Tirana, la desconocida capital albanesa

Buenas Viajeros,

«Tirana, la desconocida capital albanesa» es el título del post de hoy. Tirana no es una ciudad monumental, ni conserva grandes edificios históricos, ya que el comunismo arrasó buena parte de su herencia patrimonial. Aún así, rezuma un encanto muy especial, además de ser uno de los países más desconocidos y baratos de Europa, si no el más barato. A la ciudad hay que dedicarle al menos un día o dos para conocerla un poquito.

Cómo llegar a Tirana

Actualmente, no existe ninguna combinación aérea directa desde los aeropuertos españoles, por lo que lo normal es volar a al aeropuerto de Tirana con escala en Italia, Alemania, Grecia, Turquía o Eslovenia, entre otros. Yo hice escala en Frankfurt con Lufthansa y volé en Mayo 2021, cuando las rutas aéreas estaban aún muy afectadas por la pandemia y se sufría muchísimos retrasos y cancelaciones.  Lo mejor es que consultes las mejores opciones disponibles en la web de Skyscanner. 

Una vez en el Aeropuerto Internacional Madre Teresa de Tirana, a sólo 20 kilómetros del centro de la ciudad, puedes dirigirte al centro de Tirana en los autobuses Rinas Express que, en poco más de media hora. Te dejarán muy cerca de la plaza Skanderbeg por un módico precio de 2 eur.  Además del aeropuerto, el hospital y una plaza principal de la ciudad llevan su nombre. A pesar que Teresa de Calcuta nació en Skopje (Macedonia del Norte), es considerada albanesa.

Breve historia de Albania en el s.xx

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Aquí estoy, caminando por las calles de Tirana. Albania. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Descubrir Tirana, la desconocida capital albanesa es empaparse en pocas horas de la historia de la ciudad en el s.XX y de la época comunista del dictador Even Hoxha, aunque la figura más querida del país es el libertador Skanderbeg.

Albania fue la nación europea donde más se alargó el comunismo (desde el 1944 al 1985). Enver Hoxha fue un dictador megalómano artífice del Estado Socialista de Albania y su obsesión por la invasión le llevó a mandar construir 700.000 bunkers  y a aislar el país del mundo entero. Debido a la mano de hierro con la que gobernó él y su sucesor, Ramiz Alia, entre 1985 hasta la caída del comunismo en 1992, fue el país más aislado del mundo en su momento. Antes del comunismo fue invadido por la Italia de Mussolini.

Tirana, la desconocida capital albanesa

Moverse por la ciudad de Tirana es muy fácil ya que no vas a necesitar coger ningún medio de transporte para visitar estos lugares de los que os hablo a continuación.

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Mapa centro Tirana. Plaza Skanderbeg y alrededores

Plaza Skanderbeg

Esta plaza es el centro neurálgico y punto de encuentro de turistas y locales. Es una gigantesca plaza rectangular con grandes edificios y una estatua en honor al héroe albanés que le da nombre.

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Plaza Skanderbeg, Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Plaza de Skanderberg, Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Jorge Castriota, (en albanés: Gjergj Kastrioti), más conocido como «Skanderbeg», nació en Kruje a comienzos del siglo XV. Fue un aristócrata y militar albanés, considerado como el héroe nacional de Albania. Recibió su apodo Skanderbeg de los otomanos, que significa príncipe Alejandro (en turco İskender Bey, transliterado al albanés como Skënderbeu).

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Estatua de Skanderbeg, en la Plaza del mismo nombre. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Fue en la ciudad de Kruje donde Skanderbeg ondeó la bandera albanesa por primera vez el 28 de noviembre de 1443 y donde él, junto con su ejército, resistió con éxito a las fuerzas otomanas durante más de 25 años. Fue la primera vez que Albania no estuvo regida por otros pueblos.

A continuación, os dejo la entrada que escribí de mi visita a Kruje, un lugar muy cerca de Tirana que merece la pena conocer y donde podréis leer acerca del héroe nacional de Albania.

Kruje, la ciudad albanesa de Skanderbeg

Mezquita de Et’hem Bey

Mezquita Et’hem Bey. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En la misma plaza se encuentran los pocos monumentos históricos que sobreviven en Tirana. Dos edificios históricos que conviven juntos entre numerosas moles del régimen comunista. Un pequeño milagro que hay que celebrar y admirar. Por un lado tenemos la preciosa mezquita Et’hem Bey. Vale la pena contemplar los frescos que adornan el pórtico.

En 1967 Hoxha declaró a Albania el primer país ateo de la historia. Cientos de iglesias y mezquitas en todo el país fueron destruidas. A los albaneses, portadores de un Islam nominal al que habían sido convertidos a la fuerza por las mismas hordas otomanas que tomaron Constantinopla, no les costó demasiado desarrollar la más laica de las apatías.
La importancia de la mezquita mezquita Et’hem Bey es moral: durante el régimen comunista las iglesias y mezquitas del país fueron cerradas hasta que en el año 1991, 10 mil musulmanes decidieron entrar a la fuerza en esta mezquita y ponerse a rezar. Esto fue un hecho histórico sin precedentes y supuso un paso de gigante hacia la caída del comunismo albanés.

Museo Nacional de historia en la Plaza Skanderbeg. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Torre del Reloj

Justo al lado se alza la llamada Torre del Reloj. Con 35 metros de alto, fue en su momento en el siglo XIX el edificio más alto de Tirana. Un recuerdo perpetuo de la influencia y el poder otomano. Hoy en día se puede subir hasta lo alto de la torre.

Museo Nacional de Historia

Dentro de la misma plaza, encontrarás el Museo Nacional de Historia, donde podrás encontrar tesoros arqueológicos y mucha información histórica desde la antigüedad hasta el fin del comunismo.  Lo más famoso del museo, de todas formas, está en su fachada exterior: un mosaico, llamado ‘los Albaneses‘ representando la evolución de la sociedad albanesa desde los Ilirios hasta los revolucionarios comunistas del siglo XX.

Museo Bunk’Art 2

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania, adquirirás un Master en historia comunista albanesa del siglo XX. En uno de los lados de la plaza Skandergbeg, se encuentra, un lugar que no te puedes perder en la capital de Albania. Es el Museo Bunk’Art2.

Entrada al Bunk’Art 2, junto a la Plaza de Skanderbeg. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Albania fue gobernada durante casi cinco décadas por el dictador comunista Enver Hoxha, dirigente de la República Popular de Albania desde 1944 hasta su muerte en 1985. Desempeñó las funciones de secretario general del Partido del Trabajo de Albania (PPSH) entre 1941 y 1985, así como el cargo de primer ministro de Albania, entre 1944 y 1955.

Este fue un período en el que, entre otras cosas, se levantaron miles de búnkeres de cemento (el objetivo inicial e irrealizable fue de un búnker cada 4 personas) y que hoy podemos encontrar prácticamente por todo el país. La idea era protegerse ante una futura guerra nuclear que nunca llegó.

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Interior del Bunk’Art 2, Tirana, que muestra las fotos de los presos políticos del régimen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Este búnker  hoy en día da cobijo al Museo Bunk’Art 2. Es una gigantesca obra subterránea, el mayor búnker de toda Albania, concebido para proteger al director del Ministerio de Interior y a todo su equipo de gobierno comunista, desde 1912 hasta 1991. Más de 3 kilómetros de salas y túneles subterráneos repartidos en varios pisos. Alucinante.

En su interior tiene 24 habitaciones e incluso un apartamento reservado para el ministro. En 20 salas hay una exposición sobre la policía albanesa de 1912 a 1991 y los presos políticos del período comunista. Bunk’art 2 es principalmente una exposición sobre la policía albanesa; la sigurimi (agencia de policía secreta de Albania durante el régimen comunista).

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Entrada a la sala de limpieza nuclear. Bunk’Art 2. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La visita por el búnker te pone los pelos de punta; recorres desde habitáculos para la limpieza y descontaminación nuclear a salas donde encontrarás numerosas descripciones exhaustivas del modus operandi del camuflaje de la sigurimi. 

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Objetos donde se encontraron micrófonos ocultos de la policía sigurimi. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Se conmemoran también en placas especiales a las víctimas de las autoridades comunistas en Albania. Más de 6.00o personas fueron ejecutadas durante el régimen de Hoxha. Los cadáveres nunca fueron devueltos a sus familias. Los albaneses vivieron en el terror. Si te sorprendían escuchando una emisora extranjera, podían condenarte a trabajar en una mina de carbón durante 10 años.

Tirana, la desconocida capital albanesa y el Bunk’ Art 2, en particular, son lugares que rezuman oscuridad y frialdad por el pasado que comparten pero hay que destacar los muchos mensajes de esperanza en el futuro y de recuerdo del pasado en las placas dentro del Bunk’Art 2.

Museo de Bellas Artes

Detrás del museo de Bellas Artes y accesible desde la calle podemos observar en un rincón muy discreto y desapercibido las estatuas de estos grandes líderes comunistas. Debido a esta rareza de encontrarnos estas estatuas a pie de calle, una de las mayores curiosidades que ver en Tirana  y que no puedes perderte, es ir a buscar las antiguas estatuas de Lenin, Stalin y Hoxha que sobrevivieron a la multitud. La estatua de Hoxha fue derribada en la plaza principal y como curiosidad la de Stalin fue decapitada estando durante un tiempo presente en la plaza de manera acéfala. Se puede reconocer a Stalin con su reciedumbre y su capa al viento, a dos pasos un Lenin con su brazo mutilado ya no señala ningún rumbo.

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Estatuas de los líberes socialistas en el Museo de Bellas Artes. Tirana, Albania. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Descubriendo Tirana, la desconocida capital de Albania

Pinturas del Frente Popular en el Museo de Bellas Artes, Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

El Museo de Bellas Artes guarda unas pinturas alegóricas del frente popular que son una maravilla. Entrad a ver las pinturas que se exponen porque merecen mucho la pena.

Cuando el Partido Comunista tomó el control de Albania, en el 1944, el analfabetismo era del 93%. A los campesinos no les alcanzaba para vivir ni tres meses al año. La industria no era conocida. No había casi escuelas ni un sistema de salud. En apenas cinco años había escuelas hasta en el último pueblo y en 1972 toda Albania tenía electricidad. Todos los habitantes tenían trabajo y había seguridad. Es por eso que encontraréis muchos albaneses de edad avanzada que echarán de menos los tiempos del comunismo.

Cuadro alegórico del Frente Popular, Museo de Bellas Artes, Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

¿Un último apunte? Cloud, la originalísima obra de arte del arquitecto japonés Sou Fujimoto que decora el jardín exterior desde 2016, es uno de los rincones más llamativos e instagrameables de todo Tirana. Ahí lo dejo

The Cloud, Museo de Bellas Artes, Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Pirámide de Tirana

Aunque pueda parecer mentira, este lugar fue edificado como un mausoleo para enterrar el cuerpo e inmortalizar la gloria del dictador en 1988 para su posterioridad a lo faraón egipcio. Tan sólo tres años después, ya con la caída del comunismo, la Pirámide se transformó en la Discoteca La Momia y años después centro de operaciones de la OTAN para la guerra de Kosovo.

La Pirámide en Tirana. Foto de Barbiegirl Travels Arts

El buen gusto no era una de las señas de identidad de la hija de Hoxja que fue quien tuvo la brillante idea de hacer una megaestructura millonaria de mármol blanco que vació las cuentas del débil Estado Socialista de Albania.  A día de hoy sigue siendo el edificio más caro de la historia del país y han pasado más de 30 años desde su construcción.

Campana de la Paz en la Pirámide de Tirana, Albania. Foto de Barbiegirl Travels Arts

A uno de los lados de la pirámide entre unas fuentes abandonadas repletas de grafitis encontramos la campana de la paz,  de gran valor significativo. La Campana de la Paz fue realizada con más de 20.000 casquillos de bala recolectados por niños católicos albaneses en la década de los noventa. Juan Pablo II bendijo la campana en homenaje a los niños de Shkodra y a la acción que habían llevado a cabo.

Mercado e Fruta Perimeve

Este mercado se encuentra a tan sólo 5 minutos caminando de la Plaza de Skanderbeg y da nombre al barrio donde se ubica, que además es muy colorido y alegre, predominando el rosa en sus edificios. Este mercado se construyó a principios del siglo XX y allí podrás encontrar todo tipo de productos alimenticios, además de comprar recuerdos y souvenirs albaneses de todo tipo, como banderas, camisetas, pasaportes antiguos e incluso máscaras antiguas. Aquí hay muchos rincones donde degustar comida típica del país o bebidas como el Raki o el Ponç, bebida alcohólica que se elabora con naranjas.

Blloku, el barrio más cool de Tirana

Blloku era un antiguo barrio residencial de la cúpula comunista donde ningún albanés corriente podía aspirar a entrar. Hoy irónicamente es hoy una zona de bares chill out, donde no faltan locales de Swarowski y más de uno llega en Porsche.

Café de Blloku, en la ciudad de Tirana. Modernos y gente joven toman este barrio. Fotografía de Barbiegirl Travels Arts

Blloku, barrio moderno en Tirana. Fotografía de los edificios típicos de viviendas de la capital albanesa. Foto de Internet

Cabina telefónica den el barrio de Blloku, Tirana, Albania. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Dicen que cuando Bloku abrió sus puertas al público en 1991, los albaneses lloraban de rabia al constatar que quienes los alentaban al sacrificio vivían rodeados de lujos. En este barrio es donde residía entre otros Enver Hoxha (es posible ver su casa desde la calle) y debido a la elegancia del barrio hoy en día se ha convertido en el barrio de moda de Tirana.

Señal de tráfico en el barrio de Blloku, Tirana, Albania. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Explorando Tirana, la desconocida capital albanesa, y en concreto el barrio de Blloku descubrirás múltiples graffitis y señales de tráfico intervenidas por artistas similares a las del español YipiYipiyeah. Todo esto se mezcla con estampas del pasado, como cabinas telefónicas que aún se usan o venta ambulante de libros por la calle.

Encontrarás tiendas de marcas occidentales, bares, restaurantes y especialmente cafeterías son los protagonistas junto a gente bastante arreglada en pubs con valor añadido. Los precios para el bolsillo europeo son bastante económicos siendo un lugar interesante para entablar conversaciones con población local (en italiano o inglés). Cuando decidas pasear por aquí ponte en la piel de los albaneses de 1991 que vivían aislados y en la pobreza absoluta cuando vieron esas edificaciones lujosas repletas de encanto.

Mapa de Blloku y algunos de los lugares que cito en el post

Dónde comer

Los restaurantes en Blloku son los más aclamados de la capital.
Salt, en la calle Pjetër Bogdani, es un restaurante de corte vanguardista, estiloso y refinado, cuyo diseño en formato dúplex nos enamora. Especializado en cocina mediterránea, marisco y sushi, cuenta además con zona de club en la que la coctelería es la que manda.
Otra opción más económica y colorida —sólo hay que ver su fachada para entenderlo— es Çoko sus propuestas unen lo tradicional y lo moderno en un mismo plato. Para una copita post-cena, Nunu Club cuenta con mesas altas y una zona de terraza en la que tomar con gusto cualquiera de los apetecibles cócteles de su carta.

Zona coctelería restaurante Salt. Tirana. Foto Internet

Sky Tower es el restaurante panorámico de la ciudad. Merece la pena subir y darse el gusto de una buena copita de vino y disfrutar del sky line de Tirana, recomendable la hora de la puesta del sol. Los precios moderados, tiene restaurante y bar. Es muy bonito ver Tirana desde ese punto y en especial, de noche. Sky Tower no es el mejor restaurante de Tirana pero si tienes tiempo sube a ver las vistas.

Espero que hayáis disfrutado esta entrada del blog explorando Tirana, la desconocida capital albanesa. En conclusión, podría contaros alguna cosa más de la ciudad pero si lográis visitar todos estos lugares en uno o dos días, creo que como yo os habréis hecho una buena idea de la ciudad de Albania.
He escrito en el blog acerca de los lugares más recomendables para ver en Albania, en particular, los Alpes Albaneses , La Riviera Albanesa, Gjirokastra y Butrinto o Berat, la ciudad de las mil ventanas. Pinchando también aquí, puedes acceder a todas estas entradas.

!Hasta pronto!

 

« |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *