Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Buenas viajeros,

He pasado la Semana Santa del 2022 en la ciudad condal. Repetir los lugares de siempre es un gusto pero esta vez descubrí cinco rincones desconocidos en Barcelona para el viajero. Os lo cuento para que vayáis en vuestra próxima escapada.

Mercat del Encants

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Mercat dels Encants. Foto de Barbiegirl Travels Arts

La Feria de Bellcaire, más conocida popularmente como  el Mercado de «Els Encants»  es un lugar sorprendente y no sólo por la variedad de productos de segunda mano que puedes encontrar

Situado en la plaza de las Glòries desde el año 1929, el Mercado de Pulgas de los Encants conserva la esencia de la Barcelona más popular y auténtica. El nuevo edificio que lo acoge desde el 2013, con una impresionante cubierta que forma juegos de espejos, hace todavía más atractiva la visita a un espacio repleto de objetos antiguos.

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Mercat dels Encants y al fondo, la torre Agbar. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Este es el mercado de artículos de segunda mano más antiguo e importante de Barcelona. Se compone de una combinación única de tiendas, paradas y espacios de subasta donde encontrar moda y decoración vintage, artículos originales, productos nuevos y de outlet, regalos singulares, arte, telas y antigüedades… y todo lo que te puedas imaginar.

Además, la estructura de espejos de acero inoxidable y vidrio que cubre el mercado lo convierte en una parada obligatoria en Barcelona, un rincón muy desconocido para el turista pero muy recomendable, en especial si te gusta la arquitectura.

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Mercat dels Encants. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Ubicación: 
C. Dos de Maig, 18608013 Barcelona, España
Horario:
Lun, Mie, Vie y Sab de 9h a 20h // Subasta: de 8:00h a 9:30h, los Lunes, Miércoles y Viernes.
Cómo llegar:
Metro/Bus:
Metro: L2 Encants / L1 Glories / Bus: 18,33,34,43,51,54,56,62,92,544
Consejos: Hay que ir pronto para encontrar lo que verdaderamente vale la pena. Los Lunes, Miércoles y Viernes de 7 a 9 de la mañana, se realizan las subastas de antigüedades, y de nuevo a las 12 se hace otra de lo que no se ha vendido en la primera.

El Muro de «El Beso»

El fotomosaico «El mundo nace en cada beso» de Joan Fontcuberta situado en pleno barrio gótico de Barcelona, en una pequeña y tranquila plaza delante de la catedral, que aunque pasa desapercibido para muchos turistas nacionales, otros muchos de todo el mundo ya lo buscan expresamente.

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Muro «El Beso». Foto de Barbiegirl Travels Arts

En conmemoración del tricentenario  de la derrota catalana en la Guerra de Sucesión Española (11 de septiembre de 1714), q Barcelona, el fotógrafo junto con el Periódico de Catalunya hizo un llamamiento por Instagram y otras redes sociales para que ciudadanos anónimos enviaran fotos de sus «momentos en libertad».

El mural está formado por 80 columnas y 50 filas, y por suerte está a prueba de inclemencias, grafiti
4.000 de estas fotos recibidas fueron convertidas en pequeños azulejos, que una vez colocados uno a uno, todos juntos acabaron formando el gran Beso de Barcelona.

Ubicación: 
Plaza Isidre Nonell (Barcelona) Barcelona, España. A 5 minutos caminando de la catedral.
Horario:
Está en una plaza al aire libre
Cómo llegar:
Metro/Bus:
Metro: L4 Jauma I, L3 Liceu
Consejos: Dedícale un rato a echar un vistazo de cerca cada fotomosaico.
Mira las fotos de mi Instagram, a continuación.

Bunkers del Carmel

Ubicado en el Carmel, en la cima del Turó de la Rovira, aquí se encuentra uno de los mejores miradores de Barcelona porque ofrece vistas en 360 grados al perfil de la ciudad.

Tiene una altura de 262 metros y en este espacio hubo, durante la Guerra Civil, una batería antiaérea. Una curiosidad: a pesar de que este espacio es conocido como Bunkers, nunca hubo aquí ningún búnker, sólo la batería antiaérea mencionada. Es, sin duda, uno de los sitios más originales y rincones desconocidos para visitar de Barcelona.

Vistas de Barcelona desde el mirador Turó de la Rovira. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Estamos en marzo de 1938, en plena Guerra Civil española. La aviación del bando nacional asedia Barcelona con constantes bombardeos. El ejército republicano decide instalar cuatro cañones antiaéreos Vickers de 105 mm en la colina del Turó de la Rovira, desde donde se obtiene una posición perfecta sobre Barcelona para defender la ciudad de los ataques desde el aire. Curiosamente, el bombardeo de marzo de 1938 fue ordenado por Benito Mussolini, cuyas fuerzas gozaban de cierta autonomía en las bases aéreas de Mallorca. Se cree que Franco desconocía la orden del Duce, cuya actitud podía responder a celos por la anexión nazi de Austria, o simplemente como advertencia.

Su posición por encima de la horizontal del Eixample, permite disfrutar de la característica planificación urbana de la Ciudad Condal, con sus famosas calles paralelas y perpendiculares con el mar Mediterráneo detrás.

Ubicación: 
Los bunkers del Carmel se encuentran en la cima del Turó de la Rovira, en un extremo del Parque del Guinardó, a caballo entre los barrios del Carmel y del Guinardó, en una de las zonas altas del interior de Barcelona.
Horario: Abierto 24 horas
Cómo llegar:
Para llegar, se recomienda hacerlo utilizando el transporte público.

  • En metro: estaciones de El Carmel (línea 5) o Alfons X (línea 4). Bajando en la estación Alfonso X, puedes caminar unos 20 minutos siguiendo la ruta en este mapa, Llegarás a un polideportivo junto a unas escaleras que suben la colina del Turó
  • En autobús: líneas 22 (Plaza Catalunya – El Carmel), 92 (El Carmel – Mühlberg) o 119 (El Carmel – Penitents).
  • En coche: los bunkers cuentan con un aparcamiento. Desde la Ronda de Dalt, coger la salida 4 (Horta).

Consejos:  Son cada vez más las personas, especialmente jóvenes extranjeros, que llegan hasta aquí con bebidas y picoteo para amenizar las espectaculares puestas de sol. Cobra especial interés en el amanecer y al atardecer para poder disfrutar del cielo sobre Barcelona.
Las escaleras son de fácil acceso y amplias., donde harás paradas para ir viendo las espectaculares vistas. No hay que estar en especial forma para subirlas.

Casa Museu de Gaudí, Parc Guell

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Casa Museo Gaudí. Parc Guell

La Casa Museo Gaudí fue residencia del arquitecto Gaudí desde 1906 hasta 1925. 

El edificio fue construido como casa muestra del proyecto de urbanización del Park Güell, y fue proyectado por Antonio Gaudí y Francesc d’Assís Berenguer i Mestres (1866-1914), amigo y mano derecha del arquitecto. Las obras de la casa comenzaron en 1900 y pasó a manos de unos particulares tras la muerte de Gaudí en 1926  y, a partir del año 1963, se abrió al público como Casa Museo Gaudí.

La Casa Museo Gaudí sólo se puede visitar si has pagado entrada para la visita del Parc Guell , ya que se encuentra dentro del Parque, y pagas los correspondientes 5.5 eur para entrar a la Casa Museo.

Desde mi punto de vista, merece la pena ver el interior de la casa donde habitó el arquitecto y conocer muchos de los detalles de su vida. ¿Sabéis que Antonio Gaudí murió en 1925 porque le atropelló un tranvía cuando se dirigía a su trabajo en la basílica de la Sagrada Familia? Le confundieron con un indigente por las vestimentas tan humildes y sencillas que vestía, muy acordes a su espíritu cristiano. De hecho, tardaron un tiempo en encontrarle en el hospital adonde lo llevaron tras el accidente.

La casa, con vistas a Barcelona, consta de tres plantas y subterráneo, y tiene una torre puntiaguda. Tiene un jardín precioso donde puedes descansar y refugiarte del calor.

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Cama de A. Gaudí, en la Casa Museo Gaudí. Parc Guell. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En esta casa-museo se muestra la faceta más personal del arquitecto, así como mobiliario y otros elementos diseñados por él y ejecutados bajo su dirección. Los casi veinte años en los que Gaudí vivió en la casa coincidieron con la realización de sus obras de madurez y, especialmente, con la construcción de la Sagrada Familia, a la cual se dedicó exclusivamente desde 1914.

Aquí podéis leer más datos de la historia de la casa y ver galería de imágenes del interior. No es a obra más bella del arquitecto catalán pero merece la pena entrar a verlo si acudes a visitar el Parc Guell.

Cinco rincones desconocidos en Barcelona

Casa Museo Gaudí. Parc Guell. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Ubicación: 
Parc Güell, Barcelona. Park Güell está situado entre los barrios de El Coll, la Salut, Vallcarca-Penitents, el Carmel y Can Baró, en los distritos de Gracia y Horta-Guinardó.

Horario: El horario de la Casa Museo es el mismo que el del Park Güell está abierto todos los días. Los horarios son los siguientes:
Del 12 de febrero al 26 de marzo de 2022: de 9:30 a 18:00
Del 27 de marzo al 29 de octubre de 2022: de 9:30 a 19:30
Del 30 de octubre de 2022 al 31 de diciembre de 2022: de 9:30 a 17:30

Cómo llegar:

  • En metro
    Estación más cercana: Lesseps/Vallcarca
    Entrada más cercana: Avinguda del Santuari de Sant Josep de la Muntanya
    Toma la línea verde (L3), y bájate en las estaciones de Lesseps o Vallcarca. Desde la parada de Lesseps, la entrada de la Avinguda del Santuari de Sant Josep de la Muntanya es el punto de entrada más cercano. Desde Vallcarca, toma las escaleras mecánicas de la Baixada de la Glòria y dirígete a la entrada de la Avinguda del Santuari de Sant Josep de la Muntanya. Caminando desde ambas paradas, tardarás 20 minutos en llegar al Park Güell. Es posible que quieras tomar un taxi o un autobús desde la estación, ya que la ruta hacia el parque es cuesta arriba.

Casa Padúa

Al pasear por Barcelona nos encontramos con pequeñas joyas arquitectónicas como ésta. Esta preciosa casa, sita en la carrer Padúa 75, es todo un enigma.

Está ubidada en la calle Pàdua número 75, a pocos pasos de la Plaza Lesseps y a caballo entre dos barrios: Vila de Gràcia y El Putxet i El Farró. Pero más allá de su valor estético, esta casa tiene una larga y bonita historia detrás.

Es un pequeño edificio de color verde pastel y granate con decoraciones que remiten a la naturalezaSabemos que su construcción finalizó por Jeroni F. Granell en 1903 pero no hay nada más en los archivos del distrito y de la ciudad. Granell fue un arquitecto modernista que destacó por los singulares esgrafiados y por su amor a los vitrales que, junto al maestro Antoni Rigalt, llegaron a fabricar para el Palau de la Música y el Hospital de Sant Pau.

Casa Padúa 75, Barcelona. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Aunque todo apunta a que fue construida para una familia de la burguesía catalana, algo muy habitual en aquella época, no se tienen datos sobre quiénes tuvieron el privilegio de habitarla. Hasta mediados de los años 70, esta casa del barrio de El Putxet i el Farró fue la sede de la fábrica de Esencias Buil SA, un laboratorio de perfumes. El propietario, José Buil, no podría haber escogido un emplazamiento más acorde con el producto de su pequeña empresa. Y es que el lugar donde se ubicaba era una antigua residencia modernista, cuya rica decoración floral en la fachada parece que hasta desprenda aromas campestres

Ubicación: 
Carrer Padúa 75, Muy cerca de Barrio Lesseps
Horario:
No puede visitarse
Cómo llegar:

Metro L3 Línea verde. Metro Lesseps
Consejo:
Se encuentra muy cerca  a cinco minutos caminando de la Casa Vicens, construida por el genial A Gaudi y que sí se puede visitar. Pincha aquí para más info o compra de entradas para la Casa Vicens.

Hasta aquí mi aporte para descubrir Cinco rincones desconocidos en Barcelona. Tenedlos en cuenta para la próxima vez que visitéis la ciudad condal. Podéis pinchar aquí para conocer más Escapadas por España.

!Hasta pronto!

« | »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.