Bonifacio, la ciudadela corsa

Bonifacio es la más extraordinaria, especial, bella y mágica de las ciudadelas corsas. Es uno de los puertos más interesantes, bonitos y pintorescos de todo el Mediterráneo, no sólo por su disposición geográfica, aislada del resto de la isla por un estrecho istmo que la hacía prácticamente inexpugnable a cualquier ataque terrestre, sino también por el encanto de su centro histórico recogido entre murallas y volcado sobre sí mismo.

Mapa de Córcega. Bonifacio se encuentra al sur, nº 6. Otros lugares de interés son los que vienen enumerados en en el mapa aunque sólo pudimos ver el sur (Porto vecchio y Palombaggia)

Breve historia de Córcega

Córcega es una isla con tanto carácter, que me ha impresionado con sus paisajes espectaculares. El emperador Bonaparte fueoriundo de esta bonita isla

Los primeros habitantes llegaron de la península italiana y en particular la Toscana. La historia de la Córcega está unida a Italia hasta 1768, fecha en que Francia invade y anexiona la isla.

Córcega fue integrada en el siglo VI a. C.  al resto del Imperio romano en la época de la República, convirtiéndose junto a Cerdeña en una provincia más del imperio.

Pasó a formar parte del reino lombardo en el siglo VIII. En época medieval la isla formó parte de la Corona de Aragón, desde 1325 hasta que fue recuperada por la República de Génova en 1447 que, desde hacía años mantenía un contencioso con Pisa para hacerse con la isla.

Fue independiente entre 1755 y 1769, siendo finalmente comprada a la República de Génova por parte de Francia, país del que actualmente forma parte. Sin embargo, existe una corriente nacionalista que reclama la identidad de la isla y una total independencia, oponiéndose a la cultura francesa.Desde 1976 el Frente de Liberación Nacional de Córcega, organización guerrillera, ha realizado diversas acciones reivindicando la independencia de la isla.

Bonifacio

El casco histórico de Bonifacio y su privilegiada posición sobre un acantilado es una de las estampas más famosas de la isla de Córcega. Bonifacio y Alguero son probablemente las dos únicas poblaciones en Córcega y Cerdeña cuyo centro histórico ha sido restaurado para el disfrute de los turistas y sus cámaras.

La Marina de Bonifacio y al fondo a lo alto, el fuerte de la Ciudadela

Vista de los acantilados desde la parte alta de la ciudad, la llamada Ciudadela.

Casas de la ciudadela enclavadas en los acantilados

Su posición estratégica para las rutas marítimas del Mediterráneo Occidental, la hizo codiciada por numerosas potencias, ya que dese aquí se controlaban las denominadas “Bocas de Bonifacio” el estrecho que separa Córcega de Cerdeña. (Con unos 12kms de anchura, es más o menos la misma distancia que tiene el Estrecho de Gibraltar).

Esta ruta, por ejemplo, era la más corta entre los puertos españoles y Roma. Por ello los reyes aragoneses desde Jaime II mostraron su interés por la plaza; otros reyes hispanos que pasaron por sus murallas fueron Alfonso V de Aragón, que la asedió, o Carlos I de España que se alojó en su regreso de las expediciones contra el turco en el norte de África.

Bonifacio es uno de los destinos de vacaciones más solicitados en Francia, y si lo visitáis entenderéis por qué. Aparte del increíble encanto de su puerto y sus Ciudadela de estrechas callejuelas, de lo animado de sus terrazas, increíble clima soleado y cálido pero no tórrido… es que se respira historia.

Si te gusta el arte, pues también te llevas una buena ración, porque además del románico pisano de su catedral, las murallas renacentistas alzadas por ingenieros genoveses, y en las proximidades tienes yacimientos arqueológicos megalíticos con menhires labrados… En fin, que por todo esto, es uno de los destinos mediterráneos que más satisfacen y buen sabor de boca dejan.

¿Cómo llegar a Bonifacio?

Aeropuerto

Bonifacio posee uno de los tres aeropuertos de la isla, el de Figari-Sud-Corse situado a unos 20min. Aunque a día de hoy, los vuelos más baratos desde España llegan a Bastia (Vueling), y para volar hasta aquí habría que hacer escala en París, Niza o Marsella.

Carretera

Por carretera, la capital Ajaccio, dista unos 130kms (2h30′) y hasta Bastia en el norte de la isla, hay unos 180kms (3h). Para moverse por la ciudad no hace falta coche, y además es desaconsejable porque no hay lugar para aparcar; pero si llegáis en uno, o tenéis uno alquilado, lo mejor es dejarlo en el parking que hay junto al puerto a la entrada de la ciudad, o bien, en el otro parking de la ciudad alta.

Ferry desde Cerdeña

Tiene comunicación por ferry con Cerdeña, apenas una hora de trayecto a Santa Teresa di Gallura. Esto hace que sea posible perfectamente combinar una visita al norte de Cerdeña con Bonifacio, ya que hay vuelos low-cost con Ryanair a Cerdeña desde España. Esto es lo que hicimos nosotras. Pasamos unos días en Cerdeña y desde allí pasamos en ferry a Bonifacio.

Existen tres compañías que realizan el trayecto en barco entre ambas islas: MobyLines, Corsica Ferries y Saremar.

Todas ellas ofrecen la misma ruta desde Santa Teresa de Gallura a Bonifacio con diferentes horarios y parecidos precios además de otras opciones como puntos desde la costa italiana o Francia. El trayecto entre Córcega y Cerdeá dura aproximadamente una hora y disfrutaréis de las espectaculares vistas a los acantilados de Bonifacio por el camino.

Santa Teresa di Gallura, en Cerdeña. Vista de la playa junto al puerto del ferry al atardecer

En los meses de verano las salidas son muy frecuentes mientras que en otras épocas del año escasean bastante. A principios de mayo existían únicamente dos salidas, una de cada compañía.

Preparando el viaje eché un vistazo a la página web de ambas empresas con la idea de reservar los billetes. En los formularios online piden la matrícula del coche como requisito indispensable. Llamé a la compañía de alquiler de coche y me comentaron que no podían saber cual sería el modelo así que era imposible saber el número de matrícula.

En el ferry. Al fondo se ven los acantilados de Bonifacio.

Nosotras éramos cuatro chicas y  un coche de tamaño medio. Nos salió el trayecto ida y vuelta por 250 €. Durante los meses de verano los precios suben ostensiblemente y es necesario reservar con antelación

A continuación os detallo los horarios de verano de ambas compañías de ferry:

  • MobyLines durante el verano parte de Santa Teresa de Gallura a las 7, 10, 13 y 18:30 horas y desde Bonifacio a las 8:30, 12, 17 y 20 horas.
  • Saremar durante el verano parte de Santa Teresa de Gallura a las 8, 11:15 y 17 horas y desde Bonifacio a las 9:30, 13:30 y 18:30 horas.
  • Corsica Ferries durante los meses de verano efectúan el mismo recorrido que las anteriores partiendo a las 7:30, 9:30, 10:30, 15:30 y 18:30.

LLegada a Bonifacio en Ferry. Entrada al puerto

Vista desde la ciudadela del trayecto que hacen los ferries provenientes de Santa teresa di Gallura

¿Qué ver en Bonifacio?

La Marina

La visita de Bonifacio comienza por el barrio de La Marina en el que el bullicio de los pescadores ha dado paso al de los turistas, las terrazas y los barcos de recreo. El pintoresco emplazamiento de la ciudad, con un profundo surco de mar que separa la pequeña y alargada península sobre la que se erige la ciudadela ha dado lugar a uno de los puertos naturales mejor protegidos del Mediterráneo. En el vértice de esta ría se encuentran las casetas de información para comprar los paseos en barco, o las excursiones a las playas de las islas cercanas.

Durante la noche cenamos en uno de los restaurantes que se encuentran en el muelle. Vimos variados precios y en todos los casos los restaurantes estaban enfocados en el negocio turístico con la variable económica dependiendo del producto: pizzas, hamburguesas, pescado o cocina tradicional corsa.

Nos decantamos por un pescado ensalada y una botella de vino. Nos pareció caro pero todos los resturantes de la zona tenían precios siimilares.

Aquí estoy junto a la Marina de Bonifacio. AL fondo la parte alta, amurallada de la ciudad.

Vista de la Marina de Bonifacio desde la ciudadela, en la parte alta y amurallada de la ciudad.

Montée Rastello y Montée Saint Roch (Rampa Rastello y Rampa San Roque)

Situados en el puerto, es fácil encontrar el campanario de la iglesia del puerto. Desde su base parte la rampa y escaleras (Montée Rastello) que suben hacia la única entrada que la Ciudadela de Bonifacio tuvo durante siglos.

Montée Rastello

La Marina detrás, subiendo hacia la ciudadela

Caminando se llega a la Ermita de San Roque, desde la que parte el último repecho hasta las puerta de la ciudad. Pero antes, conviene desviarse hacia el lado opuesto y subir por un camino hasta el mirador que ofrece la mejor y más extraordinaria vista de la ciudad.

Subiendo desde la Marina, encuentras una vista preciosa de las casas sobre los acantilados

Rampa de San Roque para entrar en la Ciudadela

Desde aquí, especialmente con el sol de la mañana, se ven los preciosos y arriesgados acantilados de hasta 60mts de altura, sobre los que literalmente gravitan las casas de Bonifacio que se asoma a lo mismos.

Acantilados de Bonifacio

Haute Ville

Caminando por el centro de la ciudadela

Regresando nuestros pasos, entramos en la Ciudadela (Haute Ville) por la Puerta de Génova. Durante siglos, única entrada. Un puente levadizo y unas gruesas murallas con parapetos de madera y hierro cerraban el paso en defensa de la plaza. Nada más entrar se accede a la Plaza de Armas. No dejar de subir a lo alto del Bastión l’Étendard para disfrutar de unas vistas estupendas de la costa de Bonifacio y al otro lado la marina del puerto.

Lo mejor es dejarse llevar y perderse por las numerosas callejuelas de aire italiano y descubrir distintos rincones. Hay cafés y terrazas algunos con la sorpresa de las vistas al mar desde su interior. Sin duda encontraréis en vuestro paseo la Catedral de Santa María la Mayor. Iniciada en el siglo XII por Pisa, y con añadidos góticos posteriores y detalles decorativos aragoneses resultado de la dominación española. Sus tesoros artísticos son los sarcófagos romanos que se conservan en su interior y un altar barroco, aunque quizá la joya mas preciada por los habitantes de Bonifacio es el pedazo del Lignum Crucis (Cruz de Cristo) que guarda en su sacristía.

Sus estrechas callejuelas presentan todo tipo de comercios y restaurantes enfocados al turismo pero sin haber perdido el encanto de una ciudad histórica.

Durante siglos objeto de devoción y sacada en procesión en momentos difíciles para la ciudad. Otros sitios interesantes que visitar en la Haute Ville son la iglesia de Santo Domingo, refugio de templarios identificada por su torre almenada octogonal, y el Cementerio del Bosco, por sus pequeños mausoleos coloristas que le confieren un carácter especial. Estoy seguro de que si lo visitáis os resultará una de las cosas que más recordaréis de Bonifacio.

Callejuelas de la Ciudadelas

Escalera del Roi d’Espagne

Es el sitio turístico más visitado de Córcega. Una curiosa escalera tallada en la roca que baja desde la Haute Ville hasta un aljibe de agua dulce. Esta es la realidad, aunque la leyenda, mucho más bonita tal vez, dice que los 187 escalones fueron tallados por el Rey de Aragón Alfonso V en su asedio de Bonifacio en 1420 en una sola noche… Poco de cierto pero mucho de marketing… ya veis las escaleras reciben casi un millón de visitas al año. La entrada cuesta 2,50€ y combinada con el Bastion l’Etendard 3,50€. Merece la pena la experiencia porque las escaleras están talladas en la roca como un semi-túnel abierto al mar. ¡Ojo la subida cuesta… no hacerla a mediodía en verano… te torras!

Escalera del Rey de España

Alojamiento en Bonifacio

Nosotras nos alojamos en un hotel a unos diez minutos caminando de la marina, con unas vistas impresionantes de la ciudadela. Se  llama Augustin Marie.

Aquí podéis entrar en la web de Booking para ver el perfil del hotel.

Por una noche pagamos 325E  por un apartamento de habitación con cama doble y salón con sofá cama, donde dormimos 4 Pax.

El lugar es maravilloso pero como veis, un poco caro pero estamos hablando de un 17 de agosto, la época más cara del año.

Sea la época que sea, Córcega es una isla cara, muy elitista pero con muchísimo gusto y encantadora. Fuera de la ciudad hay más opciones y muchos campings cercanos a las playas, donde la gente pasa sus vacaciones en la isla.

¿Qué más se puede ver en el sur de la isla en un par de días?

Desde Bonifacio puedes dirigirte en coche hacia la ciudad de Porto Vecchio ya que apenas distan unos 30 kilómetros de un lugar a otro. En total debes dedicarle

Portovecchio

Porto-Vecchio es la tercera ciudad de Córcega y un importante enclave turístico. Está situada a 25 kilómetros de la espectacular ciudad de Bonifacio y a 143 de la capital corsa, Ajaccio, en el extremo sur de la Córcega, a los pies de las Aiguilles de Bavella, las más bellas montañas de la isla.

La ciudad de Porto-Vecchio fue construida en 1539 en lo alto de un promontorio rocoso por orden de los senadores genoveses. A pesar de poseer tierras fértiles y una buena situación en una bahía, la zona se ve afectada por el paludismo por las marismas saladas, y asediada por los piratas bárbaros. Por eso, la ciudadela fue destruida y reconstruida tres veces entre 1540 y 1589. En 1768 fue cedida a Francia.

Portovecchio

La ciudadela de Porto-Vecchio es bonita pero nada comparable a Bonifacio. La ville haute, construida en el siglo XVI, está situada en el corazón de la ciudad, en la que destacan monumentos como la iglesia Saint-Jean-Baptiste, con su bello campanario, la capilla Sainte-Croix, la puerta genovesa del siglo XVI y los numerosos bastiones, que protegían la antigua ciudadela.

Destaca el casco antiguo con fortificaciones del siglo XVI, el vieux port y los alrededores de Porto-Vecchio, con fantásticas playas, como la de Palombaggia o Santa Giulia,la bahía de Porto-Vechio, las islas Lavezzi, situadas en la costa de Bonifacio, y espectaculares espacios montañosos, con pueblos como el de l’Ospédale. El conjunto conforma un mosaico de paisajes que quedarán grabados en la retina. Si vais a dar una vuelta, lo mejor es dejar el coche en un parking en la zona baja de la ciudad.

Las playas  de los alrededores, entre Portio Vecchio y Bonifacio me parecieron maravillosas pero era pleno agosto y había muchísima gente.

Aquí podéis leer acerca de la zona. Hay mucha montaña donde practicar senderismo, escalada, paseos a caballo etc

Playas de Rondinara, Palombaggia y Santa Julia

La Playa de Palombaggia  merece especial mención puesto que es considerada una de las más bonitas de Córcega. Se encuentra situada frente a la reserva natural de las islas Cerbicale.

Además, la ruta para llegar a ella es también magnífica. Viniendo de Porto-Vecchio, hay que rodear la península de Piccovaggia por una carretera con vistas muy bellas. Al llegar, se puede dejar el coche en un parking y situarse en el extremo de la playa para evitar la concentración de gente.

Playa de Palombaggia

Playa de Palombaggia

Playa de Santa Julia

El agua de Rondinara de lo más transparente que he visto

Playa de Rondinara. Muy bonita también. Son más grandes que las calas de cerdeña

Os dejo un video para que podáis comprobar la belleza de esta isla tan deconocida perp bellísima para todos los que la visiten.

Espero que os haya gustado esta entrada.

Yo espero volver a la isla ya que me quedé con ganas de seguir viendo otras ciudades como Ajaccio o Bastia. Sin duda Córcega  es una de las perlas del Mediterráneo.

Si queréis ver más entradas de escapadas  de las que iré hablando por islas del Mediterráneo, podéis pinchar aquí.

!Hasta pronto!

 

« | »

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *