La Valeta y la Cottonera, Malta

Buenas viajeros,

Empezamos con las crónicas de viaje de un nuevo país; Malta. En la entrada de hoy os voy a hablar de la capital de Malta, La Valeta, y de la Cottonera, las tres ciudades frente a La Valeta, con la que compiten en belleza e interés histórico.

La Cottonera la forman Cospicua, Senglea y Vittoriosa son tres pequeñas ciudades situadas frente a La Valeta y separadas de ella por una lengua de mar. Son el pequeño secreto turístico de Malta, no muy frecuentadas por los turistas, pero muy agradables para pasear.

La Valeta y la Cottonera

Vista las tres ciudades de la Cottonera desde la Valeta (jardines Barraka)

Cómo llegar

La manera más común, cómoda y económica de llegar a Malta es en avión. Las compañías más conocidas que operan vuelos desde España son Vueling y Ryanair. Se trata de compañías low cost, lo que significa que puedes viajar a Malta por poco dinero. Por ejemplo, es posible encontrar vuelos a Malta desde Barcelona y Madrid por sólo 50€. Desde Madrid en Ryanair tienes salida los jueves y vuelta los domingos, perfecto para un viaje de fin de semana.

Cuándo ir a Malta

Octubre o entretiempo, los meses previos o posteriores al verano, son sin duda los más convenientes para visitar Malta. No he viajado en otras épocas, pero lo comparo con las experiencias de amigos e imagino cómo podría ser la isla en pleno agosto; masificación turística, hordas de jóvenes que llegan a la isla a estudiar inglés y mucho calor.

El buen tiempo que hace en Malta en octubre nos permitirá darnos el último baño del verano, tomar algo en una terraza cuando ya está atardeciendo sin excesivo abrigo, disfrutar de la brisa marina sin temor a que nos entre el fresco, disfrutar un rato largo de un helado o pasear con una temperatura agradable y no preocuparnos por el tiempo. Además, por ser temperada baja, será más barato. En mi caso, me hice con un billete de Ryanair por 60 euros ida y vuelta.

Cuánto tiempo pasar

Es una de las preguntas más importantes a la hora de planificar tu viaje a Malta.

Lo ideal, y como mínimo, es poder dedicarle cuatro días. Al menos, un día a la isla de Gozo, otro día a la isla de Comino (sólo si vas en verano porque en otoño, los ferries no llegan) y otro mínimo de dos o tres días para la isla de Malta.

Sí sólo dispones de un fin de semana en Malta, te recomendaría que te centrases en ver la isla de Malta durante los tres días para explorarla a fondo, pero si lo deseas, otra opción es ver lo imprescindible de Malta y guardar un día entero para visitar solamente Gozo.

Historia

Debido a su situación estratégica en el Mar Mediterráneo, Malta fue disputada y gobernada por fenicios, griegos, cartagineses, romanos, bizantinos, árabes, franceses y británicos. En 1964 logró la independencia de Gran Bretaña, y en 2004 entró en la Unión Europea.

La Valeta es la capital de Malta y es una localidad relativamente pequeña ya que sólo viven en ella unas 7 mil personas.

La Valeta y la Cottonera

Antiguas cabinas rojas de la época colonial inglesa. Foto de Barbiegirl Travels Arts

El nombre de la capital maltesa se puso en honor de Pean Parísot de la Valletta, Gran Maestro de la Orden de los Caballeros de San Juan, que fue el que hizo reconstruir la ciudad, una vez consiguieron expulsar a los turcos a mediados del siglo XVI. Puede que hayas visto el nombre escrito de diferentes maneras, en español muchas veces se conoce como La Valeta.

La Unesco le otorgó el merito de ser Patrimonio de la Humanidad en 1980 y de lo primero que te das cuenta al pasear por sus calles es su construcción geométrica, todas las calles paralelas y cruzadas por calles perpendiculares formando manzanas perfectas con sus edificios, muchos de ellos construidos en el siglo XVI y más tarde restaurados por la destrucción que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra mundial.

Pese a la gran influencia británica del país, debido a que desde 1814 formaba parte del imperio británico hasta su independencia en 1979, en La Valeta lo único que se ve británico son las cabinas y que se circula por la izquierda, nada más. Los autóctonos hablan maltés y sólo utilizan el inglés para relacionarse con los extranjeros: desde 2004 Malta forma parte de la Unión Europea y tienen sus propios Euros.

La Valeta

La Valeta, además de ser uno de los principales lugares que ver en Malta, es la capital del país, siendo la capital más pequeña de la Union Europea – con una extensión de tan sólo 1 km cuadrado -, y Malta, el país más densamente poblado del viejo continente. La Valeta, en 2018, fue nombrada Capital Europea de la Cultura.

La Valeta y la Cottonera

Calle de la República. La Valeta. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Fuerte San telmo

La Valeta, su actual capital, se sitúa en una de las pequeñas penínsulas de la isla y por ello, tiene vistas al mar y otras ciudades. El primer lugar que visitamos fue el Fuerte de San Telmo, construido en el siglo XVI por los Caballeros de Malta y que rodea la urbe. Actualmente en la parte superior hay bancos y zona ajardinada y es un lugar ideal para imaginar el papel defensivo que cumplía en el pasado. No te olvides pasear por la Avenida de la República, donde hay varios edificios que llamaron especialmente nuestra atención.

Esta espectacular fortificación es la actual academia de policía, aun así puede ser visitada los domingos a partir de las 11:00 horas (menos en verano: de mediados de julio a finales de septiembre) y es un paseo obligado para los amantes de la historia y la cultura de los sitios que se visitan.

La Valeta y la Cottonera

Fuerte de Sal Temo desde el aire.

Las arterias principales de la Valeta son la calle República, por donde se puede llegar a la Co-catedral de San Juan, y la calle Merchants, la más comercial de sus calles. Merece la pena perderse por sus estrechos callejones, apreciar el contraste de las cabinas rojas, las coloridas puertas y ventanas, así como admirar la ciudad, tanto de día como de noche.

Co-catedral de San Juan

Co Catedral de San Juan. La Valeta

La Co-catedral de San Juan es de estilo barroco y hay una famosa pintura de Caravaggio. Cerca está situada la Biblioteca Nacional, con una imponente fachada y conocimos su interior, con el encanto típico de este tipo de lugares.

El interior es impresionante. A primera vista, hay tantas cosas que ver que es incluso un poco confuso. El suelo de mármol decorado con un escudo de armas alberga las tumbas de los Caballeros de la Orden. La bóveda está totalmente cubierta con frescos que representan la vida de San Juan Bautista.

Por último, tendrás la oportunidad de admirar algunas de las pinturas de Caravaggio.

La Valeta y la Cottonera

Co Catedral de San Juan. La Valeta

Para entrar, se paga 10 eur y hay que seguir el código de vestimenta: los mantones se distribuyen en el interior para cubrir los brazos y las piernas. Las mujeres no están autorizadas a usar tacones altos porque podrían dañar el precioso suelo. De todos modos, ¡no es una buena idea usar tacones altos para caminar por los callejones empedrados de La Valeta!

Calle República & Merchants St

La calle de la República, peatonal y principal eje de La Valeta, lleva desde las puertas de la ciudad hasta el fuerte de San Telmo, pasando, entre otros, por dos de los monumentos más representativos de la ciudad: la co-catedral de San Juan y el palacio del Gran Maestre. Antes habrás visto dos fortificaciones: St James Cavalier, hermosa y ancha torre del s. XVI transformada en centro cultural, y St John Cavalier, inmenso bastión propiedad aún de la Orden de Malta.

Calle República. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Balcones de la Valeta. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Calle República. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Abrid bien los ojos y disfrutar de los balcones de madera y coloridos que adornan casas de apariencia antigua; intentar dejar la calle principal y adentrarse en las callejuelas, estrechas, limpias y cuidadísimas; fijarse en las múltiples referencias religiosas que muestran el fervor de sus ciudadanos (en determinadas zonas casi todas las cases tenían una imagen de La Virgen en sus fachadas); subir y bajar y descansar en los pequeños puertos formados en el nivel del mar; disfrutar de la luz del lugar; respirar hondo…Una preciosidad

calles-victtoriosa-malta

Alrededores de la Calle República. Foto de Barbiegirl Travels Arts

malta-religiosa

Alrededores de la Calle República. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En esta misma vía y en las que cortan se suceden plazas; la de la Independencia, la de la República, la de San Juan y la de San Jorge, albergues de los Caballeros de la Orden de San Juan y otros edificios históricos, como el Palacio del Gran Maestre (heritagemalta.org), actual oficina del presidente de la República, y la Casa Rocca Piccola (casaroccapiccola.com). Museos también hay: de la Guerra y de Arqueología.

La Merchants St es una calle muy bulliciosa, llena de restaurantes y bares, en pleno centro de la Valeta. Con muchas tiendas de recuerdos flanqueando la calle, es sin duda, una de las calles más turísticas de la ciudad. Sin embargo, el mayor atractivo es precisamente eso: lugar de reunión tanto para locales como para turistas.

La Plaza de la Fuente del Tritón (también en el mapa y cerca del Albergue de Castilla) es un punto clave de la ciudad porque es ahí donde llegan casi todos los autobuses de la isla de Malta. Os dejo la página web del transporte público de Malta, ideal para moverse en la ciudad.

Co-Catedral anglicana de San Pablo

Esta iglesia reconstruida en 1839 es también un hermoso sitio para conocer, no sólo por la fantástica construcción del edificio, sino también porque podrás observar la majestuosidad de su enorme cúpula y las vistas que ofrecen de Malta desde lo alto de sus torres. Además, esta fue la primera iglesia protestante que se construyó en la isla tras la conquista de los británicos. Los horarios de visita de este sitio son de 09.00 a 15.00h.

La Valeta y la Cottonera

Cúpula de la Catedral Anglicana de San Pablo vista desde el mar, viniendo de Sliema. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Jardines Barrakka

El centro histórico de La Valeta es un paseo donde el peatón tiene preferencia respecto a los coches que circulan por el lado izquierdo. Costumbre inglesa heredada. Igual que las cabinas de teléfono de color rojo que parecen decorar las esquinas de camino a los jardines Barrakka.

No te olvides de pasear por los jardines Barracca, están separados por dos niveles, los altos y los bajos, los altos o como allí los llaman upper Barracca Gardens son los más interesantes, con unas vistas espectaculares de la bahía donde se encuentra el gran puerto de Valeta. Desde estos jardines obtienes unas vistas impresionantes de la Cottonera (las tres ciudades, de las que os hablo a continuación).

La Valeta y la Cottonera

Vista de la Cottonera de los  Upper Barraka Gardens Foto: @valecb17 vía Instagram

El ascensor Upper Barraka conecta el Gran Puerto desde el paseo marítimo con la ciudad de La Valeta. El actual fue inaugurado en 2012 y sustituyó al anterior que estuvo operativo desde 1905 hasta 1973. Tiene un coste de 1 euro para subir y es gratuito para bajar.

Ahí mismo se encuentra el Saluting Battery, la Batería de Salvas. Todos los días a las 12 del medio día se dispara un cañón en conmemoración de las personas que durante 500 años preservaron a la ciudad de los asaltos navales. Además, recuerda la finalidad del antiguo cañón, que consistía en avisar a los marineros del puerto de la hora exacta, y así poder tener en hora sus relojes de abordo.

Valletta Waterfront

El puerto de Valetta es uno de los puertos naturales más grandes del mundo: a él llegan a diario cruceros que navegan por el mediterráneo y tienen parada en este punto para visitar la capital de Malta, también se pueden apreciar los muros de 3 ciudades, Vittoriosa, Cospicua y Senglea, antiguos bastiones defensivos, sus puertos de origen fenicio forman ahora el enorme puerto de Valletta, cada una de las 3 ciudades ocupando una pequeña península dentro de la bahía que envuelve la ciudad.

El paseo marítimo (www.vallettawaterfront.com) da un respiro a esa lección de historia y arte en la que se convierte el deambular por las calles de la capital de Malta. A orillas del mar la oferta de ocio y entretenimiento se ha hecho un hueco con restaurantes, bares y tiendas frecuentados por locales y turistas que relajan el ambiente en este bastión que está de moda

La Valeta y la Cottonera

Valletta Waterfront. Foto: @omar_indxb vía Instagram

La Cottonera o las tres ciudades

La Cottonera es la unión de tres ciudades fortificadas que se han ganado a pulso ser una visita obligada en la isla de Malta. La componen: Cospicua (Bormla), Birgu (Vittoriosa) y Senglea (Birgu), ciudades rodeadas por una muralla que sirvió de defensa contra la invasión de los turcos, y más tarde como refugio durante la II Guerra Mundial. Estas ciudades fueron construidas en el siglo XVII por los Caballeros de Malta, bajo mando del maestre Cotoner, motivo por el cual su conjunto recibe el nombre de la Cottonera.

En nuestra visita, decidimos decantarnos por el ferry como medio de transporte para ir a conocerlas. El precio del billete de ida y vuelta es de 2.80€, y se coge justo en la planta más baja donde te deja el ascensor que está en los Upper Barrakka Gardens. Enfrente verás el puerto, no hay pérdida.

Esta opción es la más acertada. La posibilidad de hacer una entrada pausada por el mar, disfrutando de las espectaculares vistas que nos regalaban ambos extremos del canal,  fue un auténtico acierto. Justamente en este breve paseo de 20 min, las fachadas nos iban dando la bienvenida. Sus fortalezas, desde el minuto uno, se encargaron de imponerse de entre el resto de construcciones, dejando clara la jerarquía que ostentan, legitimada por la historia que las precede.

Foto del puerto marítimo de Vittoriosa desde algún punto de Birgu. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La Valeta y la Cottonera

Cospicua o Bormla

Como el ferry nos dejó en Cospicua, fue ahí donde comenzamos. Enseguida, nos topamos con la fachada de la Iglesia de Santa Teresa, construida por la Orden de las Carmelitas Descalzas en honor a Santa Teresa de Jesús.

Es la más grande de las tres ciudades y en ella se encuentra una de las iglesias más importantes de todo el archipiélago, la que rinde honores a la patrona de esta ciudad y de toda Malta, la iglesia de Nuestra señora de la Inmaculada Concepción.

Senglea

Siguiendo el camino delimitado por la orilla del puerto lleno de yates y embarcaciones pequeñas, nos encontramos en Senglea, la más pequeña de las tres. Solo 0, 2 Km se extienden por su jurisdicción. Lo más destacado de la ciudad es el Fuerte de San Michael, construido en 1550 y con gran relevancia histórica durante los eventos acaecidos durante el Gran Sitio.

Desde este fuerte se aprecian unas espectaculares vistas de la Valeta y de Birgu.

Desde Senglea puedes obtener esta maravillosa vista de Vittoriosa. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La Vittoriosa o Birgu

Fue la única de las tres ciudades que pudimos visitar y de la que salimos totalmente enamorados. Culpables de tal enamoramiento fueron sus calles de color crema, sus escalinatas, sus floreados y coloridos balcones y ventanas…

La referencia para llegar o situarse puede ser el Fuerte de San Ángel, que está situado en la punta de Vittoriosa y cuyo origen no está claro y se especula que pueda ser de tiempos romanos. Está genial conservado. En torno a este lugar están los barrios por donde paseamos, sin tener claro en qué momento estábamos en una u otra de las ciudades que se mencionan. Pero daba un poco igual: el lugar nos transmitió muchísimo. Atractivos de Birgu: Fuerte de St. AngeloPalacio del Gran Inquisidor y la iglesia de San Lorenzo.

Vittoriosa también ha servido como set cinematográfico de grandes producciones como El Gladiador.

Foto del puerto marítimo de Vittoriosa desde algún punto de Senglea

Foto del puerto marítimo de Vittoriosa desde algún punto de Senglea.

 

Calle de Senglea o birgu. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Consejos viajeros

  • Si el tiempo te lo permite, es aconsejable que te embarques en un viaje hacia el pasado en una Dghajsa, la típica góndola maltesa.  El trayecto recomendado es: salida desde el puerto de Birgu en dirección al gran puerto de La Valeta. Podrás tener una espectacular y diferente perspectiva de las tres ciudades.
  • Si te queda algo de tiempo, ve hasta la ciudad de Sliema, frente a La Valetta pero al otro lado de La Cottonera. Desde allí puedes coger un ferry hacia la Valeta, que te dará una vista maravillosa de La Valeta y en concreto de la Co-catedral de San Pablo. También podrás presenciar un atardecer de esos que dejan huella en nuestra memoria y para ello pongo como referencia el puente Tigne. Este puente es una pasarela de madera que conecta con el centro comercial Tigne. Un poco más adelante, y hacia abajo, se encuentra un pequeño saliente o playa de roca, ideal para presenciar un atardecer con vistas a La Valeta y los barcos que van y vienen.

Vista de la Valeta, desde Sliema. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Dónde comer

Os dejo varios referencias a restaurantes de La Valeta. Encontraréis mucha comida italiana, obviamente por la cercanía e influencias.

Entre ellos, hay que destacar Ortygia Food Experience, un restaurante siciliano con gran éxito, con pasta excelente. El Beati Paolo restaurant ofrece gastronomía maltesa impresionante, entre los platos preferidos, está el conejo (típico de la gastronomía maltesa) También se encuentra entre los preferidos el Legligin Wine Bar, que ofrece un menú degustación de cocina maltesa con vino; por el  día por sólo 20€ y para cenar 30€ y a 200 mts de la co-catedral de San Juan.

restaurantes de la Valetta

Alojamiento

Nosotras nos alojamos fuera de la Valeta, lo cual no fue buena elección. Os aconsejo que os quedéis dentro de la ciudad o en cualquiera de las ciudades de La Cottonera. Aquí os dejo varios links de alojamiento de La Valeta en Booking. 

Espero que hayáis disfrutado de esta entrada. En breve os contaré de otros lugares que podéis ver en la isla de Malta y Gozo. Si queréis leer todas las entradas de esta preciosa isla, pincha aquí

Barbiegirl en la Valetta en blanco y negro. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Hasta pronto!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *