Visitar Singapur en dos días

!Buenas!

En Septiembre del 2012, mi amiga Elena y yo emprendimos un espectacular viaje a Indonesia, aunque primeramente hicimos escala para visitar Singapur en dos días. En esta entrada os cuento lo principal que podéis ver en una escala de un par de días. Singapur tiene fama de ser una ciudad aburrida pero a mí no me lo ha parecido para nada, al contrario, es una ciudad que ofrece un montón de cosas a hacer.

Introducción

Singapur es una ciudad moderna, multicultural (las señales suelen estar en 4 idiomas), limpia y con una historia reciente muy interesante, dejando de ser colonia británica en 1965, pero la ciudad tampoco es para tirar cohetes.

Resultado de imagen de singapur desde el aire

Vista del Hotel Marina Bay Sands, Singapur Foto de Barbiegirl Travels Arts

Hace cincuenta años, Singapur no era mucho más que una villa de pescadores . Singapur es la ciudad más pequeña del sudeste asiático y la más cara del mundo. Un país con 74 islas y 5 millones de habitantes, en dónde una cajetilla de tabaco puede alcanzar los 10 euros y encontramos peajes dentro de la ciudad. Singapur está considerada el Asia para principiantes, por el crisol de culturas que tiene.

Os voy a contar los imprescindibles si vais a visitar Singapur en dos días:

Qué ver en Singapur

Hotel Marina Bay Sands

Empezamos por este magnífico hotel. Subir al mirador del Hotel Marina Bay Sands es casi obligatorio en toda visita a la ciudad. Os recomiendo hacerlo sobre las 5.30h y así veréis la ciudad de día, la puesta del sol y la ciudad iluminada durante la noche. Si tenéis el presupuesto para alojaros en ese hotel, podréis disfrutar de una de las infinty pools (piscinas con vistas) más famosas del mundo. Me parece la mejor forma de hacerse una idea de sus dimensiones, ayuda a orientarse y, en algunos destinos, como en Singapur, se consiguen unas vistas increíbles. Nosotras no nos quedamos en el hotel pero sí realizamos una visita en barco desde donde vimos el Hotel Marina Bay Sands y subimos a la terraza, justo al lado de la infinity pool del hotel.

Visitar Singapur en dos días

Vista del Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Vista desde lo alto del Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Vista del Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Vista desde Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Vista del Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Subir al mirador cuesta 23$ por persona, aunque también podéis ir gratis al bar/restaurante Kudetá y tomar algo. Este Bar se encuentra en el mismo mirador. Al bajar del mirador podéis ir un rato al Casino de Singapur que está en la planta baja del mismo hotel. Os pedirán el pasaporte para entrar y adentro hay bebida gratis, sin alcohol, claro.

Para llegar al Hotel Marina Bay Sands, se puede ir en metro bajando a la parada Bay Front.

Visitar Singapur en dos días

Vista del Hotel Marina Bay Sands, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Marina Bay es quizás la parte más famosa de la ciudad. Allí es donde está la famosa estatua del león-sirena, emblema de la ciudad, los hoteles más caros, el casino y es donde se hace la carrera urbana de Formula 1 de Singapur. También se encuentra el Museo de Artes y Ciencias que está en un bonito edificio con forma de Flor de Lotus (8-19h).

Visitar Singapur en dos días

Vista del hotel Marina Bay y Museo de Artes y Ciencias

Marian-bay-2

Vista del Hotel Marina Bay Sands desde el mar, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Todas las noches (a las 20h y 21:30h), enfrente del Hotel Marina Bay Sands, hacen un espectáculo audiovisual en el que proyectan, en una pantalla de agua creada por potentes fuentes, una historia en imágenes, música y fuego. Está bastante bien. Parecido al de Hong Kong.

Gardens by the Bay

Junto al Marina Bay Sands, los Jardines de la Bahía son un lugar imprescindible que visitar en Singapur, un lugar donde se mezclan elementos naturales con la modernidad que caracteriza a este país asiático, y pasear por allí por la tarde y ver caer la noche cuando las luces le confieren un aspecto mágico no tiene precio.

Tienen una extensión de 101 hectáreas y acogen más de un millón de plantas de los cinco continentes.

Tras casi 5 años de construcción y más de 1.000 millones de dólares de inversión, los Jardines de la Bahía de Singapur fueron inaugurados en junio de 2012, dando un paso más para lograr el objetivo del gobierno, ser “una ciudad dentro de un jardín”. Además de las plantas, el agua y el propio paisaje, en la inmensidad de los jardines también hay varias estructuras, donde merece la pena destacar los “Superárboles” y los invernaderos.

Tanto de día como de noche, la imagen es espectacular. Es como estar en un cuento, o mejor aún, en la película de Avatar. Respecto a las atracciones de pago, como los invernaderos o la pasarela, no podemos catalogarlos de imprescindibles, y además el precio es un poco elevado.

Jardines en la Bahía. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Little India

Si vais a visitar Singapur en dos días, este es el barrio donde aconsejo que os alojéis. Me pareció muy pintoresco.

El barrio indio de Singapur es como un pequeño Chennai pero a lo limpio y sin grandes masas de gente. Las calles principales del barrio son Buffalo Road y Serangoon Road. En esta última podréis ver el templo típico del sur de la India, el templo hinduista  Sri Veerama Kaliamman.
Os recomiendo dar una vuelta por Serangoon Road para transportaros a India y hacer un break para tomar el té con leche típico de la india, Chai Masala, o la deliciosa bebida de yogurt, sweet Lassi.  La Pequeña India es el lugar ideal para adquirir tallados, joyas, muebles, arte religioso y saris.

¿Cómo llegar a Little India? Bien fácil, en metro bajando a la parada Little India.

Little-india-Singapur-2

Serangoon Road, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Estos son los sitios que se pueden ver en este barrio:

  • Mustafa Center. Uno de los puntos comerciales más importantes de Little India. Es un curioso centro comercial en el que encontraréis desde relojes de lujo hasta artículos de «todo a cien». Podríamos definirlo como un «Corte Inglés» cutre.
  • Serangoon Road. Es la principal arteria de Little India. La calle corta todo el barrio transversalmente y por ella circula un flujo incesante de vehículos. Si tienes suerte, y dependiendo de la época del año en la que visites Little India, la avenida estará engalanada para celebrar alguno de los festivales del calendario. En esta calle hay numerosas tiendas de ropa india, pero los precios aunque no excesivos, no son baratos. Es un buen lugar de representación de la India.
  • El templo Sri Veeramakaliamman está localizado en la avenida principal de Little India, Serangoon Road, no muy lejos del resto de atracciones principales del barrio. Fue construído en 1881 por los pioneros indios que llegaron a la región de Little India para vivir y trabajar. El templo está dedicado a Kali, dios del poder y consorte de Shiva. Está especialmente bonito cuando lo decoran con pequeños candelabros durante el festival de Deepavali.
    En el templo se puede entrar en contacto con una experiencia muy próxima a la de los templos de la India. Es un templo frecuentado principalmente por parte de la masa de trabajadores indios que ayudó a crecer a Singapur. Como en todo templo hindú, hay que descalzarse antes de entrar y vestirse apropiadamente.
Visitar Singapur en dos días

Templo Sri Veeramakaliamman en Little India, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Templo Sri Veeramakaliamman en Little India, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Visitar Singapur en dos días

Templo Sri Veeramakaliamman en Little India, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Os dejo aquí una guía de restaurantes y aquí una de hoteles de en Little India  de la web Guía de Singapur. En cuanto a los hoteles, nosotros nos quedamos en uno de Little India que no es reseñable porque nos pareció de muy poca relación calidad precio. Sin embargo, hablan muy bien del Wanderlust hotel, con muy buenas críticas en Trip advisor. Sí es muy buen idea alojarse en esta zona ya que es muy céntrica y segura, aunque en Singapur, inseguridad más bien hay poca.
Otros lugares de interés de este barrio son:
Abdul Gafoor (mezquita)
Little India Arcade (pequeño centro comercial)
House of Tan Teng Niah (villa china restaurada)

Elena y yo cenando en un restaurante indio del barrio de Little India, Singapur.

Chinatown

A pesar de ser uno de los barrios más guiris de la ciudad, Chinatown sigue siendo una buena opción para ir a comer algo además de ir de compras. El pequeño barrio está formado por casas tradicionales de colores, muy bien conservadas. Allí, además de buena comida, encontraréis un montón de tiendas de recuerdos. No os olvidéis de tomar un Cofi, el café tradicional singapureño.

De visita en el Chinatown de Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chinatown es el centro de la comunidad china en Singapur, un legado de los primeros colonos chinos que habitaron en Singapur. El barrio chino de Singapur surgió en 1821 cuando llegó a puerto el primer junco procedente de Xiamen. Los pasajeros, todos hombres, se establecieron en la parte sur del río Singapur, zona hoy conocida como Telok Ayer.

Como el resto de Singapur, Chinatown también destaca por la mezcla cultural. En muy pocas ciudades es posible ver dos mezquitas árabes y un templo hindú en el corazón del barrio chino. Si vas a visitar Singapur en dos días solamente, asegúrate de darte una vuelta por aquí.

Chinatown de Singapur.  Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chinatown Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Si podéis dejar de lado la excelente comida para recorrer las tiendas, en Chinatown encontraréis antigüedades, productos fabricados a mano y menaje para el hogar. Aunque no es fácil encontrar los mismos chollos que en Bangkok, Kuala Lumpur y otras ciudades cercanas, si te gustan las compras, has elegido un destino perfecto. Una de las mayores aficiones de los habitantes de Singapur es ir de compras.

Si algo se puede echar en falta a Singapur son los productos típicos, pero es algo comprensible en una sociedad tan multicultural. A cambio podréis adquirir productos tradicionales chinos, indios y de otros países.

En Chinatown nos dejamos leer la mano por un chino, en una de las calles con puestos repletos de caraduras. Nos dijo que seríamos millonarias antes de cumplir los 46……yo esto no lo veo venir…pero bueno…!si él lo dice!.
Me dijo también que tendría dificultades para caminar. Curioso es que tres días más tarde en Bali me caí en un lavadero y casi me mato. Me hice mucho daño en la pierna, la verdad. Ya veréis la herida en las siguientes entradas.

Aquí también se encuentra el templo Sri Mariamman, que fue construido en 1827 y se convirtió en el primer templo hinduista de Singapur. Es muy espectacular aunque bastante parecido al que os he mostrado de Little India.

Templo Sri Mariamman. Chinatown Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Singapur y Chinatown en concreto, es el lugar indóneo para probar todo tipo de delicias de china. Los precios son muy económicos y la calidad de la comida bastante buena. Echa un vistazo a los puestos callejeros donde verás cómo cocinan.

Lau Pa sat, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Resultado de imagen de Lau Pa Sat hawker

Lau Pa Sat por dentro, singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Si vas a visitar Singapur en dos días sólamente, no te puedes ir de Singapur sin comer en los Hawkers, que son conjuntos de puestos callejeros que comparten las mesas y otros servicios. Si ya habéis visitado antes otras ciudades del sudeste asiático como Bangkok, sabréis que esto es común en muchos lugares de estas latitudes.

El precio de los platos en estos lugares oscila entre los 3 y los 7SGD. Mi hawker-centre preferido es Lau Pa Sat. Este recinto se encuentra bajo una estructura de hierro forjado llevado de Escocia a finales del siglo XIX. No os vayáis de Singapur sin probar los satay en este hawker. Brochetas marinadas de pollo o cerdo con salsa de cacahuete. Es el plato preferido por los turistas internacionales.

El centro financiero de Singapur, repleto de rascacielos, está muy cerca de Chinatown. De hecho, la vista de Chinatown es muy curiosa porque queda encajado entre tanto rascacielo. Vale la pena darse una vuelta.

Clarke Quay & Boat Quay

Mapa de Singapur. Boat Quay y Clark Quay, separados por el bridge Road

Clarke Quay, a orillas del río Singapur, es una de las zonas más vivas de Singapur y en ella se encuentran decenas de restaurantestiendas y locales de copas.

Clarke Quay abarca cinco manzanas con casas de antiguos almacenes rehabilitados. Durante el siglo XIX, Clarke Quay fue el centro comercial de Singapur.

La mejor hora para visitar Clarke Quay es por la noche, cuando las luces y el ambiente combinan a la perfección.

Es la zona más bonita y con más ambiente de Singapur, en ella se concentran un gran número de restaurantes y bares de copas. Si vais a visitar Singapur en dos días y no tenéis mucho tiempo para conocer la ciudad, podéis cenar en alguno de los restaurantes de Boat Quay e ir a Clarke Quay a tomar una copa.

Terrazas coloridas de Clark Quay, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Boat Quay es una de las zonas más conocidas de Singapur. Se encuentra en la orilla sur del río Singapur y está repleta de bares y restaurantes.

La zona de Boat Quay que da al río es el lugar preferido de los extranjeros que viven en Singapur para cenar y tomar una copa. En esta zona se encuentran algunos de los mejores bares, pubs y restaurantes de la ciudad. Durante el siglo XIX Boat Quay era el centro financiero de Singapur. Se dice que en 1960 tres cuartas partes de los intercambios comerciales del país se realizaban aquí.

Terrazas y bares de Boat Quay, Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts.

Si en la orilla del río predominan los restaurantes, en Circular Road, una calle paralela a Boat Quay, dos de cada tres locales son pubs.

Hay que llegar en metro e Raffles Place (líneas verde y roja), Clarke Quay (línea morada).

Los muelles de Singapur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Sentosa Island

Isla Sentosa es el principal lugar de esparcimiento de los singapurenses. En la pequeña isla encontraréis playas, visitas culturales y diversas atracciones.

A finales del siglo XIX los británicos hicieron de Sentosa una fortaleza defensiva. Fue en 1967 cuando la isla fue devuelta al gobierno y se convirtió en un destino vacacional.

Como curiosidad, Isla Sentosa es el punto más al sur del continente asiático. A mí me pareció horrible y la verdad es que es perfectamente prescindible. No obstante, os dejo aquí los datos porque si vais a visitar Singapur en dos días y viajáis con niños, éste puede ser un buen destino.

La isla Sentosa es una pequeña isla con playas bonitas pero el agua está bastante caliente, sospechosamente caliente, ya que el puerto está justo al lado y no te apetece ni bañarte. Es curioso cómo lo venden…ni que fuera una isla paradisíaca…..

Pllaya de la Isla de Sentosa. Estaba demasiado caliente y muy cerca del puerto de la ciudad. es muy artificial. Foto de Barbiegirl Travels Arts.

Isla Sentosa no sólo destaca por sus playas, sino que también tiene algunas de las atracciones más importantes de Singapur. Es recomendable ir si hay tiempo ya que la  Isla Sentosa te dará otra imagen de los habitantes de Singapur y por esta razón, es curioso acercarse y verlo. Familias, parejas y grupos de amigos se dan cita en la isla sobre todo los fines de semana.

Para entrar a la isla hay que pagar un pequeño peaje. Este importe va incluído en los siguientes medios de transporte:

  • Sentosa ExpressTren que comunica Sentosa con el centro comercial VIVO City (nivel 3). El precio del billete es de 3SGD por trayecto.
  • Sentosa Bus: Conecta Isla Sentosa con el intercambiador de HarbourFront. El precio del billete es de 3SGD.
  • Teleférico (Cable Car): Es la opción más bonita pero también la más cara (18,9SGD ida y vuelta, niños 9,5SGD). El teleférico se toma en la torre 2 de HarbourFront y hace una parada intermedia en el Monte Faber (podéis bajar y luego volver a subir).
  • Taxi o coche de alquiler: Hay que pagar 2SGD por cada persona que accede a la isla.

Para tomar el teleférico, el tren o el autobús deberéis tomar la línea morada de MRT hasta Harbour Front. En este punto encontraréis señalizados los diversos medios de transporte.

Orchard Street

Si vas a visitar Singapur en dos días, bien vale la pena darse una vuelta por este bulevard de 2 kms aunque es bastante poco pintoresco. Te puedes encontrar con las tiendas más exclusivas del mundo. Nada nuevo y perfectamente prescindible, al menos para mi gusto

Resultado de imagen de orchard Street singapore

Orchard Street, singapur

¿Cómo moverse por Singapur?

Metro-de-Singapur

Foto de los andenes de metro con puertas abatibles. El metro de Sinapur es súper moderno

La red de Metro de Singapur (MRT – Mass Rapid Transit) es eficiente, moderna y alcanza casi todos los puntos de interés de la ciudad.

Algo que sorprende es el ambiente y la vida que hay en el subsuelo de la ciudad. Algunas estaciones son inmensas y dan cobijo a tiendas, restaurantes y otros comercios.

Al contrario que en ciudades europeas, tener un negocio en el metro es estar en una ubicación privilegiada. En general el transporte público de Singapur es de gran calidad y no es caro.

Así que os recomiendo usar el metro (MRT) y el autobús si vais a visitar Singapur en dos días. Un billete de metro o de autobús suele costar unos 1,50$ o 2,50$ dependiendo de la distancia. El metro está perfectamente conectado con el aeropuerto (Changi Airport) y en media hora estás al centro (la mejor opción sin dudarlo)
El taxímetro de los taxis empieza sobre los 3$ y suelen costar sobre los 10-35$ por trayecto.

Alojamiento

Al igual que Tokyo o Hong Kong, se puede ir a Singapur de mochilero pero, debido a los precios (especialmente del alojamiento), no es el mejor destino para ello. Singapur se disfruta más si uno no va muy apretado económicamente. Si formáis parte de la red social couchsurfing, Singapur es sin duda un buen lugar para buscar a alguien que os aloje en su casa.
Tal y como os he contado más arriba, quedarse en Little India es una buena opción. Realmente el centro de Singapur no es muy grande y todo está bien comunicado, por lo que cualquier hotel céntrico es idóneo para visitar la ciudad. Nuestras zonas preferidas para alojarse son Esplanade, Orchard Road y Boat Quay. Los hoteles que rodean la bahía, como el Marina Bay Sands, también son una opción segura.

El visado de Singapur

La mayoría de nacionalidades pueden entrar a Singapur sin necesidad de visado.

La moneda de Singapur

Foto de un billete de SIngapur

La moneda es el dólar singapurense, que suele ser algo más barato que el dólar americano. Podréis cambiar de euros a dólares singapurenses en las muchas casas de cambio que hay en la ciudad. El cambio en el aeropuerto no está mal, pero yo lo encontré mejor en casas de cambio cutrecillas del centro. En la mayoría de lugares también se puede pagar con tarjeta de crédito.

En este link podéis ver el programa Madrileños por el Mundo de Singapur.

Espero que os haya interesado esta breve entrada de Visitar Singapur en dos días. Si queréis leer acerca del viaje por Indonesia que hice seguidamente, puedes pinchar aquí.

 

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *