Consejos para Viajeras en India

En este post os cuento varios consejos para viajeras por cuenta propia en India. La idea es animaros a todas a perder los miedos porque a pesar de lo que digan las noticias, India es un país muy seguro.

Mi amiga Emma y yo viajamos solas a India en 2013 en medio de muchas noticias de turistas femeninas que habían sido recientemente violadas y asesinadas. A nosotras India nos ha parecido un país muy seguro, en el que nos hemos sentido muy cómodas. Sin embargo, sentir cierta inquietud antes de viajar por primera vez es comprensible, especialmente gracias a los miedos y paranoias que todos los días se empeñan en transmitirnos los medios de comunicación. Así que, sin más pretensión que servir de referencia a todas aquellas mujeres que están pensando lanzarse a la aventura de viajar solas a este increíble país, voy a daros algunas claves para que sepáis qué os vais a encontrar.

Mosque in Delhi

Lo primero que quiero decir es que sí: India es un país  volcado en el turista, al que se cuida y mima. Así que todo ese planteamiento de “¡Te vas a India! ¿Tú sola? ¿No tienes miedo? Mira que si te pasa algo…” es una soberana estupidez: lo peor que te puede pasar en India es que te den la brasa (¡y te la van a dar!).

Amber fort, Jaipur

Una de las primeras cosas que el turista (sea hombre o mujer) nota al llegar a India, es la expectación que levanta a su alrededor. En principio puede resultar un tanto chocante: estamos hablando de un país que recibe millones de visitantes a lo largo del año, ¿no deberían estar “hartos” de vernos? Esto únicamente es cierto en parte. En ciudades como Delhi,  Varanasi, especialmente en determinados “ghettos de mochileros”, el turista no sólo no llama  la atención sino que es una diana andante para todos los “comerciantes” que intentan captar clientes a cualquier precio. Así pues, en esta clase de sitios, más que pasar miedo, lo normal es terminar hasta las narices de que intenten venderte todo.

Sin embargo, en otros lugares más remotos, o en la clase sleeper del tren sin ir más lejos, el turista puede llegar a ser toda una atracción. No debemos olvidar que estamos hablando de un país de más de 1.200 millones de habitantes (que se dice pronto), y por tanto, por muchos turistas que haya, la proporción con respecto a la población nativa sigue siendo extremadamente pequeña.  Por eso, nada más normal que encontrarse con hombres que te tocan, mujeres que te miran, y familias enteras que quieren fotografiarse contigo. ¿Quién te dice que esa no es la primera vez que esa familia sale del pueblo, y tú eres el primer (o segundo, o tercer) extranjero que esos niños ven en su vida? Creo que alguna vez he mencionado  la extraña situación que se da cuando, esperando en el andén de la estación, te ves de pronto rodeado por un grupo de treinta personas que te observan fijamente sin decir palabra. Puede que a algunos esto les canse o no les guste; por suerte para mí, llegué a encontrarlo divertido.

Khajuraho

Luego está el factor de que, para una inmensa parte de esas personas, salir fuera de las fronteras de su país es un planteamiento casi imposible. Según esta premisa, los extranjeros somos vistos como “alguien de fuera”, y por ello los más atrevidos no pierden la oportunidad de hacerte preguntas para saber cosas de tu vida o con la intención de practicar inglés. Para la gran mayoría de esas personas, la foto con el turista de turno es lo más cerca que van a estar de “viajar” en su vida.

Con respecto a la mujer occidental, ¿cómo nos ven? Seré sincera: por todas las conversaciones con indios que he podido mantener, la mujer occidental es vista poco más o menos como “ligerita de cascos”, por decirlo finamente. Pero aquí voy a partir una lanza por los indios, cuya visión del mundo al fin y al cabo sólo es el resultado de lo que han mamado en el cine y la televisión desde que son niños.

En una sociedad en la que priman el honor y la castidad por encima de la libertad individual, en una sociedad donde es impensable tener relaciones sexuales o un contacto demasiado “estrecho” con personas del sexo contrario antes del matrimonio (a menos que sea con una prostituta)en una sociedad donde, por tradición, el concepto de “amor”, o de “enamorarse”, es sustituido por el del matrimonio concertado (afortunadamente esto está cambiando, sobre todo en las grandes ciudades), la idea occidental de tener uno o incluso varios novios antes de encontrar al “definitivo” (si es que llega), es algo que simplemente se escapa de sus esquemas. Lo ven en la tele, lo ven en las películas de Hollywood: la mujer occidental se besa con uno y luego con otro, tiene un novio y luego otro diferente. Y eso, a ojos de los más tradicionales, es poco menos que una aberración moral.

Khajuraho

Sin embargo, y lógicamente, como hombres les atrae. Con sus mujeres no pueden hacerlo, ¡pero ojo, que llega una turista! Así que si una mujer está viajando sola por India, lo menos que le puede pasar es que reciba cientos de “ofertas” para tener relaciones.  Lo verdaderamente curioso de esto, es que lo hacen sin mala intención. Dada su poca experiencia en estos temas, muchos de ellos realmente creen que por el hecho de venir de fuera no vas a tener ningún problema en acostarte con ellos: que es “lo normal”. Y si te lo proponen tan directamente es porque ¡no saben hacerlo de otro modo! No forma parte de su cultura, así que sus técnicas de “ligoteo” son, cuanto menos, toscas.

De modo que si hay un consejo que pueda dar a las mujeres que tengan pensado viajar a India solas, es que vayan preparadas para recibir este tipo de proposiciones y no se lo tomen, salvo que el individuo realmente lo merezca, como algo malo. Por experiencia propia puedo decir que me ocurrió varias veces, con gente más o menos cercana, con la que me llevaba bien o ya conocía de varios días (incluso amigos), y realmente se avergonzaban mucho cuando les explicaba que las cosas no eran así. En el fondo, dan un poco de pena.

En definitiva: si eres respetuosa, vistes de manera decente (e.g. usar el salwar kameez (vestido indio) es altamente recomendable,  y no sólo por comodidad: les encanta que los extranjeros muestren curiosidad por su cultura) y te haces respetar, te respetarán.

Gestos y normas que debes conocer

Conocer los siguientes gestos y normas de antemano te ayudará a navegar la India, sin llegar a un incómodo choque cultural con los locales.

En el saludo

 

Las manos se unen frente al pecho, bajo las mejillas, al tiempo que decimos namasté. Al haber sido una colonia inglesa durante años, para despedirse no utilizan gestos, sino que alcanza con el “Bye!” del inglés.

No besarse en público

Queda prohibida la exhibición de afecto durante tu estancia en la India. Da igual que estés de viaje de novios o de escapada romántica, eso hay que dejarlo para el hotel. Las acciones sexualmente explícitas son altamente ofensivas en este país.

Ten mucho cuidado de no tocar cosas con los pies

Los pies en la cultura india son la parte más contaminada del cuerpo, por eso hay que procurar tocar nada con ellos. Si lo haces, pide perdón rápidamente. La palabra que debes utilizar es ‘maaf kijiye!!’ (माफी).

Evita hacer cualquier tipo de guiño

Los guiños son percibidos por ellos como signo de proposición sexual, y hasta pueden ser considerados un insulto. Este tipo de gestos puede ser seriamente mal interpretado.

Deberás re-aprender los gestos para “si”, “no” y “quizás”

Para decir que si, en la India suelen sonreír y mover la cabeza de lado a lado. Es uno de los gestos más llamativos porque da la impresión de que te están diciendo “no”, pero en realidad es la forma de expresar que están de acuerdo contigo. Este video explica la diferencia:

Olvídate de los tópicos

Si hay un país en el que los tópicos son protagonistas de prácticamente todo lo que sucede, ese es India. Intenta olvidarte de ellos y es que, como sabes, no siempre todo lo que lees es cierto. Uno de los más extendidos es “India, o la amas o la odias”. Si viajas con esto interiorizado, al final estarás predispuesto a amar el país o a odiarlo y te aseguramos que hay puntos intermedios. No todo es blanco o negro. El gris muchas veces es un tono muy apropiado para las cosas.

Ármate de paciencia

En India muchas veces no te entenderán, tú no entenderás que quieren decirte, y te sentirás presionado para comprar, incluso cuando no estabas ni siquiera mirando. Necesitarás unos minutos cada vez que quieras coger un taxi o un tuk tuk para negociar el precio. A veces incluso, alguien querrá llevarte a una tienda, fingiendo que está ayudándote a encontrar la calle que estabas buscando. No te apures, relájate, ármate de paciencia e intenta disfrutar al máximo.

Nosotras acabamos varias veces dentro de una tienda, aún no sabemos ni cómo ni por qué, durante más de una hora intercambiando conversación y chai, para salir después con un par de pañuelos que ni siquiera íbamos buscando.

¿Te gustan los animales? ¿Y las cucarachas y las ratas?

En India es muy habitual ver vacas en la calle. Llegan a ser como los peatones, bueno, podríamos decir que incluso tienen más preferencia. Te acostumbrarás rápido a cruzarte con ellas e incluso esquivarlas en callejones estrechos. Lo que no suele ser tan agradable es encontrarte con otro tipo de animalitos que suelen aparecer en los lugares más variopintos. No te asombres si estás comiendo en un restaurante y de pronto ves pasar una rata por el techo o una cucaracha. Es algo habitual, y como podrás ver, únicamente tú le das importancia a estos comensales improvisados.

Toma precauciones con la comida. ¡Siempre!

Resultado de imagen de antidiarreicoTe dirán en cientos de ocasiones que la gastronomía india es deliciosa. No lo ponemos en duda, pero ¡ten cuidado!. En India es muy común sufrir la diarrea del viajero y si el primer día empiezas a comer en la calle, en locales con “dudosa” higiene o empiezas a beber agua no embotellada, lo más probable es que recuerdes tu viaje a India, pero tumbado en una cama.
Tampoco hace falta obsesionarse, pero con unas pautas mínimas, seguro que podrás disfrutar de India y su gastronomía sin una décima de fiebre.

Yo recomiendo beber sólo agua de botella y comer únicamente arroz con verduras o de alguna otra forma y pedirles que sea “without spices”. Esto ayudará a no ponerse malo. Si aún así caes, asegurarse que llevas antidiarreico.

El aeropuerto, primera prueba de fuego

En el aeropuerto haz el menor número de transacciones posibles. Allí el tipo de cambio es el peor de toda la India, las SIM cards mucho más caras que en la ciudad y los taxistas saben que no conoces el precio de la carrera. Para esta última gestión, en todos los aeropuertos y estaciones de trenes existe la ventanilla de “taxi pre-pago”. Úsala, te cobrarán lo más aproximado al precio real del trayecto.

Ola Cabs será tu ángel de la guarda

Antes de ir a India descárgate la app Ola Cabs, conocida como el “Uber Indio”. Con esta aplicación puedes solicitar desde coches de lujo a tuk-tuks con la gran ventaja de que te marca el precio de la carrera antes de solicitar el vehículo. Uno de los grandes momentos que vive el turista es cuando un tuk-tuk te pide 200 rupias por un trayecto y le muestras en la pantalla de Ola Cabs que la carrera son 50 rupias. «Vale, te cobro 50 rupias, pero antes te llevo a la tienda de mi primo». ¡No caigas! Solicita el tuk-tuk por la aplicación y espera a que llegue.

Te pedirán fotos como si fueras una celebrity

Quizás un día estés paseando por alguna ciudad india y se te acerque una persona pidiéndote hacerse una foto contigo. En principio no tienes que preocuparte. Piensa que tú haces lo mismo muchas veces con ellos porque su apariencia te parece exótica. Para un indio, además, no sólo eres una persona llamativa, esa foto la quieren para presumir ante su gente de tener amigos occidentales.

Kharurajo

Qué hacer cuando un niño te pide limosna

Uno de los momentos más difíciles a los que te enfrentarás en India es cuando los niños te piden limosna. No se limitan a pedir dinero: te siguen donde tú vayas, te agarran la camisa y te golpean el brazo de manera insistente para que les des algo. Ante esta situación, lo normal es darles algunas monedas o bien enfadarte con ellos con tal de que dejen de molestarte. Pues bien, esas son las dos cosas que nunca debes hacer.

Esos niños están explotados y aleccionados para comportarse de esa manera por parte de sus responsables. Con un niño al que le han robado la infancia lo último que debemos hacer es enfadarnos, pero tampoco hay que darles dinero en ningún caso. El día que esos niños dejen de llevar dinero a sus explotadores no les utilizarán para ese fin y podrán dedicarse a disfrutar de su infancia. Cada vez que das dinero o compras souvenirs a niños estás contribuyendo a su esclavitud.

Niña pidiendo limosna en India

Cuando un niño venga a pedirte limosna, ten mucha paciencia, tranquilidad, dile que no con una sonrisa y amabilidad. En caso de persistir ignora su presencia, pero nunca te enfades ni le des dinero.

Para muchos viajar a la India es como el viaje de graduación en la asignatura de Viajes. Es que este país con 1300 millones de habitantes presenta desafíos varios a la hora de recorrerlo. Al principio, varias situaciones nos desbordan, nos emocionan, nos enojan, nos aturden los sentidos. Podemos pasar de un lugar caótico y superpoblado, repleto de olores y sonidos, a unas montañas de ensueño.

Además, parte del desafío de viajar por cualquier sitio es adentrarse en la cultura. Un gesto de apreciación en un país, puede ser considerado un insulto o una señal de agresión en otro.

Sea lo que fuere, os animo a todas a viajar por cuenta propia a India. Para mí lo ideal, es contactar con una buena agencia de viajes en destino que te aseguren un servicio efectivo y profesional de conductores y guías, si queréis hacer un viaje relativamente cómodo como el que hicimos nosotras. Xasmin Travel es la agencia elegida por nosotras que nos ayudó a dar forma a nuestras necesidades, sin querer vendernos paquetes y únicamente atendiendo a nuestras solicitudes, como sacarnos los billetes de tren, contratación de conductores fiables y guías. También pueden ayudaros a reservar hoteles y organizar un itinerario completo.

Si queréis leer acerca de nuestro viaje, sólo tenéis que pinchar aquí

« | »

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *