Parque del Isalo en Madagascar

El Parque Nacional de Isalo en Madagascar es, sin duda, el más visitado de toda la isla. También denominado el pequeño Gran Cañón de Madagascar, fue creado en el año 1962. Es el segundo parque más grande y tiene la forma de un ancho cinturón de unos 100 km de largo por 25 km de ancho. Su superficie total es de 81.540 ha.

Foto del desierto del Isalo

Foto del Cañón del Isalo y la famosa roca de la Reina del Isalo

El paisaje es impresionante, desde anchos cañones a estrechos riachuelos, tumbas bara y grutas que fueron escondite de portugueses y árabes. Hay zonas donde el paisaje recuerda a la zona del Gran Cañón y otras a Costa Rica. Tras la pared de roca granítica con caprichosas formas, se esconde un bosque con gran variedad de árboles y raros arbustos, así como piscinas naturales que parecen oasis.

Barbiegirl

Para entrar al parque hay que hacerlo con guía certificado, así que se paga la entrada de 55.000 (hasta diciembre de 2015), el acceso en coche o 4×4 y al guía, que el precio dependerá del recorrido ya que puede ser de un día (6 horas con paradas) a una semana. La mejor época para visitar Isalo es entre abril y octubre, en la estación seca. No hay que olvidar ni la gorra ni el protector solar ya que hay muchos metros sin vegetación donde tomar la sombra.

En este Parque es muy fácil ver el arbusto llamado “pie de elefante” que a mí me recuerdan más a un mini baobab que a la pata de un elefante. Atrapan todo el agua posible durante la estación de lluvias y los pueden ver todos redonditos.

En el Parque Nacional de Isalo habitan lémures de cola anillada, lémures pardos y lémures sifaka, entre otros, así como 55 especies de aves, 4 especies de camaleones y dos ranas endémicas.

lemures anillados en el parque

En el parque del Isalo realizamos un trekking increíble, donde disfrutamos de la variada vegetación del parque. Cuando apenas llevábamos media hora de caminata, vimos al primer lémur.

lemures anillados

El trekking por el cañón del Isalo fue algo cansado bajo un sol de justicia. Yo quedé encantada con la diversidad de la flora. Todos los recorridos para visitar el Parque Nacional de Isalo empiezan y acaban en Ranohira. Nosotros elegimos el circuito hasta las Piscinas Naturales. Este trekking es de unas 6 horas de duración y no es de forma circular, por lo que empieza en un extremo y acabas en otro punto.

Cañón del Isalo

Vista desde el Cañón Isalo.

La variedad de flores del Isalo es increíble

Dejamos las cimas de los cañones para adentrarnos en barrancos, cascadas, piscinas naturales, valles, monumentos funerarios, bosques tropicales y oasis de palmeras.

A partir de aquí empieza la bajada por el bosque tropical, entre palmeras, arboles viajeros, escaleras y mucha vegetación. Seguimos hasta llegar a las cascadas y piscinas naturales.

Barrancos del Isalo

Barrancos del Isalo

El camino se vuelve de lo más salvaje por el curso del río, con tramos donde hay que sortear como se puede el agua entre rocas gigantes, hasta que por fín llegas a las piscinas naturales. La primera la Piscine Bleue y la segunda la Piscine Noire.

Snapshots del Isalo

Tras el bañito volvemos hacia atrás para ir a ver la Cascada des Nymphes, un impresionante rincón al que merece mucho la pena llegar. Lejos de cualquier ruido, solo el del agua que cae por todos los rincones de aquel precioso agujero, sientes que quieres guardar este punto en tu retina para siempre. La naturaleza te envuelve y te dejas llevar.

Cascada de las Ninfas

Libélula rosa en las cascadas del Isalo

Maravillosas libélulas

Llegamos también a esta preciosa cascada, en el oasis que se forma dentro de los cañones. Es maravilloso, de los sitios más alucinantes que he visto.

Os dejo por aquí fotos de otros insectos que vimos durante el trekking, en particular en la zona menos arbolada del parque.

Bichopalos copulando

Ciempiés gigantes del Isalo

Snapshots del Isalo

Snapshots del Isalo

https://www.instagram.com/p/BhOoJF4FbW3/

Acabado el trekking, nos encontramos en estos niños tan preciosos esperándonos. Incluso tarareaban mi nombre a mi llegada. Maravilllosos 🙂

A continuación veréis el video de mi recibimiento al terminar el trekking 🙂

La ventana del Isalo, desde donde se ven unas puestas de sol increíbles

No puedo cerrar este post sin hablar del maravilloso hotel donde nos quedamos; el Isalo Rock Lodge, Ranohira.
Aquí podéis ver la reseña que tengo en mi tripadvisor del hotel.

Este hotel es de los pocos o el único que se ubica dentro del paque natural, en las Sandstone Mountains, desde donde se divisa el Parque. La peor parte es la ausencia de varias horas de alimentación durante el día y la noche por el enclave natural. la dotación de electricidad funciona con un generador, así que al hotel le falta suministro eléctrico en la tarde y algunas horas durante la noche. Aún así, las instalaciones y decoración de las habitaciones son magníficas.

Y la comida deliciosa.
Sin duda el Parque del Isalo es un lugar adonde regresar si alguna vez vuelvo a Madagascar.

Si queréis leer más acerca del viaje a Madagascar, podéis pinchar aquí y así acceder a todas las entradas del viaje.

piscina del hotel Isalo Rock

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *