Namibia. Parque Nacional Etosha

!Hola de nuevo!
Pues ya estoy de vuelta de Namibia y me ha encantado todo lo que he visto, en especial el Parque Nacional Etosha. Han sido muchos kilómetros, mucha carretera y disfrutar de diversos paisajes donde apenas hay signos de civilización pero donde siempre ha estado presente la belleza de la madre naturaleza.

Si leéis la entrada que publiqué hace unas semanas, Información del viaje a Namibia, os adelanto que hemos visto todo lo que teníamos pensado, siendo el Parque Etosha lo que posiblemente más nos haya gustado. Es por esto que empiezo a contaros el viaje con una entrada en el blog del Parque Nacional de Etosha, al norte del país, además que fue la primera parada importante que hicimos, después de partir desde Windhoek y hacer una visita a un centro de guepardos y alojarnos en Otchiwarongo.

Windhoek, con más de 300.000 habitantes, se sitúa justo en el centro del país y sus manantiales termales fueron importantes para el desarrollo de la misma, que se fundó a finales del s. XIX tan solo. Es también una de las ciudades más occidentalizadas del país ya que casi el 50% de sus habitantes son de raza blanca.

Parque Nacional Etosha

El Parque Nacional Etosha es uno de los más grandes del mundo, con una extensión de 22.270 km².“Etosha” significa “el gran lugar blanco”, por el aspecto que le da a esta gran planicie el color de la sal (en realidad carbonato) depositada en la superficie.El parque está formado por dos ecosistemas principales: el bosque bajo con matorral y sabana, que abarca un entorno de más de 100.000 km², y las depresiones (llamadas pan en inglés), lagunas saladas secas, que se inundaron hace tiempo por la afluencia de un río, probablemente el Kunene, que hoy desemboca en el mar. Tiene forma oblonga con una longitud máxima de este a oeste de 350 kilómetros.

Etosha Pan

La depresión más importante y que da nombre al parque es la de Etosha, situada al nordeste del recinto, con una extensión de más de 4.8001 km² (o 1.900 millas cuadradas) y unas dimensiones de 120 por 55 km de este a oeste y de norte a sur respectivamente.

La mejor época para visitar Etosha y ver más animales es durante la estación seca, entre los meses de mayo a septiembre pero dada la situación de la Reserva, se puede ir en cualquier mes del año. Lo recomendable si os acercáis a visitar este maravilloso parque, es que pernoctéis dentro en alguno de los tres campamentos llamados Okaukuejo, Namutoni, Halali, que hay dentro del parque, en los cuales encontraréis instalación hotelera, supermercado y sobre todo seguridad para el viajero. Mi recomendación es que si pasáis tres o cuatro días recorriendo el parque realizando el clásico safari fotográfico, paséis cada noche en uno de ellos para cubrir así la zona cercana a cada uno, y así podréis recorrer una mayor extensión del parque y tendréis más oportunidades de ver grandes animales. Así lo hicimos nosotras y nos dio gran resultado.

Las puertas de los recintos están vigiladas por hombres armados que evitan la entrada de animales durante el día, y por la noche se cierran para impedir que animales salvajes puedan entrar en la zona de descanso.

Los Campamentos del Parque

Los campamentos están gestionados por el gobierno Namibio. En todos los campamentos hay gran variedad de alojamiento; desde chalets semi lujo hasta zonas de acampar con la tienda de campaña. En los tres campamentos hay tiendas-supermercado para comprar desde cerveza hasta repelente de mosquitos. La cerveza y el alcohol en general es bastante barato. La piscina se gradece al medio día, justo antes de partir a hacer el safari ride de la tarde.

Namutoni

Nuestra primera parada fue el campamento Namutoni.
En el entorno abundan las palmeras Makalani y está cerca de la zona más húmeda del parque, donde los árboles y las malezas ocultan con más facilidad a los animales. eña fortaleza colonial pintada de blanco que tiene una historia curiosa, pues fue construido como puesto fronterizo en 1902 y destruido por los owambo en 1904, que en número de quinientos asediaron durante un día y una noche a los siete soldados alemanes que lo defendían.

El fuerte fue reconstruido después del alzamiento de los herero, como puesto policial, y abandonado hasta los años 30. Fue declarado Monumento Nacional en 1950 y en 1983 se convirtió en resort.

Halali

La charca de Halali posee un mirador idóneo ligeramente elevado y apartado de la zona de acampada. Halili, el más tradicional y quizás el más agradable por su charca, situada bajo una colina dolomítica que conserva el calor durante la noche y que se encuentra algo apartada de la zona de acampada. Como los otros campamentos, posee piscina, gasolinera y tiendas. Dicen los expertos que es el mejor lugar para ver animales raros, como ciertos tipos de aves o el leopardo. Halali fue abierto en 1967 y su nombre viene del cuerno de caza alemán que marca el inicio de la temporada. Aquí podéis acceder a la info del parque

Okaukuejo

Creo que éste es el mejor campamento de los tres en cuanto a instalaciones se refiere.
Si se entra por Anderson, a una veintena de kilómetros por carretera asfaltada se encuentra el campamento de Okakuejo, el mejor preparado de los tres que hay en el parque, al sudoeste de la depresión de Etosha. Fue fundado en 1957 y acoge el Etosha Ecological Institute. Su nombre significa “lugar de las mujeres”. En este lugar hay una charca con un mirador perfectamente acondicionado, incluso con una tribuna cubierta para los días de sol. También hay chalets de lujo para viajeros acomodados y una torre de agua. En cualquiera de los tres campamentos hay una charca que permite ver gran cantidad de animales durante la época seca. Elefantes, cebras, gacelas, antílopes y facóqueros e incluso jirafas se dejan ver con facilidad durante el día, y por la noche acuden los rinocerontes, las hienas, los chacales y hasta es posible ver un leopardo o un león. Aquí podéis acceder a la info del parque

 Tips viajeros
  • Tener Internet en los campamentos de Etosha no es gratis. Se pueden comprar Vouchers de Internet dependiendo de los Megas deseados. El bono de 150 megas costaba alrededor de 50 Dólares Namibios que son unos 4 Eur aprox. La buena noticia es que este voucher se puede usar en cualquiera de los campamentos.
  • Mosquitos A pesar de que hay mosquiteras en las habitaciones de los campamentos, el atardecer como siempre, suele ser complicado y los mosquitos campan a sus anchas. En algunos hoteles del viaje teníamos Peaceful slePeaceful Sleep - Sticep, un spray o roll-on antimosquitos para echarse en el cuerpo. Si no lo tenéis, se puede comprar en los supermercados.
    El uso de Relec y otros antoimosquitos es bastante deseable al atardecer y por la noche, además de vestir pantalón largo y manga larga.
  • En los campamentos hay todo tipo de alojamiento; desde chalets de lujo a alojamiento más básico como las tiendas de campaña. Para hacer el safari, hay que entrar con un guía del parque.
  • En los campamentos la comida suelen servirla en plan buffet. No es de lujo ni mucho menos pero hay variedad, carne de caza todas las noches y sorprendentemente muy sabrosa. Nosotros comimos oryx, e-land, gran variedad de  tipos de antílopes, regados con vinos de Sudáfrica. Muy recomendable comer la carne de caza.

E-land

Oryx

Qué animales se ven en Etosha

Realmente de los cinco grandes (león, elefante, leopardo, búfalo y rinoceronte) se ven dos ó tres aunque es maravillosa y enorme la diversidad de animales en este parque, siendo las cebras y los ñus los que más abundan. No vimos ni hipopótamos ni  búfalos, ni leopardo, siendo estos tres difíciles de ver por la ausencia de agua en el parque (imprescindible para los dos primeros). El leopardo como en otros parques de Africa son difíciles en dejarse ver.

Vimos muchísimas cebras, ñús, oryx, elefantes, leones, antílopes, rinocerontes, avestruces y un sinfín de aves..

También vimos Aves de preciosos colores. Mil perdones por no dejar el nombre de la especie pero no tengo ni idea del nombre de los mismos.

Los Paisajes de Etosha son también muy espectaculares; salares, sabanas, desiertos, etc y las puestas de sol, no tienen comparación.

Y aquí estamos nosotras las viajeras Nieves y yo. Hemos disfrutado muchísimo el parque, en particular el avistamiento del león y su relación con el resto de animales, que fue precioso.

Espero que os haya gustado esta entrada.

Si queréis seguir leyendo acerca del viaje por Namibia, pinchad aquí para acceder a todas las entradas del viaje.

!Hasta entonces!

« | »

4 comentarios

  • Veo que tu cosecha de fotos es enorme. Yo no tuve la oportunidad de ver tantos pajaritos…¡ains, qué pena! y todo captado tan cerca.
    Me dan ganas de volver…
    Muy buena la información que das.

  • Barbara Garcia says:

    Muchas gracias Javier.
    La verdad es que vimos de todo. Quizás vosotros por ir en agosto los animales son más difíciles de ver.
    Muchos estaban muy cerca pero la mayoría , en especial los pájaros, Están captados con un zoom potente y por eso se ven tan bien.
    un abrazo

  • nieves says:

    Qué bien contado Barbi! solo añadir que en los camps hay tiendas para comprar desde cerveza hasta repelente de mosquitos. Me encantó Etosha, aunque nos llevamos de recuerdo un montón de picaduras (que sospecho que eran chinches, jejeje).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *