Asilah, la Medina del Atlántico

Buenas viajeros,

Seguimos con Marruecos, un país apasionante lleno de lugares increíbles por conocer. Si vais a las ciudades del norte, como Tánger o Chaouen, os recomiendo visitar Asilah, la medina más bonita del Atlántico.

Maravillosas las calles de la Medina de Asilah

Introducción

ArcilaArzila o Assilah (en árabe أصيلة Aṣīla) es una ciudad situada en la costa atlántica del norte marroquí, a unos 46 km al sur de Tánger, y unos 110 km de la ciudad española de Ceuta. Cuenta con una población de unos 2821 habitantes (censo de 2014). Se encuentra en una llanura junto a una colina que bordea el mar.

Conquistada por los árabes en el 712, en 1471 fue reconquistada por los portugueses, que la fortificaron convirtiéndose en un centro comercial en la ruta del oro sahariano.  Pasó a manos del rey Felipe II de España tras la unión con Portugal (1580), regresando la ciudad a manos de los saadíes en 1589. En 1860 coincidiendo con la primera guerra de África fue bombardeada por la Armada española.  En 1912 pasó a formar parte del Protectorado Español de Marruecos, situación que se mantuvo hasta 1956.

Cómo llegar a Asilah

Os recomiendo que lo hagáis por libre: no hay ningún misterio y podéis llegar con taxi y a buen precio. Además, si váis por libre, el viaje es mucho más barato, diverto y no os preocupéis….. ¡Marruecos es un país totalmente seguro!

Desde Tánger (46 kilómetros):

  • En el autobús Alsa N1 (sí, también hay Alsa en Marruecos) por 7 dirhams marroquís.
  • En el autobús que sale desde la estación de buses de Tánger por 10 dirhams.
  • En tren, por 18 dirhams. Echa un vistazo a los horarios en la página web oficial de trenes de Marruecos.
  • En Grand Taxi, los taxis compartidos. Es, sin duda, una de las mejores formas para moverse por Marruecos. El precio del taxi compartido desde Tánger a Asilah es de 20 dirhams por persona.
  • En taxi privado. En mi caso yo viajé con nuestro taxista Yassir, con el que acordamos un precio muy económicopara todos los destinos a los que fuimos.  Si necesitas un taxista profesional, puedes ponerte en contacto conmigo y te facilito su teléfono.

Desde Tetuán (100 kilómetros):

  • En bus SupraTour por 35 dirhams.
  • En Grand Taxi. No hay muchos Grand Taxis desde Tetuán a Asilah, ya que lo normal es ir desde Tánger

El camino entre Tanger y Asilah tiene unas vistas fantásticas de la costa atlántica. Hay kilómetros y kilómetros de playa. Os hablaré de los lugares como Cabo Estartel y la Gruta de Hércules, en el camino de Tánger a Asilah en otra entrada muy pronto.

Aquí estoy posando en una de las calles y patios de la Medina de Asilah

Qué ver y hacer en Asilah

Se trata de un pueblo muy turístico con una bonita playa. La población de Asilah es de unas 12.000 personas. Población que aumenta hasta 100.000 en la época de verano.  Hay varias cosas que visitar; la puerta de acceso a la Medina ( Bab Al Kasba), su Torre defensiva (Borj Al Kamra), las pintorescas callejuelas de su Medina, las murallas que rodean la ciudad, la Gran Mezquita (ubicada nada más entrar en el pueblo) y preciosos murales pintados por artistas en las paredes.

Asilah es una ciudad esencialmente residencial. También alberga los negocios de muchos artesanos que te ofrecerán sus bonitos productos fabricados a mano.

Medina de Asilah

La medina está formada por casas blancas muy limpias y silenciosas con pinturas murales muy coloristas. El enlosado de las calles es obra de artistas locales. Arcila es hoy día conocida por sus largas playas de fina arena, por los festivales internacionales, su fórum y universidad, que se desarrollan en verano, animando sus calles, atrayendo a numerosos artistas, periodistas, pensadores y políticos de todo el mundo.

Su actividad económica se basa en el turismo, extendiéndose la ciudad hacia el norte con un amplio paseo marítimo, frente al puerto que llega a la playa situada al norte de la ciudad. Son famosos sus restaurantes de pescado, algunos regentado por españoles, y su cuidada medina. Muchas casas de su medina están en manos de extranjeros o se dedican al alquiler. El puerto, reformado, es de uso mixto turístico-pesquero.

Maravillosas las calles de la Medina de Asilah

En Asilah hay ciertos lugares que no te puedes perder, pero el más sabio de los consejos que te puedo dar para visitar Asilah es que te pierdas por su medina. El pueblo es pequeño, y casi toda la chicha de la ciudad está dentro de la medina amurallada. No hay plan mejor para visitar las medinas marroquís que dejar el mapa al lado para ir tú descubriendo los lugares por tu cuenta.

En Asilah encuentras una de las medinas más bonitas del norte de Marruecos. La medina es bastante pequeña, pero con casas blancas y azul marino, flores en los balcones, murales, puertas monas.

Maravillosas las calles de la Medina de Asilah

A diferencia de otras medinas de Marruecos, la medina de Asilah no me pareció nada agobiante. Cosa que a veces se agradece. La entrada a la medina se realiza por una de sus tres puertas, siendo la entrada principal la puerta de Bab Al KasbahNada más cruzar la puerta llegarás a la plaza más importante de la medina.

Justo a la derecha de la puerta Bab Al Kasbah está la torre defensiva Borj Al Kamra, blanca e impoluta.

Torre defensiva Borj Al Kamra, a la entrada de Assilah

Nos dejamos perder por sus calles, estrechas y antiguas y con algunas tiendas. Asilah nos pareció un pueblo mucho más limpio y mejor cuidado. En cierta manera, sus casas, de estilo árabe, todas residenciales y pintadas de blanco y azul únicamente, aunque con algunos murales, nos recordaba el aire mediterráneo de Ibiza.

Mural de Asilah

Mural de Asilah

Entrada a galería de arte Asilah

En Asilah también podéis aprovechar para compraros recuerdos varios. Tiendas de souvenires no faltan en Marruecos. Podéis encontrar hasta ropa de marca falsa. Tened en cuenta que la principal actividad económica de este lugar es el turismo.

Encontrarás rincones preciosos llenos de color donde sacarte una foto para el recuerdo, además de las clásicas puertas marroquíes, siempre presentes vayas donde vayas.

Es innegable el sentimiento de tranquilidad que transmite Asilah con sus casas pintadas de blanco, y el misterioo silencio que reina en las calles. No se oía un alma. Poco se parecía a la caótica Medina de Tánger; aquí no había zocos, olores a especias, ni el bullicio de ésta en general.

Aquí estoy yo caminando por la Medina de Asilah

Mirador de Caraquia

Finalmente, tras haber caminado un buen rato por las calles espléndidas de Asilah, llegamos a uno de los extremos de la Muralla, el increíble Mirador de Caraquia. El Mirador de Caraquia es un lugar maravilloss y al que os recomiendo ir.

Si recorres el pueblo hasta el final te encontrarás con una zona de mirador donde se reúne gran cantidad de gente al atardecer para presenciar el espectáculo de la puesta de sol.

Así que no dejéis de disfrutar de este lugar tan único, donde podréis sentaros y sentir la calma y harmonía, mientras os quedáis maravillados con las vistas hacia el Atlántico. Ver atardecer desde el Mirador de Asilah tiene que ser increíblemente bello. El mirador está en el espigón que hay justo al lado de la torre Borj KrikiaActo seguido del atardecer comenzará la llamada al rezo. Se oye sin problemas desde aquí. Sin duda el momento es más que mágico.

Foto de la Medina desde la muralla que da a la playa, cerca del mirador de Caraquia, en Asilah

No pudimos pasar al mirador porque estaban las aguas muy revueltas y había viento, con lo que el miradorse cerró. Sí pude hacer la foto de arriba aunque las mejores fotos de la muralla de la medina se sacan desde el mirador; a continuación podéis ver el paisaje que ves desde este mirador. .

Foto del mirador de Caraquia, extraída de la web Descubre Marruecos

Dónde comer

En mi opinión, más vale que paguéis un poco más, y comáis en algún lugar más decente, como en Casa Pepe, donde podéis comer pescado, paellas, etc, y los demás que están en la entrada principal de la Medina, y que parecen más curiosos. Eso sí, en Casa Pepe se sirve comida española, a un precio medio-alto, así que si lo que buscáis es comer algo típico marroquí, !este no es vuestro lugar! Además, !aquí podéis encontrar vino y cerveza!

Carta de pescado de Casa Pepe, Asilah

La Playa de las Cuevas

Asilah es lugar de playa, mar y surf.  Las playas que hay en el propio pueblo de Asilah me gusta, pero todo el mundo recomienda ir a Paradise Beach, la Playa de las Cuevas, una playa imprescindible que ver en Asilah.

que ver en asilah

Foto de la Playa de las Cuevas en verano

Se puede llegar a la playa en taxi por 200 dirhams. Si encuentras a alguien que quiera compartir taxi contigo te puede salir mejor la jugada. Puedes coger el taxi directamente en la parada de taxis que hay en la puerta principal de la medina. El trayecto es de unos quince minutos, siendo el tramo final un camino de cabras. La playa es amplia, con oleaje, está situada entre acantilados y está perfectamente adaptada al turismo. Perfecta para darte un chapuzón y estar un rato en ella.

Larache

A 48 kilómetros al sur de Asilah  y a 85 km de Tánger está Larache, otro de los lugares imprescindibles en la zona. No estuve por falta de tiempo, pero es una opción ineludible si vas a continuar el viaje en dirección al sur de Marruecos, Rabat o Casablanca. Larache es una ciudad teñida de blanco y azul, una ciudad portuaria ubicada en la zona noroeste de Marruecos. Conserva muchísimas huellas de su pasado español. Son imprescindibles la Medina y la Plaza de la Liberación. Es una parada ineludible en elrecorrido Rabat-Tánger o viceversa.

Es uno de los ejemplos claros de lo que fue el protectorado español en Marruecos. Fundada en el año 800, fue ocupada por los portugueses y convertida en refugio de piratas. En 1610 la conquistaron los españoles y después de estar bajo el mandato del sultán volvió a ser española en 1912, hasta la independencia del país. Su kasbah parece querer adentrarse en el mar con un ambiente muy tranquilo  y mientras la ciudad vieja es típicamente árabe, las casas de la ciudad son de estilo andaluz y colores blancos y azul cielo. Con tantas invasiones, está claro que las fortalezas marcan esa parte de su historia. La medina, a la que se entra por el Bab Kasbah, está marcada por las empinadas calles de su zoco.

Plaza de la Independencia, Larache

Plaza de la Independencia, Larache

Espero que hayáis disfrutado de esta entrada. Asilah es realmente un lugar donde  dar una vuelta si estais en Tánger. En breve seguiré escribiendo más entradas respecto a está zona de Marruecos.

Desde aquí podéis leer el resto de entradas de mi viaje por Marruecos.

!Hasta pronto!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *