Petra, la ciudad tallada en rosa

Hola Viajer@s,

Hoy nos vamos a Petra, Jordania. Petra significa “piedra” en latín y es la ciudad jordana tallada en rosa y cuna de los Nabateos o pueblo de comerciantes y antiguo pueblo arameo, ​cuya actividad se desarrolló especialmente en la actual Palestina y Jordania.

Aquí estoy posando junto a la fachada del Monasterio en Petra

Petra es casi como una puerta al pasado, al misterio, a lo antiguo.  Lo cierto es que no se puede planear un viaje a Jordania sin hacer una excursión a este sitio tan hermoso que tiene el honor de ser Patrimonio Mundial desde 1985. Sólo caminando por allí uno puede afirmar que ese título vale por cada mota de polvo, cada roca, columna, templo y arte dejado ante nuestra vista a pesar del paso del tiempo, así que he aquí la mejor información práctica para visitar Petra.

La época de mayor esplendor de Petra  abarca del siglo IV a. C. al I d. C. Aquí llegaban miles de personas en caravanas de camellos que desfilaban, iban y venían a esta ciudad a comerciar animales, especias, sedas, y demás bienes. Petra era muy rica, poderosa, pero no fue conquistadora. Eran pacíficos, artistas, meros comerciantes.

Detrás de esta zona calcárea se esconde la ciudad de petra

Estuvo escondida durante cientos de años, hasta que un suizo  apellidado Burckhardt en 1822 se disfrazó de beduino y con engaños logró que le mostratan un pedacito y así la encontraron. Petra es una ciudad de piedra, una ciudad tallada a la perfección, casas, tesorerías, iglesias, monasterios, tumbas, jardines, todo tallado en piedra. Ahora se ha convertido en un desierto, pero en su época contaba con un sistema de recolección de agua que hacia que hubiera canales recorriendo la ciudad, fuentes y bebederos tallados con formas de animales. Todo tallado en una piedra rosa que conforme pasa el día y se mete el sol, cambia de color. Hoy en día Petra es uno de los tesoros más valiosos del Reino de Jordania y además de ser Patrimonio Mundial es también una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo.

Petra es muy conocida por ser  escenario de la tercera película Indiana Jones  y la ciudad perdidaEn el film, en el interior del Tesoro había un centenario cruzado que custodiaba el Santo Grial. Hay muchas referencias a Indiana Jones en Petra y Wadi Musa (la ciudad más cercana a Petra).

Cómo llegar a Petra

Tenemos varias opciones, todo depende de cual sea tu punto de partida.

  1. Si estás en Amman, capital de Jordania, hay muchos autobuses que parten desde las 6:30 am y llegan a las ruinas alrededor de las 10:30 am. Son de la compañía JET Bus. El viaje de vuelta lo emprenden a las 5 pm(aunque sugiero quedarse algún día a dormir en Wadi Musa) y los tickets cuestan 10 JD por trayecto.
  2. También puedes usar los minibuses públicos que van hacia Wadi Musa partiendo desde la estación Mujamaa Janobi. Los viajes son a partir de las 9 am y hasta las 4 pm, mientras que en sentido inverso comienzan a las 6 am y el último servicio es a la 1 pm.
    Es una opción más barata pues cuesta la mitad.
  3. ¿Puedes tomar un taxi? Sí, tanto desde Amman como desde el Aeropuerto Reina Alia y el precio  es de 90 JD si vas en coche y de 130 si vas en van, pro vehículo entero no por persona.

Recinto arqueológico de Petra

Los tickets no son baratos pero amortizas cuanto más tiempo le dedicas a la visita. El ticket de un día  para quienes pasan al menos una noche en Jordania cuesta 50 J.D, el de dos días 55 J.D. y el de tres días 60 J.D.

tesoro-de-petra

Se proponen tres recorridos turísticos en la página web:

Camino Principal, recorre 4 kilómetros y cuesta 50 JD
Camino Principal + Monumento de Sacrificio, recorre 6 km

Camino principal + Monasterio, recorre 8 km.


Tip Viajero

Con dos días creo es suficiente pero el precio del ticket es casi igual para dos y tres días. 
Los tres días sirven para hacer todo el trekking que quieras,; te vas a cansar de subir y bajar montañas, escalar y encontrar rutas perdidas, perseguir bichos. A lo Indiana Jones, que viene muy a cuento porque el caso es que quedamos maravilladas con las dimensiones de Petra: !La ciudad es enorme!

mapa-de-petra

Mapa de Petra. La entrada está en la parte inferior derecha.

El Siq

A día de hoy, los visitantes se acercan a Petra desde el este, a través de un estrecho desfiladero llamado el Siq, que termina de manera espectacular frente a las ruinas del “Tesoro”, o “Al-Khazneh” en árabe.

Vista del tesoro desde el Siq

Al llegar al Siq, el paso estrecho que conduce a la ciudad de Petra, uno no puede hacer más que maravillarse de la naturaleza. El Siq no es un cañón, sino que se fue formando a través de diversos movimientos sísmicos.

Vas caminando por su serpenteante camino como si estuvieras rodeado de los rascacielos de New York, todo el rato mirando hacia arriba durante más de un kilómetro hasta que al fin… llegas al Tesoro.

El Siq no es realmente una garganta, ya que no se formó por la erosión del agua, sino por fuerzas tectónicas que causaron que la montaña de piedra arenisca se dividiese por la mitad creando un profundo y estrecho sendero. Más tarde, el agua de las repentinas inundaciones redondeó gradualmente los afilados bordes de la garganta en suaves curvas.

El Siq

Petra, Jordania

El Siq

Vista del Tesoro saliendo del Siq

El camino a través del Siq serpentea durante 1,2 kilómetros, entre acantilados de arenisca que se elevan 150 metros a cada lado. El Siq no tiene más de 3 metros de ancho en promedio, pero a veces el camino se ensancha lo suficiente como para permitir que la luz del sol entre y caliente el sendero. En otros lugares, se vuelve tan estrecho que uno puede tocar las dos paredes con los brazos extendidos.

A medida que uno se acerca al final del Siq, una delgada franja se hace visible a través de la estrecha abertura. Al salir del Siq, los visitantes pueden tener una vista de asombrosa grandeza… el Tesoro.

El Tesoro

El Tesoro fue construido originalmente como un mausoleo y cripta. La leyenda dice que contiene tantas riquezas que le ha hecho ganarse su actual apodo. El botín se rumorea que está escondido dentro de una urna de piedra en el segundo nivel. Diferentes tribus beduinas locales han tratado de abrir la supuesta urna disparando con la esperanza de romperla y derramar el “tesoro”. Pero la urna es decorativa, de hecho, de sólida arenisca.Obviamente, dentro de esta tumba de un antiguo rey nabateano no hay nada. Sólo un par de espacios enormes, perfectamente cúbicos y vacíos excavados con gran precisión en la roca.

Su fachada está plagada de agujeros de bala. De hecho, la fachada helenística del Tesoro contiene la talla de una urna que está toda agujereada por balas, ya que más de uno intentó abrir la urna a base de balazos, porque creían que era allí donde estaba guardado «el tesoro».
El Tesoro se llama así porque hace siglos se extendió un rumor que decía que los egipcios, al perseguir a Moisés, pararon allí y en ese lugar guardaron sus riquezas (yo alucino con los rumores).   El «tesoro» es sin lugar a dudas de tipo arquitectónico, una muestra de la artesanía del pueblo nabateo que quita el hipo a todos los visitantes.

A la llegada te asaltan muchos beduinos comerciantes para que les compres de todo.

Después del Tesoro seguimos por el camino y vimos que a derecha y izquierda había tumbas excavadas en la roca con gran paciencia y exactitud geométrica. Bajamos andando hasta llegar al teatro romano (también excavado en la roca). A partir del Tesoro hay dos medios de transporte más: el camello que va del Tesoro al teatro romano y el burro que te sube desde el teatro romano hasta el Monasterio, el lugar alto del sacrificio y las tumbas reales.  El tercero a pata.

Para subir a estos lugares hay que andar mucho y subir muchos peldaños tallados en la roca de forma irregular. Yo lo hice andando y mereció mucho la pena.

Subiendo hacia el Monasterio

Sólo el 5% está excavado y a donde mires, por más alto que subas, donde gires la vista sigue habiendo casitas y tumbas talladas en la piedra en la montaña… por ahí, y por allá,  hasta que se te pierde la vista.

Petra, Jordania

tumbas talladas en la piedra

tumbas talladas en la piedra

Los colores de la piedra en Petra son maravillosos.

los colores de la piedra

En el camino hacia el Monasterio, nos encontramos con aldeas de beduinos que aún viven en las cuevas y antiguas casas (o tumbas). Hicimos varios amigos tomando un té con ellos.

Beduinos

El chico a la derecha de la foto me explicó que él todavía seguía viviendo en las cuevas de la zona, que hacía unos años se había construido un pueblo para los beduinos, pero que aún así quedan algunos viviendo en las cuevas.

Me dijo que a veces iba al pueblo para asearse, pero que vivía allí. Le pregunté si en invierno no pasaba frío durmiendo en una cueva, pero me dijo que estaba acostumbrado.

También me dijo que él no había estudiado inglés en una escuela, sino que lo había aprendido a base de ir hablando con turistas. Increíble lo bien que se expresan sin haber leído apenas el inglés.

Tomando el té con los beduinos

También nos topamos con un jeque árabe que estaba tumbado frente a un precipicio para que quien quisiera se hiciera un foto con él. 

El Monasterio

Monasterio, Petra

El Monasterio o Al-Dayr es uno de los monumentos más grandes de la ciudad de Petra, mide 47 metros de ancho por 48.3 de alto.

Tiene un pórtico columnado que se extiende por todo el frontal de la fachada. Como está al final de la ciudad de Petra, por las limitaciones de tiempo de los viajes organizados a Jordania, algunos  turistas se quedan sin la oportunidad de visitarlo, pero todo viajero que se precie y visite Petra tiene que  encontrar tiempo para subir a verlo.

Cuesta esfuerzo subir hasta donde se erige el Monasterio pero merece muchísimo la pena llegar hasta allí. Para llegar al “Monasterio” tendremos que atravesar varias gargantas y barrancos. El ascenso es largo, estará entre la media hora y la hora, según vuestro ritmo. Para las personas que no están en forma o no tengan ganas de hacer un trekking bajo el sol del desierto, se puede alquilar un burro para subir.

 

Petra by Night

Resultado de imagen de petra by nightPetra by night es un espectáculo nocturno que todo el mundo me había recomendado. Yo nollegué a verlo. Sinceramente estaba agotada y me quedé sin verlo. Espero volver algún día y verlo.

Como toda la zona arqueológica de Petra no tiene luz eléctrica, iluminan todo el descenso hasta el Tesoro con lamparitas de papel y velas. En la entrada te piden que apagues el móvil, que dejes las fotos para el final, que estés en silencio y que camines en fila india para no romper con la magia del entorno.

He leído todo tipo de comentarios. gente que dice que esta excursión es una maravilla que no debes perderte y otros la critican sin cesar. No voy a juzgarlo ya que no he estado.

Little Petra

Ve a Little Petra antes de ir a Petra; si no, no te sabrá a nada. Es tan bonito que si no has visto el grande el chico te parece maravilloso.

Foto: A, Polvorinos/ Tawy Tours

Little Petra

A unos pocos kilómetros al norte de la magnífica ciudad nabatea de Petra se esconde la Pequeña Petra. Antaño formaban parte de la misma ruta comercial para las caravanas y servía de refugio a comerciantes y dromedarios que generalmente esperaban aquí para entrar al día siguiente a la gran Petra.

El nombre de Pequeña Petra (s. I D.C.) define a la perfección lo que el visitante va a encontrar: fachadas esculpidas, relieves cincelados de forma magistral, canales de agua, y por supuesto un desfiladero (Siq-al Barid), bastante más corto que el de Petra (2 km.) pero cuya entrada es mucha más estrecha que el Siq de su hermana mayor.

De hecho, es preciso entrar en fila. Es fácil imaginar cómo los comerciantes debían entrar de uno en uno, probablemente pie a tierra, con sus animales por este delgado paso que por las noches se cerraba con una puerta salvaguardando el interior de la ciudad. Pocos lugares ofrecían la seguridad que ofrece la Pequeña Petra.

Little Petra

Little Petra

Alojamiento en Petra

A las puertas de la ciudad antigua de Petra podéis encontrar hoteles como el Crowne Plaza Resort Petra, Movenpick Resport Petra, el Marriot o según presupuestos los baratos Bed and Breakfast, etc.
Sea cual sea la opción es importante que esté cerca de la entrada de la ciudad para poder llegar a primera hora, antes de que entren las innumerables hordas de turistas de los viajes organizados.

Yo no recuerdo el nombre del mío, recuerdo que estaba en el pueblo de Wadi Musa; este es el pueblo cercano a las ruinas de Petra,  pero desde donde no se puede llegar andando. Si podéis elegir, mejor que esté junto al recinto arqueológico.

Hasta aquí, mi relato de esta maravillosa ciudad de la antiguedad.

Espero que os haya gustado mucho. Si queréis leer más entradas de mi viaje a Jordania, pinchad aquí. !Hasta pronto!

 

« | »

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *