Colmar, escenario de un cuento de Navidad

!Hola viajeros!

La ciudad alsaciana de Colmar es el escenario perfecto de un cuento de Navidad.
Situada cerca de Estrasburgo, al pie de la cordillera de los Vosgos y en la frontera entre Francia y Alemania, es una de las localidades más visitadas de la región, sobre todo en Navidad, cuando despliega toda su belleza gracias a los miles de luces que la adornan.

Introducción

Colmar es una localidad pequeña de la región de Alsacia. Probablemente sea la ciudad más importante de la región (y la más bonita) después de la capital, Estrasburgo. Para que te hagas una idea cuenta con 70.000 habitantes y el centro de la ciudad es más bien pequeñito.

Colmar es famosa todo el año por su iluminación nocturna; 1.100 puntos luminosos controlados por ordenador que se distribuyen por la ciudad permitiendo una iluminación nocturna espectacular que cambia en intensidad y color. Las iluminaciones tienen lugar a la caída de la noche: durante todo el año, los viernes y sábados, así como todas las noches durante los acontecimientos importantes de la ciudad como son el Festival Internacional de Música Clásica, la Feria Regional de los Vinos de Alsacia, y la época navideña.

Colmar y el cuento de Navidad

L’Ancienne Douane iluminada de noche. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Colmar y el cuento de Navidad

Casas al final de la Grand Rue de Colmar iluminadas de noche. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Cómo llegar

Para visitar Colmar y en general toda la Alsacia, deberéis volar hasta el aeropuerto de Basilea Mulhouse Friburgo, que se encuentra a 40 minutos de Colmar. Si venís desde la Selva Negra en Alemania, debéis volar hasta el Aeropuerto de Baden Baden algo más alejado de Colmar, a 1 hora y 40 minutos.

La mejor forma de recorrer la Alsacia es en vehículo de alquiler. El coche os dará mayor autonomía para visitar Colmar y los distintos pueblos de la región. Si queréis organizar un viaje por la Alsacia, en el siguiente link os hago un resumen de las localidades más bonitas y lo principal que hay que tener en cuenta y visitar en unos 5 días.

Viajar a la Alsacia en Navidad

Dónde aparcar

Al llegar a Colmar puede ser un problema aparcar, sobre todo si viajáis en Navidad o temporada alta. Yo os recomiendo el parking gratuito de Comédie De l´Ests (Centro Gramático Nacional), a solo 8 minutos a pie del centro.

También podéis optar por los aparcamientos de pago; Mairie, Rapp, Lacarre, St. Josse, Gare, Scheurer, St. Eloi, Haslinger y l´Est. Si te fijas en el mapa que os pongo a continuación, podréis ver los parkings que hay en la ciudad, muchos en el centro de la ciudad, como en la misma plaza de la catedral. Podéis verlos en el mapa.

Nosotras aparcamos en el parking contre-allée Bruat, fuera del centro histórico pero a sólo 10 mins camninado de la Petite Venise.

Qué ver

La ciudad ofrece mucho para ver, tanto que se nos quedó muy corto el día que visitamos la ciudad. Quizás 1 día y medio es lo ideal para ver la ciudad con calma.

Aquí os dejo lo imprescindible:

Plaza de la Catedral San Martín

Colmar y el cuento de Navidad

Plaza de la Catedral. Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

De entre todas las plazas que ver en Colmar la más grande es la Place de la Cathedrale, un lugar situado en el corazón de la ciudad y donde se ubica la Colegiata de San Martín, una de las iglesias góticas más importantes de toda Alsacia.

Esta iglesia construida en el siglo XII tiene nada menos que 78 metros de largo por 20 de ancho, con una gran torre de 70 metros de altura. Es tal su magnitud que durante la Revolución Francesa adquirió el sobrenombre de «Catedral».

En su interior no encontraréis demasiadas riquezas ya que un incendio en el siglo XVI, la Revolución Francesa y otras circunstancias determinaron la perdida de buena parte de su patrimonio.

Place des Dominicains

Al acceder al centro desde Place Unterlinden os encontraréis con la Place des Dominicains,  Plaza de los Dominicos,una pequeña y bonita plaza donde se encuentra uno de los templos más importantes que ver en Colmar, la imponente Iglesia de los Dominicos, un edificio construido entre 1289 y 1364 en el que destacan sus impresionantes vidrieras del siglo XIV y la obra maestra de Martin Schongauer«La Virgen del Rosal», un retablo de dos metros de alto de 1473 que representa a una virgen coronada por ángeles, con su niño en brazos, en un jardín de rosas.

Place de Dominicains en Colmar, escenario de un cuento de Navidad . Bajo los tilos están las casetas de Navidad. Al lado, tenemos la iglesia de los Dominicos, Foto de Barbiegirl Travels Arts

Colmar y el cuento de Navidad

Place de Dominicains, Colmar. Bajo los tilos están las casetas de Navidad. Al lado, tenemos la iglesia de los Dominicos, Foto de Barbiegirl Travels Arts

Rue de Marchands

Colmar y el cuento de Navidad

Maison Pfister, en la rue des Marchands. Colmar Foto de Barbiegirl Travels Arts

Sin duda alguna la calle más importante que ver en Colmar es la Rue de Marchands. Se trata de una larga y estrecha vía donde encontraréis edificios tan importantes y representativos como la Maison Pfister, una de las construcciones medievales de estilo gótico más pintorescas de la ciudad que debe su nombre a la familia que residió allí entre 1841 y 1892, o el Weinhof, ubicada en número 14 y que es una de las edificaciones más antiguas de Colmar, localizada en un almacén medieval que perteneció a las monjas del convento de Unterlinden.
Al final de la calle, justo en la esquina, podréis realizaros una foto en uno de los lugares más instagrameables que ver en Colmar.

Colmar y el cuento de Navidad

Las casas con luces de Navidad tan famosas de Colmar. Aquí estoy posando con mi amiga María y el bordado de las casas, Foto de Barbiegirl Travels Arts

Os dejo la foto de otras fachadas de casas y tiendas que vi en la ciudad y me encantaron:

Fachada de tienda de Navidad en Petit Venice, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En la Rue des Marchands, Foto de Barbiegirl Travels Arts

Place de l’Ancienne Douane

Place de l´Ancienne Douane, Colmar,escenario de un cuento de Navidad. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Frente a esta esquina de la calle Rue de Marchands, encontraréis la Place de l´Ancienne Douane que es de entre todas las plazas que ver en Colmar de las más bonitas . Recibe su nombre del Koïfhus, el edificio de la antigua aduana del s. XV a través del cual se accede a este lugar.

En esta plaza, además de un precioso canal que la atraviesa, encontraréis una escultura de Bartholdi: la fuente Schwendi  (1898). El General Schwendi (1522-1583) según la leyenda fue quien introdujo una variedad de vino Tokay en la Alsacia.

Símbolo de ruta de la ciudad con la imagen de la Estatua de la Libertad, del escultor Bartholdi, nacido en Colmar

Frédéric Bartholdi fue uno de los habitantes más conocidos de la ciudad. Fue el famoso artista que esculpió la Estatua de la Libertad.

En la oficina de turismo, sito en la Place de Unterlinden, os proporcionaran planos turísticos, y además os indicarán distintas rutas a pie en las que tendréis que seguir un triángulo dorado en el suelo con la imagen de la Estatua de la Libertad, obra de Frédéric Auguste Bartholdi,

Barrio Curtidores

Junto a Place de l´Ancienne Douane, concretamente en Petite Rue des Tanneurs, se encuentra una de las zonas más curiosas que ver en Colmar, el Barrio de Curtidores, una estrecha calle con sobrias y altas viviendas edificadas entre los siglos XVII y el XVIII en cuyos áticos los artesanos secaban las pieles.

En esta zona es donde vivían los curtidores. Este sector se benefició de la ley Malraux para ser restaurado entre 1968 y 1974. La mayoría de los edificios son las residencias de los curtidores de los siglos XVII y XVIII. Son estrechas, profundas y altas con entramados en cada planta. No tienen cimientos ni sótanos y descansan sobre una base de piedra. Los tejados tienen muchos nichos donde secaban las pieles que preparaban en el arroyo cercano.

Rue des Tanneurs, en el barrio de Curtidores en Colmar, escenario de un cuento de Navidad. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Rue de la Poissonnerie

Hacia el lado opuesto, se encuentra la Petite Venise. Antes de llegar nos encontramos la bella Rue de la Poissonnerie con sus preciosas y coloridas casas de pescadores de entramado de madera.  El muelle de la pescadería, línea de casas con entramados tradicionales que bordea el río Lauch. La mayoría eran las residencias de los barqueros y pescadores del barrio.

Rue de la Poissonnerie, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Rue de la Poissonerie. Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Si salís por la puerta del Mercado Cubierto que da a Rue des Écoles, os encontraréis con un pequeño puente que atraviesa un canal. Desde este lugar podréis fotografiar la que quizás sea la calle más característica

Petite Venise

Colmar es también denominada «La Petite Venise» debido a los canales que surcan buena parte de la ciudad y por los que también se puede ir en barca. Otro de los motivos por los cuales es célebre es por ser el pueblo donde se localiza el famoso cuento de «La Bella y la Bestia».

Siguiendo la Rue de la Poissonnerie se llega a otra de las zonas más populares, bellas y turísticas que ver en Colmar, la Petite Venise, una zona originalmente habitada por una comunidad rural de viticultores, jardineros y barqueros que se extiende alrededor de la rue Turenne.

La imagen más característica la encontraréis en el pequeño puente de la Rue Turenne que cruza el canal. Una estampa de postal con preciosas casas alsacianas muy fotogénicas ¡Aunque tendréis que dar codazos para sacar una buena foto!

Te recomiendo que callejees por esta zona sin rumbo fijo y que aproveches a sacar un millón tropecientas mil fotos. El mejor lugar para sacar fotos es desde el puente de la calle Rue des Écoles.

Rue des Ecoles, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Rue des Ecoles, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La Petite Venise de Colmar entre la niebla en una tarde heladora de comienzo de Diciembre 2019. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Mercados de Navidad

La localidad de Colmar, el mejor escenario de un cuento de Navidad, cuenta con nada menos que 5 mercados navideños y !Ojo! cierran a las 19 h.

  • Plaza des Dominicains. Más de 60 puestecillos con productos para decorar tu árbol de navidad o encontrar un regalo navideño original.
  • Plaza Jeanne d´Arc (Juana de Arco). Ideal para comprar productos gastronómicos tradicionales alsacianos como foie gras, galletas navideñas, pan de jengibre, vinos de la tierra…
  • Plaza de l´Ancienne Douane. Sus 50 puestos rodean la fuente Schwendi en pleno corazón del casco antiguo.

    Plaza de l´Ancienne Douane, Colmar,escenario de un cuento de Navidadr. Foto de Barbiegirl Travels Arts

    Caseta rosa que vi en la Place de Douane, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

  • Palacio Medieval de Koïfhus. Para comprar las creaciones de artesanos locales como ceramistas, alfareros, vidrieros, ebanistas, talladores de madera, sombrereros, joyeros… herederos de toda una región amante de la artesanía.
  • Petite Venise. La  “Pequeña Venecia”, es sin duda el paraíso para los niños. Cuenta con carrusel de madera, belén con ovejas y otras especies de animales como conejos, peluches, y algo que parece ser que les llama bastante la atención: un buzón gigante para Papa Noel.

    Mercadillo en la Petite Venise. Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Dónde comer

Restaurante Schwendi

En un lugar inmejorable, en la Place de l’Ancienne Douane, 25 Grand Rue, 68000 Colmar. Comimos un roesti con cerveza por unos 20 eur/pax

Foto de la fachada del restaurante Schwendi, Colmar.

Colmar y el cuento de Navidad

Restaurante Schwwendi, un buen lugar de comida típica donde comimos, Colmar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Colmar y el cuento de Navidad

Restaurante Schwendi Colmar

El roesti está elaborado principalmente con patatas que se fríen ligeramente, se le añaden ingredientes como panceta, pollo, carne, cebolla y queso (el número de ingredientes varía en cantidad y calidad), se pone queso por encima (si lleva algo de queso Munster, mejor que mejor) y se meten al horno para terminar de cocinar y que se gratine el queso.

Ten en cuenta que además Colmar es una de las regiones del  célebre vino de Alsacia, con lo que después de visitar la ciudad puedes hacerte los 170 km de viñedos de la DO de Alsacia, admirando sus valles y visitando bodegas y catando sus famosísimos vinos.

Entre todas las especialidades culinarias, algunos clásicos como el foie gras (inventado en Estrasburgo en 1780), el bæckeofe (plato compuesto de tres carnes marinadas y patatas con vino blanco), la  choucroute, el gallo al vino Riesling, la torta alsaciana, el pain d’épices y el Kougelhopf (brioche azucarado con uvas maceradas en kirsch).

Dónde dormir

Tal y como os he contado en entradas anteriores, es necesario que reservéis alojamiento con algo de antelación ya que alojarse en Colmar está muy solicitado y más en el período de Adviento. Yo os sugeriría alojaros en un apartamento aunque depende mucho de vuestras necesidades, presupuesto, etc. Por eso lo mejor es que busquéis alojamiento es www.booking.com

Hasta aquí mi post acerca de la localidad de Colmar, escenario de un cuento de Navidad. No hay lugar en toda Alsacia que se asemeje a esta población en cuanto a vivir la Navidad con tanta intensidad y todos los sentidos. Si queréis seguir leyendo acerca de mercados navideños y localidades de La Alsacia, podéis pinchar Aquí. Si quieres leer acerca de todos  mercados navideños a los que he viajado, pincha en este link

Hasta pronto

 

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *