacete blanco usado para conciertos y otros eventos; el Gran Gremio (Lielā ģilde), justo en frente, destinado a usos similares; o el Mikhail Chekhov Riga Russian Theatre, mayor teatro ruso fuera de Rusia. Por cierto, caminando por el parque encontrarás una réplica de la Cabeza de Piedra.

Resultado de imagen de plaza Livu riga. Qué ver

Plaza Livu, Riga

 

La Casa del Gato es una de las casas más famosas de la plaza Livu. Su historia se remonta a principios del siglo XX, cuando su dueño, que no había sido admitido en el Gran Gremio de comerciantes, decidió mostrar su enfado a través de la figura del gato a punto de atacar. Parece que surtió efecto y el comerciante fue finalmente admitido. Según nos contaron en una tienda de souvenirs, este gato se ha convertido en el símbolo de la ciudad por recordar a sus habitantes que nunca hay que darse por vencido.

Monumento a la Libertad

Construido con donaciones particulares,  fue levantado en el año 1935. Durante la era soviética estuvo prohibido dejar flores al pie del monumento; hoy es un icono de los ciudadanos de Riga, en especial de los jóvenes que lo escogieron como lugar de reunión y festejos. Dado el significado patrio del monumento Brivibas iela (Brivibas piemineklis), sorprende que aguantara en pie tanto tiempo bajo dominio soviético, pero los rusos en vez de tirarlo , intentaron cambiar su significado con polémicas campañas publicitarias como por ejemplo dando a entender que las tres estrellas que alza la estatua en sus manos representaban a los tres países bálticos recién “liberados” por ellos (Estonia, Letonia y Lituania) cuando en realidad el significado original de las tres estrellas nos dice que representan a las tres regiones desarrolladas históricamente en Letonia (Vidzeme, Kurzeme y Latgale).

El monumento es el centro neurálgico de las manifestaciones y desfiles en la ciudad de Riga custodiado siempre por militares a sus pies.

monumento de la libertad riga

Monumento a la libertad de Riga

Artesanía, comidas y alojamiento

Recomiendo que os deis una vuelta por sus tiendas y puntos de artesanía.
De nuevo, tal y como os he comentado en los posts anteriores, las capitales letonas tienen muchísima artesanía, siendo el knitting o tejer a punto uno de sus principales focos. Veréis cientos de tiendas y mercadillos donde podréis adquirir guantes o recuerdos del país totalmente tejidos.

En este caso, entramos a una tienda de knitting, tejer. Todo estaba tejido..hasta la tubería. Una chulada.

En cuanto a las comidas, la comida típica de Riga se parece mucho a la de Alemania, una gran variedad de carnes y condimentos que me recordaron mucho a la del país germano. El precio de la comida y bebida es muy barato, puedes comer un menú en un restaurante típico por unos 6€. Recomiendo probar la repostería letona, tienen infinidad de pasteles riquísimos.

Resultado de imagen de panes jengibre letonia

Uno de los dulces tradicionales en Riga en Letonia son panes de jengibre, presentes en todos los Mercados de Navidad

El alojamiento en Riga es muy variado a muy buen precio. Encontraréis de todo tipo. Si es posible, alojáos en el centro. Aquí podréis encontrar los 10 mejores alojamientos en Riga según TripAdvisor, donde encontraréis todo tipo de precios.

Jurmala, la playa de Riga

Jurmala significa “playa” en letón, y que no hubiera más costa en todo el país.. pero seguramente, esta playa es la más visitada por su proximidad con la capital, Riga. Es una escapada casi obligatoria si hace buen tiempo, pues está sólo a media hora en tren de Riga. Nosotras, incluso con mal tiempo también nos aventuramos a verlo.

Fotos desde el tren, camino de la playa, Jurmala.

Nos pareció curioso ver las estaciones de la ciudad de Riga en pleno invierno; sales del circuito turístico y sientes el transcurrir del día a día. Siempre que voy a las antiguas repúblicas bálticas tengo la misma sensación; la gente me parece que está triste; el frío no ayuda pero hay un aire nostálgico en el ambiente, todo melancolía.

Mujeres letonas en el tren

A Jurmala se llega en media hora en tren desde Riga.
Jurmala es una bonita zona donde los pinos y el verde se dan un fraternal abrazo con largas dunas de arena fina y un mar de agua limpia y poco profunda. Ideal para escapar un día de la ciudad y camuflarse entre los locales con la toalla colgando del cuello y un billete de tren en el bolsillo.

Por las casas que rodean el camino a la playa, se nota que es una zona de veraneo para gente adinerada. También hay hoteles, restaurantes, y en la misma playa abundan los chiringuitos, aunque nosotras los pillamos cerrados por ser invierno.

Casas de Jurmala

Jurmala ofrece hermosas playas de arena blanca que se extienden más de treinta kilómetros.

En la actualidad, la jet-set rusa y letona es la que acude al lugar. Jurmala está repleta de casas estilo Art Nouveau y  hermosas casas tradicionales de madera que componen la ciudad. No es una exageración decir que Jurmala tiene el aire de la costa Brava española, a la vez hermosa y superficial, exclusiva y popular.

Playa de Jurmala

Hasta aquí,  mis andazas por las tierras bálticas. Espero que os haya servido la información. Si queréis leer acerca de los otros destinos de los países Bálticos que visitamos, como Tallín, podéis pinchar aquí.
!Hasta pronto!

 

 

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *