Cuatro días en Malta, Gozo y Comino

Buenas viajeros,

Situación de Malta en el Mar mediterráneo, al sur de Sicilia, frente a Túnez y al norte de Libia

Hoy vengo a contaros el itinerario que podéis hacer durante cuatro días en las islas de Malta, Gozo y Comino.

La República de Malta es un archipiélago formado por estas tres islas situadas en el medio del mar Mediterráneo. Malta Gozo y Comino limitan al sur con Sicilia, al oeste con Túnez y al norte con Libia. Actualmente, Malta es un país independiente, miembro de la Unión Europea, con una extensión de 316 kms cuadrados y 413.609 habitantes.

El plan de viaje que os doy es como he mencionado, para hacerlo en tres ó cuatro días, visitando la isla Malta en tres días y dejando Gozo para un excursión de un día. Comino es una pequeña isla que sólo se puede visitar en verano y en mi caso no pude visitarlo por ser otoño la época en la que viajé. Sin embargo, os doy varias ideas de qué es lo que se puede ver.

Archipiélago de Malta

Día 1 en Malta: La Valetta y las tres ciudades

Malta es esa diminuta isla del mediterráneo a menos de 100 kms de Sicilia pero la más grande de las tres. Probablemente ya sepas que Malta  es el país con más densidad de población de Europa. Pero a lo mejor se te escapa algo de la herencia que les dejaron los británicos, de los que se independizaron en 1964: conducen por la izquierda, los enchufes necesitan tres clavijas y aunque hablen inglés usan el euro desde el 2008. Son muy religiosos, la mayoría practica el catolicismo, está prohibido hacer topless y el divorcio es legal desde el 2011.

El turismo en la economía de Malta tiene un gran peso, hay muchísimas escuelas de idiomas, otras tantas de buceo y desde que el gobierno español empezó a dar becas para estudiar inglés los españoles somos una plaga.

Isla de Malta con los lugares que os recomiendo en este itinerario

La Valletta es la capital de Malta y sin embargo una localidad relativamente pequeña, ya que sólo viven en ella unas 7mil personas. Es una ciudad totalmente amurallada que mide poco más de medio kilómetro de ancho.

El nombre de la capital maltesa se puso en honor de Pean Parísot de la Valletta, Gran Maestro de la Orden de los Caballeros de San Juan, que fue el que hizo reconstruir la ciudad una vez consiguieron expulsar a los turcos a mediados del siglo XVI.

La pequeña ciudad de La Valletta (o Valeta) es uno de los lugares más representativos de Malta. La Valletta es una hermosa ciudad barroca, con importantes fortificaciones y gigantescas murallas de piedra. Es una ciudad llena de gente y ambiente en sus plazas, patios, jardines y una gran cantidad de cafés.

La ciudad es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una ciudad llena de arte e historia. La Valeta además tiene edificios contruidos en el siglo XVI, durante la época en la que gobernaba la Orden de San Juan de Jerusalén, también conocida como la orden de los Caballeros Hospitalarios, edificios en los que aún vive gente.

Ubicación de La Valetta y varias de sus ciudades alrededor.

¿Cómo entrar en La Valetta?

Hay varias formas de entrar en este bastión amurallado, si no te alojas en La Valetta:

Una es llegar en ferry desde Sliema, ciudad al norte de la Valetta. Si es así, te hallarás a los pies de las enormes murallas, y antes de eso el trayecto de apenas cinco o diez minutos te regalará una de las postales más famosas de Malta. Desde ese punto, yendo hacia la izquierda, podrás hacer ese primer paseo rodeando sus murallas por el exterior. Si no, puedes internarte directamente por las calles de La Valeta.

La Valeta desde el Mar

Otra es si vienes desde Vittoriosa, de nuevo aproximándote en ferry. Nada más bajarte del barco encontrarás el ascensor Upper Barrakka. El ticket del barco te permite cogerlo gratis, y la subida es genial porque el ascensor es de cristal. Arriba te esperan los jardines del mismo nombre, de los que hablo más tarde.

Aprovecho para comentar que Vittoriosa es una de las tres ciudades de La Valetta (junto a Cospicua y Senglea) y que debo decir que me gustó más que la propia Valetta.  Además, recomiendo perderse en las pequeñas calles de Vittoriosa, ya que la luz del día, al golpear con las paredes de los edificios, crea una paleta de colores especial. Los edificios tienen una arquitectura que nos devuelve a otra época y poseen balcones llenos de flores que le dan más belleza al juego de colores. Por estas razones vale la pena caminar por sus calles. Cospicua y Senglea son bonitas también, aunque mi favorita es Vittoriosa.

Puerto de Vittoriosa. Vittoriosa es una de las tres ciudades que rodean La Valetta

Puerto de Vittoriosa

Y la última, si vienes en autobús o coche, es la entrada más oficial, la de la Puerta de la Ciudad que te lleva directamente a la calle República, la más comercial y animada de La Valeta.

¿Qué ver en la Valetta?

Todo el casco histórico de La Valeta contiene una gran variedad de lugares y sitios interesantes como son el Palacio del Gran Maestre, la Catedral de St. John, los jardines altos y bajos de Barracca, el Museo Nacional de Arqueología, el Museo de Bellas Artes, el pintoresco Fuerte de San Elmo, y una lista tan larga, que necesitaría mucho espacio para enumerarlas. Todos estos son lugares de visita obligada en la ciudad pero todo depende del tiempo del que dispongas.

Sin embargo, y a pesar de que uno se vuelve loco al leer sobre la cantidad de sitios a descubrir en La Valeta, si quieres evitar tener una sobrecarga turística, lo mejor es que te planifiques de antemano lo que quieres ver, si no eres mucho de caminar, ten en cuenta que La Valeta tiene unas cuestas muy grandes y altas.

Cabinas rojas de La Valetta

Personalmente, caminar es siempre de las mejores experiencias para descubrir una ciudad. Hay que callejear y sorprenderte con las viejas cabinas telefónicas y buzones de correos pintados de color rojo, que por un momento te transportan a las islas británicas. Buen momento para recordar que los ingleses estuvieron aquí hasta 1979.

Las minúsculas tiendas donde se venden riquísimos dulces malteses y todo tipo de viandas suelen ocupar un local pequeñísimo, con apenas espacio para entrar, mirar la mercancía y decidir qué comprar.

Calle de la República

Una calle que destaca sobre las demás, Republica Street. Llena de comercios, algún café y alguna pastelería, es la más animada con diferencia. A sus lados te encontrarás con la calle de los joyeros, llena de escaparates con la filigrana típica de los orfebres malteses.

Calle de la República en La Valetta

Nos llovió muchísimo en La Valetta. Estuvimos en el mes de Octubre pero las calles son tan bonitas que la lluvia no nos molestó en absoluto.

En esta calle puedes echar un vistazo dentro de una de estas casas antiguas y recorrer así la famosa y turística Casa Rocca PiccolaNo es simplemente una casa, es un palacio de una familia perteneciente a la nobleza maltesa del siglo XVI. La visita dura una hora, donde además hay un interesante visita a las profundidades de uno de los refugios antiaéreos de la segunda guerra mundial.

Saint John’s Cathedral

Desde la calle República llegas a la catedral de Saint John’s (San Juan).Esta catedral fue diseñada en 1578 por Gerolamo Cassar y antiguamente era la iglesia de los caballeros de la orden de San Juan. Es un lugar que no deberías dejar de visitar ya que ofrece una arquitectura exquisita del período barroco. Se compone por el templo en sí mismo y una parte apartada donde se halla el museo; entre lo más impresionante que puedes observar allí cabe mencionar los mármoles del suelo y la colección de pinturas de Caravaggio, los cuales hacen de este lugar una maravilla.

Catedral Saint John

La entrada a la catedral y al museo tiene un coste de 10€ para los adultos, 7’5€ para los jubilados o estudiantes y es gratuita para los menores de 12 años. El horario de las visitas es de lunes a viernes de 09.30h a 16.30h y los sábados de 09.30h a 12.30h. Los domingos y días destivos permanece cerrada.

Fuerte de St. Elmo

Otro de los imprescindibles y que yo hice fue la visita del Fuerte de St. Elmo. Situado en la plaza de St. Elmo es una de las fortificaciones que sobrevivió al asedio de 1965. Fue construida en 1552 por los caballeros de la orden de San Juan para guardar el puerto de Malta y se ha conservado en magníficas condiciones.

Fuerte St. Elmo

Esta espectacular fortificación es la actual academia de policías, aun así puede ser visitada los domingos a partir de las 11:00 horas (menos en verano: de mediados de julio a finales de septiembre) y es un paseo obligado para los amantes de la historia y la cultura de los sitios que se visitan.
De todas formas, si no puedes visitar su interior porque viajas en una época en la que está cerrada al turismo, te recomendamos hacer una visita exterior; vale la pena y será una experiencia única observar desde fuera la impresionante estructura de este icónico edificio maltés. Cabe mencionar que si eres un apasionado de este tipo de construcciones en Malta encontrarás muchísimas, por lo que disfrutarás de este viaje de una forma inexplicable.

Auberge de Castille

Auberge de Castille

Este castillo está situado a la Castille Place de Valletta y fue el lugar donde se albergaban los caballeros de Castilla, León y Portugal, unos de los más poderosos de la orden de San Juan. Estos caballeros eran los que se encargaban de vigilar la fortificación de la capital de Malta, por este motivo está situado en el punto más alto de la ciudad. Este castillo construido en 1574 por Girolamo Cassar fue dañado durante el asedio francés y también durante la Segunda Guerra Mundial. Para conocer un poco más la historia de los caballeros de Malta es importante visitar algunos de estos sitios, ya que viajar a Malta permite retroceder en el tiempo unos cuantos siglos y observar el pasado desde otra perspectiva. Actualmente este edificio sólo puede observarse desde fuera ya que es el lugar de residencia del Primer Ministro de Malta, aún así vale la pena acercarse para observar su cuidada arquitectura.

Barracca Gardens

Barracca Gardens

Como colofón final a una visita de un día en La Valeta, nada mejor que ver y disfrutar de la puesta de sol sobre las Jardines superiores de Barracca (Barracca Gardens). Perfecto final para un día cargado de lugares turísticos y rincones descubiertos por uno mismo, además de un estómago lleno por la gastronomía local.

Día 2 en Malta: Mdina y Rabat y Marsaxlokk

Medina y Rabat

La catedral de Mdina Para visitar la catedral de Mdina tienes que dirigirte hacia la plaza principal de la ciudad. Esta catedral, construida en el siglo XI y reconstruida en 1693 es uno de los sitios que no debes perderte en Mdina.

La ciudad de Mdina, situada en el centro-oeste de Malta, a unos 15 kilómetros al noroeste de La Valeta. Es conocida también como La ciudad del Silencio y es una de las más espectaculares de Malta; ofrece numerosos sitios para visitar y encantadoras calles que conservan el estilo medieval. Se estima que fue fundada alrededor del año 700 antes de Cristo por los fenicios y, en tiempos de los romanos, fue la ciudad elegida para residir por el gobernador de la isla. Se construyó en un entorno geográfico que permitía una mejor defensa: lejos de la costa y en uno de los puntos más elevados de la isla. 

Medina fue la capital de Malta hasta que se sustituyó por La Valetta en 1570. Mdina, la antigua capital de Malta, cuenta con más de 4 mil años de antigüedad. Se trata de una ciudad de estilo medieval, situada sobre una colina. Sus puertas y murallas son un espectáculo para la vista. El nombre de Mdina le llega de los tiempos en que formó parte del califato Fatimí, antes de ser invadida por los normandos en el siglo XI, tiempos de los que datan los restos de las edificaciones más antiguas que se conservan en la ciudad.

Pese a tantos cambios históricos, el estilo arquitectónico predominante en la ciudad de Mdina es el barroco, debido a que un terremoto en el siglo XVII destruyó buena parte de los edificios de la ciudad. En aquel tiempo se construyeron algunos de los que hoy son los principales lugares que ver en Mdina como la Catedral o el Palazzo Falzon. Mdina es una ciudad amurallada, por lo que no puede crecer más allá de sus muros. Sin embargo, justo al otro lado de la muralla está el pueblo vecino de Rabat, que también ofrece atractivos turísticos interesantes.

Fortificación de Medina

Rabat está justo al otro lado de la muralla y es el típico pueblo maltés, en el que podremos contemplar la tranquila vida de la isla callejeando por su centro. No obstante, lo más interesante de Rabat está bajo tierra, con sus cuevas y catacumbas. Bajo la iglesia de San Pablo se encuentra la Gruta de San Pablo– donde se dice que este santo paró a rezar durante su paso por Malta- y también podemos visitar las antiquísimas catacumbas de Santa Ágata.

Marsaxlokk

Esta zona de la isla no era tan turística a pesar de su cercanía a La Valletta. Pero precisamente este hecho ha provocado que muchos viajeros que buscan el lado más auténtico de la isla lo visiten sobre todo el fin de semana. A pesar de ello, la zona es más frecuentada por los malteses, tanto para ir a las playas como para tomar unas cervezas y comer pescado en alguno de sus restaurantes

¿Cómo llegar?

Desde el aeropuerto no hay más de 5 km de distancia y 11 desde La Valletta, con lo que con un coche podemos llegar en un momento. Los autobuses son, bastante, más lentos, pero es otra opción.

¿Qué ver?

Es un sitio famoso porque de allí provienen las famosas góndolas utilizadas para la pesca en todo el archipiélago, conocidas como Luzzu. Son embarcaciones que aún se utilizan para la pesca del ‘lampuki’, un pez del mediterráneo que se captura entre agosto y diciembre y que representa uno de los vertebrados acuáticos más consumidos en Malta, presente en varias comidas tradicionales.

El nombre proviene de la unión de dos palabras maltesas que son: marsa (puerto) y xlokk (viento siroco) debido a la importante presencia que este viento africano tenía en este rincón. Su excelente ubicación, en medio del Mediterráneo, ayudó a que el sitio ganara popularidad. Fue uno de los primeros asentamientos en la isla y en sus orígenes este puerto se utilizaba como atracadero para las embarcaciones, incluso de flotas de guerra.

Marsaxlokk representa un punto importante en la historia de Malta y en la manera en la que el progreso fue cobrando forma en este archipiélago. En lo que respecta a lo que puedes visitar dentro de este pueblo, no es que haya monumentos especialmente magníficos que ver, pero toda la urbanización es muy bonita y pasear por sus calles es encontrarse con una magia y una energía muy cálidas. La calle principal de Marsaxlokk, situada frente al mar, ofrece un precioso paseo en el que podrás observar las numerosas barquitas de pescadores encalladas junto a los diversos muelles y oír el movimiento de la costa.

Puerto Marsaxlokk

Otra razón por la que vale la pena visitar Marsaxlokk es su comida. Se trata del sitio donde se come el mejor marisco de toda Malta; así que si eres una persona que le gusta saborear este invertebrado marino, este sitio te dejará satisfecho. Sin duda, ni el precio ni la calidad del pescado y del marisco es comparable con los ofrecidos en otros puntos de la isla.

Cada domingo por la mañana, Marsaxlokk se convierte en el mercado de pescado de Malta. Los puestos se erigen a lo largo del muelle y en ellos los pescadores venden sus capturas. Este mercado se ha vuelto tan popular entre turistas y lugareños que ha ido creciendo y extendiéndose a lo largo de todo el puerto. A día de hoy (aparte de pescado) también se comercian otros productos tales como ropa, zapatos, comida, antigüedades, libros y recuerdos.

Cerca de Marsaxlokk hay varias playas que están cerca, por ejemplo la pequeña y coqueta St Peter’s Pool, St George’s Bay o St Thomas Bay.

Consejo Viajero:

Te recomiendo que aproveches la oportunidad de disfrutar de una comida junto al mar. La mayoría de los restaurantes tienen una terraza en el muelle y desde tu mesa podrás observar el arte de los pescadores: unos extenderán sus redes para dejarlas secándose al sol. 

Puerto Marsaxlokk

Día 3: Popeye Village, Melhiella & Ghadira beach

El “Popeye’s Village” o “pueblo de Popeye” está situada en Anchor Bay, al noroeste de Malta, cerca de la ciudad de Mellieha y es una de las grandes atracciones de la isla de Malta, para regocijo de grandes y pequeños. También conocido como “Sweethaven Village” es un lugar ideal para pasar las vacaciones en familia, un auténtico parque de atracciones dedicado a uno de los personajes de dibujos animados más famosos de la historia: Popeye, aquel marino que se hacía invencible comiendo espinacas, creado por Walt Disney en 1929 que tan popular se hizo a lo largo de varias décadas y que entusiasmó a varias generaciones de niños. La visita al parque de atracciones de Popeye es una ocasión ideal para admirar uno de los mejores lugares de la isla para hacer buceo, Anchor Bay, con sus aguas cristalinas que atraen todos los años a miles de submarinistas de todo el mundo.

El plató de la película “Popeye”

El “Popeye’s Village” es en realidad un plató cinematográfico escenario de la película “Popeye” realizada por Robert Altman y protagonizada por Robin Williams en 1980, y basada en el comic de E.C. Segar. El plató creado por Paramount Pictures y Walt Disney Productions, después se convirtió en un museo al aire libre y en parque de atracciones. Está formado por 19 edificios de madera construidos en 1979 situados en Sweethaven, frente al mar, con madera traída de Canadá y de Holanda, puesto que en Malta no hay bosques. La idea era darle al pueblo típico americano de los años 20. Incluso construyeron un enorme dique en Anchor Bay para proteger el lugar de la fuerza del mar. Allí podrán ver a los famosos personajes del comic de Popeye: Olvia, Bluto, Cocoliso, Pilón…

Popeye Village

Cómo llegar
Lo mejor es a través del coche de alquiler.
También hay
Autobuses a Mellieha Bay
Desde Valleta, bus 42; desde la Bahía de St-Paul, bus 221; desde Sliema/St Julian, bus 222; desde el aeropuerto, bus X1. También hay buses que salen de todos los hoteles de Valletta, Sliema, Bugibba y Mellieha.

Horarios y precios de entrada

09:30 – 16:30 (noviembre, enero, febrero)
09:30 – 17:00 (marzo-julio, septiembre, octubre)
09:30 – 19:00 (agosto y diciembre )
Precio de la entrada: 12 euros (verano) / 9,50 euros (Invierno)

Es curioso visitar este antiguo plató de Popeye, en particular porque el emplazamiento es en un lugar precioso. Pero lo ideal es llevar niños…. Nosotras éramos seis chicas y lo pasamos igualmente bien 🙂

Popeye Village

Popeye Village

Melhiella es una ciudad al norte de la isla se encuentra muy cerca del Popeye Village. Mellieha,  además de sus fondos marinos y de los diferentes centros de buceo con que cuenta, es conocida por tener una de las mejores playas de Malta, de arena, entre ellas, la Mellieha y la Golden Bay.

Mellieha también es conocida por ser uno de los puntos de mayor concentración de hoteles y servicios turísticos de calidad. Una oferta turística que destaca por ser ejemplo de convivencia con el entorno social, natural y rural y con la biodiversidad que le rodea.

Ghadira Bay es otra de las playas del norte que merece la pena visitar. En este caso es una playa kilométrica de arena blanca. Para mí , esta es mejor que las playas de Malta, por encima de Golden y Mellieha Bay.

Ghadira Bay

En resumen, la ciudad de Melhiella no tiene mucho más atractivo que sus playas, siendo el resto de las ciudades mencionadas mucho más interesantes y bonitas. Aún así, la belleza y cercanía de sus playas la hace un must see en Malta si dispones de un par de horas libres.

Día 4: Gozo & Comino

A la isla de Gozo es fácil llegar en ferry. Es una isla de apenas 30.000 habitantes pero con pueblecitos y playas preciosas como Marsalforn y Rambla. Esta isla es perfecta para ir y volver en el día.

Ferry Malta Gozo

Las islas de Malta y Gozo están comunicadas con una línea de ferry de pasajeros y coches bastante rápida y eficiente que nos permite recorrer la corta distancia entre ambas islas en aproximadamente media hora y por un precio asequible.  Se trata de un ferry de pasajeros bastante grande, con una bodega en la que se transportan los coches que hacen el recorrido entre ambas islas y una cubierta para pasajeros.

El Ferry de Malta a Gozo sale del puerto de Cirkewwa, en el norte de la isla de Malta. Desde La Valeta son algo más de 30 kilómetros de distancia y aproximadamente 45 minutos en coche -algo más de una hora si vamos en autobús-.

La entrada en Gozo por el puerto de Mgarr es especialmente bonita.  Mgarr se encuentra a seis kms de Vitoria, la capital de la isla.

El ferry Malta Gozo pasa muy cerca de la isla de Comino, así que también podremos verla desde el barco. Aunque el recorrido es corto, dentro del barco hay una cafetería con precios razonables que nos permitirá tomar alguna bebida fría o caliente y algo sencillo de comer. Si llevamos nuestro coche, el precio de embarcarlo por trayecto es de 20,95 euros (incluyendo a su conductor).

Hay conexiones de barco entre Malta y Gozo durante las 24 horas del día, si bien de madrugada hay menos salidas. En las horas centrales del día, tanto en temporada alta como baja, hay salidas de barcos cada 45 minutos. La única diferencia es que, en los meses de invierno, las frecuencias se reducen a partir de las 7 de la tarde, mientras que en verano se mantienen algunas horas más.

Entrada a Gozo por el puerto de Mgarr

Podéis consultar los horarios del ferry Malta Gozo en este enlace de la compañía Gozo Channel.

Para ir en autobús desde La Valeta disponemos de las rutas 41 y 42, que nos dejarán en el mismo muelle de embarque. Si salimos desde zonas con más hoteles como Sliema o St Julian’s, también tenemos una ruta de autobús directa hasta el puerto de Cirkewwa sin tener que cambiar en La Valeta o en algún otro punto de la isla  -la 222-. Desde el aeropuerto, también, la ruta X1 nos lleva directamente al ferry Malta Gozo.

Se puede decir que Gozo permanece algo más auténtica que Malta, además de mas pequeña y más verde, pero del azote de los turistas que la visitan en excursiones de un día no se libra nadie.

Trayecto en el barco. Al fondo, Comino

En Gozo viven apenas unos 30.000 habitantes, de los que una tercera parte está en la capital, Victoria, la única población de la isla a la que se le puede considerar, con mucho optimismo, una ciudad. El resto son, básicamente, pequeños pueblos separados entre sí tres o cuatro kilómetros en los que predomina la piedra caliza de color ocre y las casas bajas.

Vitoria

Victoria -también conocida como Rabat por los lugareños- es la capital de la isla de Gozo y la única ciudad de referencia de una isla con pequeños pueblos y un ambiente rural y tranquilo. Toda la vida comercial y económica de la isla pasa por ella y también será el centro de nuestra visita.

Vistas de Victoria y parte de la isla de Gozo desde la Ciudadela.

La mayor atracción turística que ver en Victoria es la Ciudadela. Está situada en el centro de la ciudad y se estima que en la zona hubo asentamientos habituales desde los tiempos neolíticos. Posteriormente pasaron por allí fenicios y romanos y el complejo actual data, en parte, de los tiempos del dominio de la Corona de Aragón y de los Caballeros de la Orden de San Juan de Malta.

La ciudadela ha tenido un carácter defensivo ante diferentes asedios y batallas, aunque hoy queda como un atractivo turístico de Victoria. En su interior podemos visitar su perímetro amurallado, desde el que se tienen grandes vistas de toda la isla. También se encuentra allí la Catedral barroca de la Asunción y su museo catedralicio. La Catedral de Gozo destaca por sus frescos en el techo.

Fuera de la Ciudadela, es agradable callejear tranquilamente por las calles estrechas de la parte más antigua de Victoria. Varias mañanas hay mercado callejero en el centro de la localidad que concentra a bastantes lugareños,

Marsalforn

Desde Victoria hay varias posibilidades para disfrutar de la isla. Las pocas playas de arena que existen, con alguna localidad que se ha convertido en pequeño centro turístico como Marsalforn, están al norte. Gozo es también un paraíso para los submarinistas, con varias zonas especialmente recomendadas.

Marsalforn es uno de los resort más populares de la isla. En verano está pletórico de vida, cuando cientos de familias de Malta y Gozo llegan allí para pasar los meses de calor en la costa, y visitantes extranjeros llegan para recibir una revitalizante dosis de sol y mar. Marsalforn es un lugar muy popular entre los aficionados al buceo, donde pueden escoger entre diversas academias de buceo y sitos para bucear. En el pueblo hay también numerosos restaurantes, bares, apartamentos y hoteles.

Acantilados de Dwerja y la Ventana Azul

De lo más llamativo, en  destacan los paisajes naturales de la zona de Dwejra, en el oeste de la isla. Se trata de un paraje natural- apenas hay unos cuantos refugios de pescadores- con unos bonitos acantilados en los que el mar ha ido creando algunas formas curiosas.

Acantilados de Dwejra

Muy cerca se erigía la famosa Ventana Azul, que fue destruida por un fuerte oleaje el 8 de marzo de 2017.

En 2013, un estudio geológico concluyó que si bien la erosión estaba afectando a la Ventana, duraría todavía décadas. Pero en enero pasado, una gran losa en la base de los acantilados se rompió por un fuerte oleaje, lo que dejó ver la fragilidad de la estructura.

Este puente natural de roca, formado por los golpes del mar durante milenios en la piedra caliza, era un gran atractivo turístico de Malta, que sirvió de escenario en la primera temporada de Juego de Tronos, como escenario de la boda entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo.

 

Ventana azul de Gozo, recientemente destruida por el oleaje.

Comino

Llegada a Comino en el ferry que va de Malta a Gozo

Situada entre la isla de Malta y la isla de Gozo, la isla de Comino posee una magia y belleza que recae en sus impresionantes paisajes y en la tranquilidad de la zona, prácticamente desierta.

Se trata de un lugar declarado santuario ornitológico, por la inmensa variedad de aves que la habitan, y reserva natural, por la abundancia de especies vegetales que la caracterizan, entre ellas el comino, planta que le da nombre a la isla más paradisíaca de todo Malta.

Además de la casi ausencia de construcciones y presencia humana, lo que destaca en la isla de Comino son las cuevas, acantilados repletos de grutas, bahías e increíbles playas de fondos de película y aguas azul turquesa.

Lo más conocido de Comino es el Lago Azul o Blue Lagoon

Existe un lugar entre la isla de Comino y el deshabitado islote de Cominotto cuyo encanto no pasa desapercibido entre las -relativamente- pocas personas que lo visitan. Se trata de la Laguna Azul o, como se le conoce allí, Blue Lagoon.

Se trata de toda una laguna colmada de criaturas marinas exóticas y fondos azul turquesa, ideal para practicar snorkel, dar un paseo en barca o disfrutar de un baño inolvidable.Nosotras no pudimos verlo bien por ser Octubre la fecha en la que viajamos y porque los ferries no paran en este lugar más que en verano. Estoy segura que debe ser un lugar maravilloso en verano.

Fotos varias de la isla de Comino

La calidad de sus aguas cristalinas hace que Blue Lagoon sea un hábitat maravilloso para una fauna y flora marina compuesta por cientos de especies. La excelente temperatura garantiza un rato muy agradable para los buceadores que no quieren perder la ocasión de ver este mundo.

Para visitar este paraje natural, es aconsejable llevar consigo bebida y comida y, por supuesto, una bolsa o mochila para guardar los residuos y no contaminar tal preciado lugar de la isla de Comino. Sin embargo, en la zona hay algunos restaurantes pequeños que abren en temporada alta, así como la posibilidad de alquilar hamacas por 5 € aproximadamente

Hay muchísima información en Internet de Malta que no puedo recoger aquí pero os invito a que leáis este link para completar los datos que os doy.

Espero que os haya servido esta entrada si en algún momento viajáis a esta curiosa isla del Mediterráneo. Si queréis leer más entradas de escapadas de las que voy hablando por islas del Mediterráneo, podéis pinchar aquí.

!Hasta pronto!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *