Japón. Hiroshima & isla Miyahima

Nos alejamos de Kioto a 300 km/hora en el Shinkansen para hacer nuestra última parte del viaje y visitar la ciudad de Hiroshima y la isla de Miyahima durante dos días en total.

Acabaríamos el viaje varios días después en Tokio de nuevo, haciendo una breve parada en Osaka, la capital gastronómica del país nipón. Creo que ya he mencionado que lo más efectivo para ahorrar tiempo es entrar por el norte y salir por el sur, o al revés, para aprovechar el tiempo y no tener que volver al lugar de partida. Así lo intentamos hacer nosotras pero no conseguimos mejor vuelo. Además, no me importó volver a Tokio y pasar allí otro día más, ya que ésta es una ciudad imprescindible a la que siempre quieres regresar.

Tripulación del Enola Gay

El 6 de agosto de 1945 cambió la Historia para siempre.
El reloj marcaba las 08.15 en Hiroshima (Japón) cuando su casi medio millón de habitantes tuvo la fatal fortuna de ser la primera población en ser bombardeada con un artefacto atómico. Fue lanzado por el  Enola Gay .

Tres días después, el 9 de agosto, se lanzó otra bomba que arrasó la ciudad japonesa de Nagasaki. En total, másde 240.000 víctimas civiles.

Cuando Tokio se rindió, el 15 de agosto de 1945, más de 200 ciudades japonesas habían sido bombardeadas. Los que vivían en los centros urbanos huían en masa al campo, echando por tierra la idea de los planificadores de la guerra total de que todos y cada uno de los japoneses lucharían hasta el final. Sobre todo, la entrada de la Unión Soviética en la guerra el 9 de agosto convirtió la invasión desde dos frentes, el soviético y el estadounidense en una perspectiva aterradora para los líderes japoneses.

11 impactantes imagenes sobre el bombardeo a Hiroshima 1

La foto más conocida de la bomba fue realizada desde el mismo Enola Gay

Así pues, nació el nuevo Japón, con una Constitución pacifista en la que renunciaba a la guerra.  Sobre todo llama la atención que el emperador Hirohito, en cuyo nombre se libró la guerra, se convirtiese en símbolo de la paz. Las autoridades estadounidenses de ocupación temían, tal vez injustificadamente, que sin él se produjesen disturbios, y más tarde necesitaban a Japón como aliado estable en la época de la Guerra Fría.

El Japón más conservador y oficialista, todavía dominado por la extrema derecha, continúa dando por sentado que, mientras se siga hablando de paz, podrá evitar hacer un examen de otros aspectos más sórdidos de su historia agresiva e imperialista, dicho sea sin perjuicio de algunas admirables iniciativas civiles, periodísticas, artísticas y académicas emprendidas a lo largo del tiempo para dar pie a un debate público sincero.

Hiroshima

La visita turística a la ciudad de Hiroshima hoy en día gira en torno a la bomba y sus restos. La Cúpula de la bomba atómica de Hiroshima o Genbaku Domu es el monumento memorial más conocido de la ciudad bombardeada.  A la planicie de escombros sobrevivieron tres edificios: el banco central, el Pabellón de Exposiciones Comerciales de la Prefectura de Hiroshima y una fábrica de kimonos… Ah, y un pobre árbol.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1996. Antes de ser arrasado, el edificio servía a la Promoción Industrial de la Prefectura de Hiroshima. Hoy es un monumento conmemorativo por la Paz Mundial.

Gengbaku Dom Este fue el edificio más próximo a la explosión en mantenerse en pie, exactamente a 150 metros del hipocentro de la misma. Antes del ataque la estructura funcionaba como hall de exhibición de la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima. La foto acompaña los cientos de estudiantes nipones que visitan el memorial a diario

Decenas de miles de personas sucumbieron más tarde a la radiación, a las quemaduras o a la pena de no haber muerto. Pero Hiroshima seguía siendo Japón y en Japón el futuro se construye entre todos, aun mezclando el llanto y las cenizas.

Al menos eso pensaba yo viendo al grupo de escolares que visitaba el monolito donde se supone que explotó la historia, a 200 metros de altura. Vimos procesiones enteras de niños con uniforme que salían del aula al encuentro con el pasado reciente, el de sus bisabuelos, vivos o muertos.

Junto a la cúpula sin cúpula del Pabellón de Exposiciones Comerciales, el más célebre esqueleto de la barbarie, un coro de niños cantaba a la paz. La escena me estremeció. Los colegiales miraban de frente y sin temor alguno al caserón desvencijado, pero en realidad, más que al pasado, encaraban el futuro.

Resultado de imagen de Museo memorial de la paz Hiroshima

Museo Memorial de la Paz, Hiroshima

 

Otro lugar a visitar es el Museo Memorial de la Paz. Este es un museo que retrata la fealdad extrema. Jirones de ropa requemados, cristales retorcidos, fotos macabras del desastre, maquetas de una ciudad descuartizada…Pero los japoneses explican que  aquel museo no existe para condenar la guerra sino para recordar la importancia de la paz.

Acabé rendida a una certeza: Hiroshima es paz.

Hubo otro lugar que visité; el castillo de Hiroshima,  castillo de Hiroshima o Hiroshima-jō (広島城), comúnmente llamado “La Carpa” (鯉城) fue construido en 1589 por Mori Terumoto. Desgraciadamente la estructura original fue destruida por la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945. Lo que vemos hoy en día es una reconstrucción de la torre (llamada tenshu), hecha casi totalmente de cemento, de 1958, situada en el Honmaru o recinto principal y que sirve de museo histórico de la ciudad y de la vida en el castillo con exposiciones sobre la antigua Hiroshima, las defensas de un castillo, la armería, etc. En el piso de arriba encontramos un mirador desde el que podremos disfrutar de buenas vistas de la ciudad. Si queréis saber más, entrad a leer este estupendo artículo de Japonismo

Castillo hiroshima

vistas desde el barco a Miyahima

Tips Viajeros

Desde la Estación de Hiroshima de JR cogimos un tren a la Estación de Miyajimaguchi. Tomamos un ferry en Miyajimaguchi Pier  y nos bajamos en el Puerto de Miyahima.

Estos son los tiempos aproximados:
Estación Hiroshima de JR > (25 minutos) > Estación de Miyajimaguchi > (5 minutos a pie) > Miyajimaguchi Pier, embarcadero del ferry > (10 minutos) > Puerto de Miyajima.

Nos alojamos en un hotelito en la isla de Mijayima, muy recomendable, ya que la mayoría de los turistas suelen ver la isla en un par de horas únicamente y ven la puerta sólamente con marea alta o baja. Si queréis saberdónde alojaros, entrad  aquí.

Al anochecer, el santuario y el gran torii de Miyahima están iluminados hasta las 23:00 horas y durante las tardes de marea alta, podemos disfrutar de un crucero por la costa de media hora. Hay dos compañías que operan cruceros alrededor del gran torii y son Miyajima Yūran Kanko y AquaNet.

Miyahima

Estamos en una isla diminuta al sur de Honshu, la isla principal de Japón.

Santuario de Itsukushima o Itsukushima Jinja, al que se entra desde la puerta de torii rojo

El santuario de Itsukushima o Itsukushima Jinja (厳島神社) es uno de los grandes atractivos turísticos de la isla de Miyajima, muy cercana a la ciudad de Hiroshima.La isla se llama oficialmente Itsukushima, pero se la conoce popularmente como Miyajima, es decir, literalmente, ‘isla del santuario’, dada la importancia del santuario en el entorno de la isla.La particularidad del santuario sintoísta de Itsukushima, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996, es que está construido sobre el agua en la costa de la isla de Miyajima, en el Mar Interior de Seto y es especialmente conocido por su gran torii flotante que sin duda, habréis visto en mil y una ocasiones en imágenes.Se cree que el santuario de Itsukushima fue fundado en 593, aunque no hay confirmación de su existencia hasta 811, con lo que la historia sobre su creación no es del todo clara. Lo que sí se sabe es que un incendio destruyó los edificios principales del santuario en 1207, que fueron reconstruidos varios años después para volver a sufrir otro incendio en 1223. Veinte años más tarde fueron reconstruidos de nuevo y así llegaron hasta nuestros días.Dado que tanto el santuario como el gran torii de entrada están construidos sobre el agua, cuando hay marea alta parecen flotar sobre las tranquilas aguas que rodean la isla, creando un ambiente espectacular. Con marea baja, sin embargo, podemos caminar por la arena hasta los pies del torii y maravillarnos ante su grandeza, porque uno no se hace a la idea de lo grande que es hasta que no está a sus pies. En esta página podemos encontrar información detallada sobre las mareas en Itsukushima para poder planificar nuestra visita al minuto, si así lo deseamos (aunque por norma general, marea baja por la mañana y marea alta por la tarde).
La puerta de Mijayima o Puerta Ootori es un santuario sintoísta que permanece sobre la arena o sobre el agua, dependiendo de la hora del día. Su perfil gobierna la playa frente a un templo que no puede competir con esa puerta de madera de alcanfor construida hace más de un siglo, tan solemne que pereciera que sólo a través de ella se pueda entrar en Japón.

Nosotros aprovechamos la hora de la puesta del sol y del amanecer, cuando los turistas seguían roncando y los monjes comenzaban sus oraciones, para grabar Mijayima.

Tuvimos mucha suerte con el clima. Fue sorprendente ver a varios ciervos por allí, como en la ciudad de Nara. Con un total de 16,6 metros de alto y 60 toneladas de peso, cada uno de sus dos pilares principales mide 13,4 metros de alto y tienen una circunferencia de 9,9 metros, mientras que la parte superior del torii tiene una longitud de 24,2 metros. El torii está hecho de madera de alcanforero de 500 o 600 años de antigüedad, muy resistente a la descomposición y a los insectos, además de madera de cedro y de ciprés.

Como frontera entre el mundo de los espíritus y el mundo humano, el color vermellón del gran torii no es casualidad, sino que se cree que este color mantiene alejados a los malos espíritus.

De hecho, en la parte superior del torii, al este y al oeste, podemos ver pintados un sol y una luna, porque la dirección noreste es considerada por el Feng Shui como la puerta de entrada del demonio, por lo que el sol bloquea esa entrada.

La placa del gran torii fue pintada por el príncipe imperial Taruhito, gran calígrafo e importante comandante durante las guerras boshin y la rebelión de Satsuma (o guerra del suroeste), en el siglo XIX.

Recordad que el santuario está abierto de 6:30 a 18:00 horas y la entrada cuesta 300 yenes (500 yenes si compramos la entrada combinada con el salón del tesoro), mientras que el santuario y el torii están iluminados todas las noches hasta las 23:00 horas

Merece la pena dar una vuelta por la isla ya que hay lugares y templos encantadores, como la Pagoda de cinco pisos Goju-no-to

Bueno, desde Miyahima, lugar maravilloso,  me despido finalizando el viaje a Japón en mi blog. Espero que lo hayáis disfrutado leyendo tanto como yo. Ha sido uno de los grandes lugares a los que he viajado y espero volver en el futuro, ya que hay muchos lugares a los que me gustaría volver de nuevo y también conocer algunos nuevos, como la isla de Okinawa.

Para los que no habéis leído el resto de las entradas de japón, os dejo el título de las entradas anteriores: Antes de Viajar  a Japón Tokio freak,  Excursiones alrededores de Tokio , Kioto & Fushimi Inari & Nara, Curiosidades de Japón

Desde aquí, podéis acceder a todas las entradas de mi Viaje a Japón.

Ampliando horizontes, me despido hasta el próximo relato.

!Hasta pronto!

« | »

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *