El pueblo inuit en Groenlandia

Buenas amigos,

Hoy os cuento varias cosas acerca del pueblo inuit en Groenlandia, tras haber visitado la isla en Octubre 2021. La sociedad inuit en Groenlandia es tremendamente desconocida y una vez que se conoce un poquito resulta oscura y algo deprimente. Nadie pone en duda que es resultado de la dureza en sus condiciones de vida actuales debido a la crudeza del clima, aislamiento y falta de identidad.

Quiénes son los Inuits

Inuit es el nombre genérico de los grupos humanos que habitan el Ártico.
Los inuit han soportado la vida del Ártico durante miles de años y tienen una gran experiencia para poder sobrevivir en el hielo. Viven en las tundras del norte de Canadá, Alaska y en Groenlandia. De hecho, Kalaallit Nunaat, Groenlandia en lengua kalaallisut, significa “tierra de los hombres”.

El pueblo inuit en Groenlandia

En Ilulissat haciéndonos una foto con varios niños inuit que salen de la escuela y regresan a casa. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La mayor parte de la población de la isla es indígena (87%), de ascendencia diversa aunque básicamente inuit, mientras que el resto procede mayormente de Dinamarca. En esencia los inuit siempre han sido cazadores y pescadores y por ello, el 99% de los pueblos está en la costa.

El nombre con el que se autodenominan los «inuits» significa “la gente” en su propia lengua, del singular Inuk (“hombre” o “persona”), frente a eskimo (esquimal) ampliamente utilizado, pero que en Canadá y Groenlandia este término tiene connotaciones peyorativas.

El término «esquimal», que engloba a los diferentes grupos en un solo nombre, tiene una etimología controvertida, si bien la mayoría acepta la teoría según la cual el término eskimo recuerda a askamiciw, “el que come carne cruda”.  

Historia Inuit

Originariamente los Inuit, junto con los Yupik del sur de Alaska y este de Siberia, son el conjunto de pueblos indígenas que habitan los territorios del Ártico y que poseen un origen común en el noreste asiático.

  • Los primeros pobladores llegaron a Groenlandia, entorno al año 2.500 a.C. 
  • Los ancestros directos de los modernos inuit no llegaron a la isla hasta el siglo xii donde tuvieron los primeros encuentros con vikingos alrededor de comienzos del siglo xiv.
  • Los inuit fueron el único pueblo que habitó la isla durante siglos, pero, en recuerdo de la colonización vikinga, Dinamarca reclamó el territorio y lo colonizó a partir del siglo xviii, obteniendo así varios privilegios, como el monopolio comercial.
  • Hacia finales de la Segunda Guerra Mundial y cuando comenzó la Guerra Fría, el Ártico se convirtió en un lugar más accesible y hacia finales de los años 60, se estipuló que los Inuit debían vivir en las ciudades. Se crearon nuevas comunidades Árticas permanentes, alrededor de bases aéreas y estaciones de radares construidos para vigilar las naciones rivales. Escuelas y centros de salud fueron construidos en estas bases permanentes. Con mejores centros de salud y ante mejores medios de almacenamiento, muchos Inuit provenientes de pequeños campos, se desplazaron a comunidades permanentes ya que allí tenían acceso a trabajos y alimentos.
  • En 1953 Groenlandia dejó de ser colonia danesa, al convertirse en territorio del Reino de Dinamarca, y posteriormente, en 1979 obtendría la autonomía asamblearia, contando con un gobierno y un parlamento legislativo.
  • El 25 de noviembre de 2008 el parlamento amplió su estatuto de autonomía, tras un referéndum sobre su autogobierno, el cual le otorga mayores recursos económicos y control sobre sus propios recursos (petrolíferos, mineros), dejando abierto el derecho de autodeterminación.
El pueblo inuit en Groenlandia

Foto del barco pesquero en el que navegamos y que fue conducido por toda una familia Inuit en Ilulissat, camino a Ilimanaq. Foto de Barbiegirl Travels Arts

El pueblo inuit en Groenlandia

Inuit de camino a casa en Ilulissat, portando posiblemente carne de ballena. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Cómo vivían los Inuits en la antigüedad

El pueblo inuit en Groenlandia

En Museo Nacional de Nuuk se exhiben los trajes con los que los inuits se protegían del frío en la antigëedad

Antes de 1940, los Inuit tenían contacto mínimo con los Europeos. Los Europeos pasaban de largo cuando iban a cazar ballenas o a cambiar pieles; pero muy pocos de ellos tenían interés en quedarse en la fría tierra del Ártico. Los inuits se mudaban entre campamentos de verano y de invierno a fin de siempre vivir cerca de los lugares donde se encontraban los animales de cacería. En los campamentos de invierno vivían en viviendas hechas de nieve llamadas igloos. Los campamentos de verano eran una especie de tiendas de campaña hechas de piel y huesos animales.

Para el pueblo inuit en Groenlandia, la primavera era la estación más importante del año. Durante esta época se desplazaban en sus trineos tirados por perros y se dedicaban a la caza de focas sobre el mar helado, o aprovechando los agujeros de respiración que estos animales hacían en la banquisa. Tanto en primavera como en verano solían pescar salmones, truchas árticas o capelines y cazaban algunas aves.

El pueblo inuit en Groenlandia

El reno o caribú es un mamífero que habita en las tundras y taigas en el hemisferio norte.

El otoño era la mejor época para cazar los caribúes aunque a veces solían hacerlo en primavera y verano, según la escasez de alimentos y el grado de dependencia de este animal. Durante gran parte del año consumían lo que cazaban y pescaban, pero también acumulaban excedentes para cuando llegara el durísimo invierno ártico. Entonces, la mayoría de los grupos reducían al mínimo sus actividades y procuraban sobrevivir con los alimentos almacenados. Pero si durante los meses de enero y febrero las provisiones se agotaban podían verse obligados a sacrificar a algunos miembros del grupo, particularmente niñas pequeñas, mientras que los ancianos podían decidir suicidarse o abandonar la familia. Lo que primaba era asegurar la supervivencia de la comunidad.

Nadie quiere la noche

Cartel de la película «Nadie Quiere la noche» de Isabel Coixet que trata del personaje de Josephine Pery.

Para entender las dificultades sobrevivir a las duras condiciones climáticas de la tundra en el Ártico, hay una película extraordinaria que se llama Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet. En Groenlandia, en el año 1908, Josephine Peary inicia una expedición al Polo Norte para reunirse con su marido, el explorador Robert Peary. Durante el viaje se encuentra con una mujer esquimal. Pese a sus numerosas diferencias culturales y personales, ambas tendrán que unirse para poder subsistir el invierno de la noche polar.

Josephine Peary fue una expedicionaria del ártico, una mujer valiente como pocas.
Si pinchas en el link a continuación puedes leer acerca de esta gran mujer.

Josephine Peary, la expedicionaria del ártico

Pincha aquí para ver la película. Esta película es uno de los mejores ejemplos de la dureza de los parajes árticos en especial en la noche polar de principios de siglo xx.

La sociedad de los inuits hoy

Groenlandia cuenta con una población de 57.500 habitantes, siendo Nuuk, en la costa oeste, la capital y mayor área urbana de la isla con una población de 15.469 habitantes.

La mayor parte de la población de la isla es indígena (87%), de ascendencia diversa aunque básicamente inuit, mientras que el resto procede mayormente de Dinamarca, si bien el porcentaje de daneses residentes se ha visto disminuido desde los años 80.

Hasta 1960, la mayoría de la población vivía en aldeas, pero desde entonces se ha ido desplazando hasta las ciudades, de manera que en la actualidad el 81% vive en ciudades, en los territorios no ocupados por hielo, concentrados sobre todo en la costa oeste entorno al área de la región de Disko, debido a que sus aguas están libres de hielo durante todo el año con el correspondiente beneficio para la pesca, y en el sur.

En 1953, la isla se volvió parte del Renio de Dinamarca. El danés se transformó en el idioma oficial y la sociedad y la economía cambiaron dramáticamente. Groenlandia hizo una transición de una sociedad tradicional inuit a una sociedad moderna. El consumo de alcohol aumentó y eso generó un incremento en la violencia y el abuso sexual.

El pueblo inuit en Groenlandia

Bar lleno de hombres inuits en Ilulissat (curiosamente no vimos ni una mujer). Son muy tímidos y respetuosos. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Alto índice de abortos

Desde 2013, se han registrado 700 nacimientos y 800 abortos al año, según estadísticas gubernamentales. Más de la mitad de las mujeres que se embarazan eligen interrumpir el embarazo. Esto resulta en un índice de cerca de 30 abortos por cada 1.000 mujeres. Las dificultades económicas, la viviendas de condiciones precarias y la falta de educación, pueden ser factores que contribuyen a que el índice sea elevado, pero esto no explica del todo este fenómeno que tiene lugar en un país en donde los anticonceptivos son gratuitos y de fácil acceso. 

El pueblo inuit en Groenlandia

Foto de la familia inuit que nos llevó en pesquero hasta la población de Ilimanaq. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Alta tasa de suicidios

Y además de tener una alta tasa de abortos, la isla tiene un índice particularmente alto de suicidios: 83 por cada 100.000 personas al año, según cifras de la misma publicación. Ser adolescente o adulto joven en Groenlandia es duro, y este grupo domina las estadísticas (los hombres jóvenes representan más de la mitad de los suicidios).

Hoy en día, tras el contacto con los occidentales, el comercio colonizador, la religión católica y una moral muy distante de la suya, han hecho que desde principios del siglo XX, el pueblo inuit en Groenlandia haya perdido buena parte de su identidad, ante un sedentarismo no resuelto y una excesiva dependencia de los subsidios estatales del reino de Dinamarca. 

La lengua inuit

El pueblo inuit en Groenlandia

Foto de inuit, en la web I love Greenland

La lengua inuit tiene más de 21 dialectos diferentes y se escribe de 3 maneras diferentes (silábica en Canadá, cibélica en Alaska y Siberia y el romano en Groenlandia). Los inuit de Siberia y Alaska están en peligro de perder sus tradiciones e incluso su lengua. Pero en el caso de Groenlandia, que es un autogobierno, se va a convertir (o eso dicen) en un país independiente, el más joven del planeta. A pesar de ello hay una unidad de grupo y una organización internacional Inuit Circumpolar Council.

El idioma inuit es muy descriptivo, y ajustado al detalle; existen 52 palabras para designar los distintos tipos de nieve. Además es un lenguaje muy asociado a las difíciles condiciones de vida, por lo que las palabras básicas tienen un carácter negativo, a las que se le adhiere una partícula para negarlas y así darle la connotación positiva. En groenlandés occidental el infijo –nngilaq es la negación, y Ajorpoq (está mal) pasa a Ajunngilaq (no está mal, está bien), que suele ser la expresión con la que se saludan.

Traje típico de Inuits

Traje típico de Groenlandia que vi expuesto en un hotel de Illulisat. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La reina de Dinamarca luciendo el traje típico de las mujeres casadas inuits

El pueblo inuit en Groenlandia usa la piel de foca y caribú para su día a día y mantenerse abrigados ante el frío. El caribú es un material que se estira mucho y es totalmente impermeable, de un color blanco tiza. Las parkas de caribú, en muchos casos, ya han sido reemplazadas por camperas modernas y debajo de ellas llevan pulóveres y camisetas térmicas como cualquier europeo más.

El traje tradicional de Groenlandia es muy colorido. Podemos ver el pantalón que tiene el largo de una bermuda y así empalma con las botas.  Las botas tienen distinto diseño y colorido, pero siguen siendo altas.  con pantalones y botas altas, llevan zapatos de cuero de foca, que es más resistente.

La reina de Dinamarca, suele posar en sus viajes a Groenlandia, ataviada con el traje tradicional de las mujeres casadas inuit; botas rojas de cuero de foca altas hasta los muslos, llamadas kamiks, un chal adornado con cuentas y abalorios y pantalones cortos de piel de foca.

Aunque Nuuk, la capital de Groenlandia, es pequeña, merece la pena una parada en esta ciudad solo por visitar el Museo Nacional, una excelente muestra etnográfica sobre la historia de la isla y del pueblo inuit, con una gran colección de piezas arqueológicas, vestuario, utensilios de pesca, reproducciones de casas tradicionales y un repaso a la historia precolonial y postcolonial de Groenlandia y sus culturas nativas

Botas de piel de foca en el museo nacional en Nuuk.

Viajar a Groenlandia

Groenlandia es sin duda una isla increíble que me ha maravillado. Normalmente los viajes a la isla se organizan en verano, temporada en la que el clima dulcifica las condiciones de viaje.

Sin embargo, opino que para comprender mejor la sociedad inuit y ver la realidad y el día a día de las ciudades, hay que viajar en otoño o invierno, experimentar la dureza del día a día, las ventiscas que dificultan el moverse y congelarte a unas temperaturas  por debajo de los 15 grados bajo cero. Si os interesa el tema, podéis leer más en la entrada que os dejo a continuación y pinchando aquí.

Viajar a Groenlandia en otoño

Espero que os haya gustado esta entrada de El pueblo inuit en Groenlandia. Si os apetece leer acerca de otras culturas, gentes y trajes del mundo, podéis pinchar aquí.
!Hasta pronto!

« | »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.