Jardines de Madrid según la estación del año

!Buenas!

Una semana más, seguimos con la nueva sección City Life, donde os hablo de planes y sitios chulos en Madrid. Hoy vengo a hablaros de los jardines de Madrid que más me gustan y cuándo visitarlos, ya que hay uno para cada momento, estación del año y ocasión.

Voy a hablaros de los siguientes:

Quinta de los Molinos durante la floración del cerezo

Situado en la parte final de la calle de Alcalá, a la altura del número 512, en el distrito de San Blas, este parque ocupa 25 hectáreas las cuales están cubiertas de arbolados, entre los que se incluyen olivos, pinos, eucaliptus y los citados almendros. En este parque también hay un pequeño estanque, así como un palacete y dos molinos que dan nombre al parque.

Este es un espacio incluido en el catálogo de Parques y Jardines Históricos de especial protección del Ayuntamiento de Madrid. El origen de la Quinta de los Molinos se remonta a principios del siglo XX, cuando César Cort, ingeniero, arquitecto y exconcejal del Consistorio, adquirió la primera de las parcelas que conforman el parque. Cort siguió ampliando la finca hasta los años sesenta. Y tras su muerte, en 1978, los herederos llegaron a un acuerdo con el Ayuntamiento para ceder 21 hectáreas de los terrenos al municipio, cesión que se materializó en 1982.

Parque Quinta de los Molinos durante la floración del cerezo, que suele darse en Febrero Marzo de cada año. Foto de BarbiegirltravelsArts

Almendro en flor en la Quinta de los Molinos, Madrid. Foto de BarbiegirltravelsArts

La zona cuenta con 7.688 árboles de especies vegetales muy diversas, entre las que destacan los pinos, los cipreses, los olivos, los eucaliptos y los almendros.  En el parque de la Quinta de los Molinos cada año todos los almendros que se extienden por el mismo florecen durante unas dos semanas. La fecha de la floración de los almendros depende de la climatología durante los meses de enero y febrero.

Si dicha climatología es suave, la floración se adelantará unos días, y por contra si es más fría de lo habitual, dichas fechas se retrasarán. En  cualquier caso ya debes estar atento a cuando se inicia la floración, la cual habitualmente se produce a finales de febrero.

La Quinta de los Molinos no es un parque demasiado conocido ni entre los propios madrileños, auqnue cada vez lo van conociendo más gente, en particular a causa de la floración del cerezo.

Aquí estoy yo paseando por la Quinta de los Molinos durante la floración del cerezo. Foto de BarbiegirltravelsArts

Cómo llegar

El parque se encuentra en calle Alcalá 512 con lo que lo mejor es llegar en metro o autobús.

Frente a la puerta del parque está la estación de metro de Suanzes, correspondiente a la línea 5. Y por la calle Alcalá pasan las líneas 77 y 104 de autobuses; y en la de Juan Ignacio Luca de Tena las líneas 114 y 146, si se prefiere utilizar los accesos de zona norte (en dicha calle Juan Ignacio Luca de Tena y en la calle Miami).

El Olivar de Chamartín para una noche cultural de verano

A pocos metros del Estadio Bernabéu se encuentra este espacio verde con más de 100 olivos centenarios, en concreto en Calle Menéndez Pidal, 3.

Foto del escenario y sillas en el Olivar de Chamartín. Foto de BarbiegirltravelsArts

La Fundación sin ánimo de lucro Olivar de Castillejo se encarga de su mantenimiento ofreciendo actividades culturales para los madrileños en los meses de verano llamadas Las Noches del Olivar. La entrada a sus actividades como conciertos de música clásica te costará 8€, un dinero que toman como donativo para seguir manteniendo este paraíso ecológico en el centro de la capital. Aquí podéis entrar en su web para ver la programación de conciertos.

Nadie diría que estás en el medio de una jungla de cemento cuando accedes a este hermoso olivar: se dejan de oír los coches, no se ven edificios y el único sonido que llegará a tus oídos es el de los pajaritos. Un verdadero oasis en el corazón de la ciudad donde puedes oír música en directo y por supuesto, comer.

Foto del Jardín con las mesas del restaurante La Malquerida. Foto de BarbiegirltravelsArts

La finca suma varios espacios: una zona chill out para tomar una copa; un escenario donde se está desarrollando un programa de conciertos en directo; y Restaurante Malquerida, restaurante gestionado por Grupo El Escondite. Desde el 14 de junio y hasta el 15 de septiembre puedes disfrutar en el restaurante Malquerida de platos ligeros y de temporada: burrata de búfala con carpaccio de calabacín, lomos de sardina ahumada con guacamole, empanadillas japonesas de jamón ibérico, poke de salmón.. Y todo disfrutando de olivos centenarios, almendros, romeros, jaras y laureles.

Esta soy yo en el Olivar de Castillejo, una tarde de julio en Madrid. Foto de BarbiegirltravelsArts

Cómo llegar

El Olivar se encuentra en la Calle Menéndez Pidal, 3, transversal a la Calle Alberto Alcocer. Lo ideal es llegar en transporte público. Hay varias estaciones de metro en los alrededores; Metro Cuzco en la Línea 10 es la más cercana.

La Quinta el Pardo, para una tarde de domingo en verano

Estos jardines se encuentran en pleno Monte de El Pardo, en Madrid. Se les conoce como jardines Quinta de El Pardo, aunque también se les nombra como Quinta del Duque de Arco. Saliendo de Madrid en dirección al Pardo, nada más pasar el complejo deportivo de Somontes encontramos a la derecha una carretera que nos conduce a la Quinta del Pardo.

En sus jardines podemos disfrutar viendo dos impresionantes secuoyas y algunos pinsapos y cipreses que no le quedan a la zaga más que en el tamaño. Fuera del recinto de los jardines, un precioso olivar ocupa toda la finca.

Nos remontamos a 1717, cuando el duque de Arco Alonso Manrique de Lara lo compró. Cuando este falleció en 1745, su viuda lo donó a los reyes Felipe V e Isabel de Farnesio, integrándose así en el Real Patrimonio. Ya en el siglo XX, por los años 30, el palacete fue residencia de Manuel Azaña (Presidente de Estado). En esa misma década, concretamente en 1935, se declaró Monumento Nacional.

Jardún en la Quinta del Pardo. Se puede ver una de las inmensas secuoyas. Foto de BarbiegirltravelsArts

Durante la Guerra Civil alojó a la Quinta División del Ejército de la República por lo que fue objetivo de las tropas Nacionales y décadas después el entonces Príncipe don Juan Carlos comenzó a celebrar audiencias en el palacete. El Palacio consta de distintos salones y recepciones. Las paredes están decoradas con papeles pintados franceses del siglo XIX. El salón mayor consta de 110 m2y los jardines exteriores tienen una superficie de 10.000 m2.
Truchet fue quien diseñó en 1726 estos bellos jardines, de estilo francés pero con rasgos españoles e italianos. En ellos destacan las bonitas fuentes y esculturas, el estanque, situado en la parte más alta y sus dos enormes y sorprendentes secuoyas, el organismo vegetal más grande del mundo en términos de suma del volumen. 
Bajo una de ellas podremos observar una preciosa cascada francesa con un pequeño estanque. Los jardines, diseñados con parterres, esconden multitud de detalles y unas estupendas vistas de las 4 Torres de Madrid y del Monte del Pardo. Actualmente los Jardines Quinta de El Pardo es propiedad de Patrimonio Nacional.

Secuoya en la Quinta del Pardo. Foto de BarbiegirltravelsArts

Cómo llegar

A los Jardines Quinta de El Pardo nos podemos acercar de las siguientes maneras:

  • En coche
    • Desde la M40 coger la salida 51 y seguir indicaciones hacia El Pardo. Una vez en la M-605 y tras pasar una rotonda llegaremos a un cruce donde nos indicará que giremos a la derecha para dirigirnos a la Quinta de El Pardo.
    • Desde la M30 tomaremos la salida dirección El Pardo/M-605/M-607. Seguiremos indicaciones hacia El Pardo y tras pasar una rotonda llegaremos a un cruce donde nos indicará que giremos a la derecha para dirigirnos a la Quinta de El Pardo.
  • En autobús
    • Los autobuses 601 y 602 dejan justo antes del cruce anteriormente descrito. Desde allí seguimos las indicaciones hacia la Quinta de El Pardo. Este tramo andando es de media hora, algo más de 2 kms, por lo que recomendamos acercarse en transporte privado.

Para aparcar, los jardines disponen de un lugar habilitado. Al aproximarnos a la Quinta, nos encontraremos con una gran puerta con un bello arco, la Puerta de Madrid. La cruzaremos y seguiremos adelante. Rodearemos los jardines hasta llegar a una explanada donde aparcaremos. Pasaremos por el Restaurante Quinta del Pardo, un buen lugar donde comer y tomar algún refresco.

Museo Jardín Sorolla para un momento de calma

Ubicado en un agradable palacete rodeado por un bucólico jardín, el Museo Sorolla es una casa-museo, que se ubica en la Calle General Martínez Campos 37 y que aún conserva gran parte de su decoración, por lo que resulta un placer recorrer sus estancias mientras se disfruta de las colecciones del artista.

El museo fue inaugurado en 1932 bajo el encargo de la viuda de Sorolla, que cedió el edificio al estado y realizó una generosa donación para la creación de un museo en memoria de su marido. El museo conserva la colección del pintor, que está compuesta por obras del propio Sorolla y diferentes objetos que reunió a lo largo de su vida. La entrada al museo es 3 € pero al jardín es gratuito.

Jardín del Museo Joaquín Sorolla inspirados en el Generalife de Granada. Foto de BarbiegirltravelsArts

Sorprende cuando visitas el Museo Sorolla el bello jardín andaluz que rodea al edificio. Inspirado en los Reales Alcázares de Sevillay en el Generalife de Granada, es sorprendente encontrar en una zona tan céntrica de Madrid un frondoso jardín de estilo andaluz acompañado además de elementos italianos. La vivienda fue construida entre 1910 y 1911 por el pintor Joaquín Sorolla y Bastida como residencia propia. Vivió en ella los últimos diez años de su vida.

El jardín está formado por tres espacios que forman una “L”:

1) El primer espacio está inspirado en Los Reales Alcázares de Sevilla

2) El siguiente espacio está inspirado en el Generalife. Al fondo del estanque se encuentra un banco de cerámica y destacando sobre la hiedra se sitúan a ambos lados dos columnas con capiteles califales de avispero (originales de Medina Azahara).

Jardín del Museo Joaquín Sorolla inspirados en el Generalife de Granada. Foto de BarbiegirltravelsArts

3) Influencias árabes (alberca) e italianas (pérgola): Una bancada revestida de cerámica andaluza separa el segundo espacio del tercero, que se sitúa de nuevo a un nivel más alto.

Cómo llegar

El Museo Casa Joaquín Sorolla se ubica en el Paseo General Martínez  37. Lo ideal es llegar en transporte público. Hay varias estaciones de metro en los alrededores; Metro Iglesia, Rubén Darío o Gregorio Marañón.

Museo Romántico para una cita de enamorados

El Museo Romántico de Madrid, también conocido como el Museo del Romanticismo, está instalado en un edificio del siglo XVIII de la zona de Malasaña que recoge el arte y las costumbres del siglo XIX. Podemos observar todo tipo de grabados, muebles, cuadros y demás objetos de la vida cotidiana, además de algún que otro cuadro de Goya, Esquivel o Madrazo y exposiciones temporales.

Los sábados y los domingos se puede entrar gratis al museo del romanticismo de Madrid. La entrada a la cafetería y sus jardines es gratuita.

Si algo define este establecimiento es la sutil combinación de presente y pasado en su cafetería, que  se llama «El Café del Jardín». Es una reinterpretación del salón de té decimonónico, que combina hábilmente la decoración original del palacio con una actual estética vintage.  Mención aparte merece la terraza jardín, habilitada en uno de los patios originales del palacio. Sus muros elevados, árboles de hoja perenne, la fuente de la época, aseguran sombra y humedad cuando en la ciudad se disparen las temperaturas. Un lujo en el centro de Madrid. Se sirven  Desayunos, de 2,5 a 5,5€ . almuerzos, de 5 a 10€. Abre de Martes a Sábados, de 09:30 a 18:30h (de mayo a octubre, hasta las 20:30). D, de 10 a 15h

Cómo llegar

El Museo del Romanticismo está en la Calle de San Mateo, 13 entre los barrios de Chueca y Malasaña, pleno centro de Madrid. La mejor manera de llegar es en Metro y su parada más cercana en la de Tribunal en la línea 10 y 1.

El Retiro, cualquiera de las estaciones del año

El Parque del Retiro en Madrid es el verdadero pulmón de la ciudad y una delicia pasear por él.

Con 125 hectáreas y más de 15.000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso verde en el centro de Madrid. Especial atención merecen algunos de sus jardines: el jardín de Vivaces, los jardines de Cecilio Rodríguez (jardines clasicistas con aires andaluces), los jardines del Arquitecto Herrero Palacios, la Rosaleda (colección de rosas) y el Parterre Francés con el Ciprés Calvo, el árbol más antiguo de Madrid, del que se dice que podría tener alrededor de 400 años.

En Invierno, disfrutar del Estanque o el Palacio de Cristal

No es sólo uno de los pulmones de Madrid, sino que ofrece también cultura, ocio y deporte a madrileños y visitantes. Entre sus elementos arquitectónicos e históricos más importantes se encuentran: el Estanque Grande donde se puede practicar el remo, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos utilizados actualmente como salas de exposición.  El Palacio de Cristal, pabellón romántico creado para dar cabida a una muestra de plantas exóticas en la Exposición de Filipinas de 1887, es uno de los principales ejemplos de la arquitectura del hierro en España.

Palacio de Cristal un día de invierno soleado. Foto de BarbiegirltravelsArts

En Primavera, disfrutar dela amplia gama de colores de sus árboles en flor

En primavera, la gana de colores por las flores del Retiro es maravillosa y amplísima. Foto de BarbiegirltravelsArts

Además, El Retiro alberga esculturas y fuentes notables como son el monumento a Alfonso XII, proyecto del arquitecto José Grasés Riera -que estrena esta primavera un mirador desde el que disfrutar de unas bellas vistas de la ciudad- o el reservado de Fernando VII, situado en la esquina de las calles O’Donnell y Menéndez Pelayo. Este último incluye la Casa del Pescador, la Montaña Artificial y la Casa del Contrabandista  que le confieren un aire romántico.

En Verano disfrutar del frescor y de Florida Retiro

El retiro ahora acoge Florida Retiro, un moderno multiespacio dedicado al ocio y la hostelería que durante años albergó la antigua sala de fiestas Florida Park. Entre los múltiples salones de Florida Retiro, se encuentra La Terraza,  ubicado sobre El Pabellón, junto a la icónica cúpula del rey Fernando VII. Esta azotea se erige como uno de los rincones más mágicos y privilegiados de la ciudad. La Terraza ofrece preciosos atardeceres  y el más sofisticado de los ambientes nocturnos, la mejor coctelería a cargo del barman de Florida Retiro: Miguel Ángel Jiménez, y un ambiente fresco e informal, de colores cálidos, inspirado en los oasis del desierto de Marruecos.

La terraza de Florida Park

En el mismo parque del retiro, hay rincones maravillosos como estanques donde resguardarse en la sombra de sus árboles.

https://www.instagram.com/p/BQxUS6Jjo8e/?taken-by=barbiegirl_travels_arts

En Otoño, ver las hojas caer

Destacan además, la estatua de El Ángel caído; única escultura en el mundo que representa al diablo, la fuente de los Galápagos, que conmemora el nacimiento de Isabel II, y el Teatro de Títeres, un teatro único en Europa con programación estable todos los fines de semana.

Cómo llegar

El Parque del Retiro se ubica en el medio de varios barrios de Madrid con lo que hay múltiples paradas de metro donde bajarse para poder acceder al parque. Al norte están las paradas de metro de Retiro y Príncipe de Vergara. Al sur metro y cercanías Atocha y al este metro Ibiza. Imposible perderse.

Espero que hayáis disfrutado de este post. En breve seguiré contando más lugares en los que disfrutar de  Madrid en la sección City life. !Hasta entonces!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *