Bob Marley y la ideología rasta

Si uno piensa en Jamaica, inmediatamente le viene a la cabeza la imagen del maestro de la música reggae Bob Marley y la ideología rasta.

En Jamaica hay un lugar en la población Nine Miles que debes visitar. Es el mausuleo de Bob Marley, conocido como la tumba de Bob Marley, el legendario músico de reggae. No sólamente es el lugar donde eses enterrado el célebre músico, sino también es dónde nació. Ahí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la tumba de Bob Marley en Jamaica, un lugar de culto para muchos.

Mausoleo de Bob Marley, el Santuario Rastafari

Se ubica en la población de Nine Mile, a aproximadamente una hora y media de distancia de Ocho Ríos. Puede parecer un viaje largo, pero merece la pena si eres un fan de la música reagge. La compañía de autobuses “Zion” ofrece un servicio de transporte entre Ocho Ríos y Nine Mile y es una de las formas más asequibles de llegar al destino. Estos autobuses son fácilmente reconocibles ya que suelen estar pintados con colores muy llamativos y motivos de Bob Marley. También existe la opción de alquilar un 4 × 4 o coche con conductor. Escaparse de Ocho Ríos y sus centros turísticos es una buena opción para conocer la verdadera Jamaica.

Entrada al Mausoleo Bob Marley, Nine Miles. Aparecen referencias del emperador Selassie

Hay que tener en cuenta que el camino hasta Nine Miles no está en las mejores condiciones, la carretera está llena de curvas y cuanto más se aleja de Ocho Ríos más pronunciada se pone. Además es bastante habitual encontrar niños abordando a los turistas pidiendo caramelos o dinero.

El museo está abierto y ofrece visitas guiadas de 9:30 am a 6:30 pm todos los días y cuestan entre 10 y 15 dolares, dependiendo de la temporada.

La visita guiada por el centro de Bob Marley tiene una duración de entre una y tres horas y empieza desde su lugar de nacimiento hasta el lugar de su descanso eterno. merece mucho la pena hacer la visita guiada, ya que el recorrido está acompañada de música reggae.

Entrada al Mausoleo d Bob Marley

Lo primero que se puede visitar en el recinto es una sala donde se pueden encontrar entre otras cosas sus discos de oro y platino, recortes de periódicos, su ropa y fotografías.  Hay un pequeño patio donde varios rastafaris amenizan la visita a los turistas cantando y tocando canciones del Marley.

Los visitantes del Mausoleo de Bob Marley deben ser conscientes de algunas costumbres que rodean el terreno sagrado de Nine Mile. Por ejemplo es posible fumar marihuana en el interior del Mausoleo de Bob Marley, pero hay que quitarse los zapatos pues se trata de un lugar sagrado para muchos rastafari, quitarse los zapatos es un símbolo de respeto. No está permitido hacer fotos en el interior del mausoleo.

Dentro del Mausoleu. En el suelo se lee “Bob Lives”

La casa que ahora es mausoleo es el lugar donde nació Bob. En sus alrededores se pueden apreciar algunas plantas de café y árboles frutales que, en su momento, formaban parte del sustento vegetariano del cantante.

Casa donde nació Bob. El edifico fue declarado Monumento Nacional por el gobierno de Jamaica

Además, se dedica un pedazo de tierra al cultivo de marihuana que Marley utilizaba para consumo propio. La pequeña casa cuenta con tan sólo dos habitaciones pero una enorme leyenda musical habita en sus paredes, e.g. la frase One Love aparece en el marco de la puerta de entrada a su habitación.

https://www.instagram.com/p/BjXx8FMBoyq/?taken-by=barbiegirl_travels_arts

Para poder entrar, es necesario quitarse los zapatos. Automáticamente, la gente queda hipnotizada leyendo todos los mensajes que los fans le han escrito por décadas al Rey del Reggae en las paredes.

Por unos segundos todos disfrutan de recostarse brevemente en la cama y poder estar en contacto con esa almohada de piedra que se mencionaba en sus canciones, fuente de gran inspiración para él.

Esta e la almohada donde componá Bob tumbado

También se llega a ver su pozo y la cocina. Finalmente, el tour culmina con la visita al lugar donde está el cuerpo e Bob. Obviamente, allí no se permite la fotografía con lo que no tengo fotos. La tumba se eleva cerca de 6 metros sobre el nivel del suelo.

Sólo es posible admirar el cuerpo embalsamado que descansa en una tumba. El clima que se vive allí es de una inmensa admiración y respeto por alguien que marcó una huella en la historia de la música.

Bob Marley, Haile Selassie & Marcus Garvey

Príncipe Etiopía Haile Selassie

Pero además del famoso artista, en el corazón de este movimiento hay otro hombre. Se trata de Ras Tafari,  Haile Selassie de EtiopíaEse fue el nombre con el que nació el 23 de julio de 1892 el último emperador de Etiopía, quien al ser coronado adoptó el nombre real de Haile Selassie. Para los rastas, él es Dios (o Jah) encarnado, el mesías redentor. Si venís leyendo el resto de entradas de mi viaje a Jamaica y a Etiopía, habréis podido leer acerca de Haile Selassie, considerado como creador del movimiento rastafari. Aquí podéis leer bastante más del tema.

Unaa tercera figura es Marcus GarveyNunca fue realmente un rastafari pero hoy es considerado uno de los profetas del movimiento, y sus ideas han dado forma a la filosofía rastafari.

Marcus Garvey

La adoración de los rastafaris a Selassie tiene su explicación. El líder del movimiento por la conciencia negra, Marcus Garvey, dijo en 1920: “Miren a África. Cuando se corone un rey negro, el día de la liberación estará cerca”.

Cuando Selassie fue coronado emperador en 1930, 10 años después, muchos pensaron que las palabras de Garvey se habían hecho realidad.

Aquí podéis leer acerca de Garvey, este gran hombre jamaiquino.

Una creencia ampliamente sostenida por los rastafaris es que eventualmente volverán a África, el continente que sus antepasados dejaron hace mucho tiempo, a bordo de barcos, como esclavos. Y bastante seguido, según Erin MacLeod – autora de Visions of Zion: Ethiopians and Rastafari in the Search for the Promised Land– “de vuelta a África” en realidad significa “de vuelta a Etiopía“.

Bob Marley en su canción Buffalo Soldier” narra, según alguna teoría Rastafari,  el peregrinaje de los rastas a la Tierra Prometida.  Otra teoría postula que se podría identificar a estos soldados con los nativos africanos que trajeron de Africa para luchar por EEUU durante las llamadas “Indian wars” o guerras contra los indios Americanos en la época de la colonización.

Fijáos en la letra;

“Buffalo soldier, dreadlocked rasta
There was a Buffalo Soldier in the heart of America
Stolen from Africa, brought to America
Fighting on arrival, fighting for survival..”

Emigración de los rastas a Etiopía

Hace aproximadamente 44 años, poco antes de morir, el emperador Haile Selassie de Etiopía  (1892-1975) fue derrocado. Fue un duro golpe para todos los rastafaris, que lo veneraban como un dios. Y para los rastafaris que habían emigrado a Etiopía, a principios de 1950, la vida repentinamente se les hizo más difícil.

En 1948 el emperador Haile Selassie entregó 200 hectáreas de tierra en Shashamene, Etiopía, a 225 kilometros al sur de la capital, Addis Abeba, a la gente negra de Occidente que lo había apoyado en su lucha con la Italia de Mussolini. Los primeros colonos en llegar fueron judíos afroamericanos, pero pronto se trasladaron a Liberia o Israel. Después de ellos, en 1963, llegaron una docena de rastafaris. Y los números se abultaron aún más después de que Selassie realizara una emotiva visita a Jamaica, tres años más tarde.

Al fin de la Segunda Guerra Mundial, Haile Selassie donó una gran parcela de tierra, en Shashamene, al sur de Etiopía, para permitir el asentamiento de seguidores del movimiento rastafari de las Antillas que quisieran “regresar a su patria” en África. Una comunidad de rastas está establecida aquí.

En 1974, el régimen comunista Dergue derrocó y encarceló a Selassie, que murió al año siguiente y comenzó a purgar todos los vestigios de la dinastía imperial.

La tierra fue nacionalizada, incluyendo la tierra concedida a los extranjeros en Shashamene, y algunos colonos rastafaris huyeron.

Incluso hoy en día, mucho después de la caída del Dergue, Selassie sigue siendo una figura polémica en Etiopía, y muchos miran con recelo a los rastafaris que lo veneran.

Ha habido otros problemas también.

Uno de ellos es “ganja” -marihuana- considerada como una hierba de significado religioso por los rastafaris, que a veces se refieren a ella como la “hierba de la sabiduría” o “hierba santa”.

En Etiopía, por el contrario, se considera como una droga peligrosa, comparable a la heroína o la cocaína.

La policía etíope a veces ataca el asentamiento rastafari en Shashamene en busca de marihuana, a pesar de que el khat, una hoja estimulante ampliamente masticada en el país, es más perjudicial, según algunos expertos.

También es lamentable que la tierra entregada por Selassie a los rastafaris se encuentre en una región poblada por el pueblo Oromo, cuyos integrantes alegan haber sido oprimidos durante años por la comunidad dominante en Etiopía, la Amhara, a la que pertenecía Selassie.

Integración de los rastas en Etiopía

Hoy en día hay únicamente unos 800 rastafaris en Melka Oda, cerca de Shashamene, así como unos pocos en la capital, Addis Abeba, y en la ciudad de Bahir Dar. Pero, ¿cómo ha resultado la vida para ellos en Etiopía?

Los rastafaris han logrado, hasta cierto punto, integrarse con la población etíope local. Algunos se han casado con etíopes, pero en general estas parejas etíopes no han adoptado la fe rastafari.

En Etiopía tener rastas es señal de mal comportamiento y se ve como inapropiado. Además  cualquier etíope que creyera que el rey tenía un origen divino era considerado como “loco”.

“No se parecía en nada a lo que me habían descrito. No es una ciudad rastafari. Tiene 100.000 etíopes y sólo unos pocos cientos de rastafaris, que viven en la periferia,”

Son muchos más los rastafaris que vienen a Etiopía de vacaciones, ya sea para peregrinar una vez en la vida o para estancias regulares.Algunos vienen una vez al año o cada dos años y dicen tener permanentemente ‘un pie en Etiopía'”

Incluso la mayoría de aquellos que viven en el país conservan sus pasaportes estadounidenses o canadienses o británicos para que les sea más fácil viajar al extranjero. Tener doble nacionalidad, es decir, obtener un segundo pasaporte etíope, nunca ha sido posible.

La mayoría de los etíopes aún consideran a los rastafaris extranjeros, o “ferenjoch”

Sin embargo, Etiopía, siempre será la tierra prometida  para los rastas.

Sacerdote Rastafari en Shashamene Etiopía. Detrás, varios de los símcolos de la cultura Rasta e imagen del idolatrado Haile Selassie

Si queréis, podéis leer todos los post de Jamaica pinchando aquí.

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *