Preikestolen y Fiordo de la luz

Subir al Preikestolen en el fiordo de la luz es uno de los objetivos de todo viajero que llega a Stavanger a pasar unos días. Stavanger es la ciudad costera más próxima, tal y como os cuento en esta entrada de mi blog, así como la puerta de entrada al “Púlpito”, como también se conoce a esta formación rocosa.

Mapa del itinerario que sigue el crucero desde su salida en Stavanger. El Preikestolen es la Pestaña más lejana. Si decides no hacer la ascensión, el crucero por el fiordo de la luz continúa y dura 3 horas (ruta I/V completa)

Desde el puerto de Stavanger salen pequeños ferries cada día y con una parada en  la base del Púlpito a los 20 minutos de la salida. El primer ferry hacia el Preikestolen sale de Stavanger a las 8 am. Cuesta unas 500 coronas y se puede reservar en cualquier agencia de la ciudad. El crucero completo tiene una duración de unas 3 horas aproximadamente. También existe la opción de ir en zodiac, pero es bastante mas incómoda.

Fiordo de la luz

El paseo por el fiordo de la luz es muy bonito pero la lluvia nos afeó el paisaje. Durante el trayecto por los fiordos te topas con islas muy bonitas y pequeñas donde únicamente hay un par de casas, rodeadas de naturaleza virgen.

El fiordo de la luz se abre unos minutos después de dejar en barco el puerto de Stavanger.

Entrando al fiordo de la luz

Caen varias cascadas al fiordo desde las paredes verticales de las montañas

Caen varias cascadas al fiordo desde las paredes verticales de las montañas

El paisaje es muy similar en todos los fiordos; paredes de montaña por la que transcurren y caen cataratas al derretirse los glaciares de montaña. El panorama es maravilloso pero siempre que puedas ver algo y la lluvia no te estropee el día.

Tuvimos la malísima suerte de tener un día muy lluvioso y la subida al púlpito se nos hizo totalmente imposible, además de poco aconsejable. La  foto a continuación muestra  lo poco que pudimos ver del Púlpito desde el mar. Con un poco de inventiva igual te lo puedes imaginar, ¿no?

Miré hacia arriba por si veía algo del Púlpito pero no alcancé a divisar nada de nada.

Preikestolen (el Púlpito)

El Preikestolen es un lugar cuya imagen no necesita presentación y que se ha convertido en icono del turismo de Noruega. Por ello, no es de extrañar que esta ruta la realicen miles de personas cada año, especialmente entre los meses de Junio y Septiembre, momento justo cuando las nieves desaparecen de este gigante rocoso.

A continuación, una foto del afamado púlpito en un día claro y con muy buena visibilidad. Las vistas del fiordo  con estas condiciones son magníficas.

Preikestolen o “Púlpito”

En las condiciones que se nos presentaron, lo que más nos preocupaba era la dureza del sendero, con tan sólo 4 kilómetros de longitud pero con acusadas pendientes, lloviendo a mares y un suelo resbaladizo, con lodo por todas partes y con el riesgo de llegar a la cima y no ver nada. Desistimos.

En condiciones normales, si eres una persona con buena condición física y que realiza deporte regularmente, el Preikestolen ó ruta al Púlpito de Noruega te parecerá un paseo. Si apenas pisas la montaña, la ruta te parecerá algo dura y te obligará a ir despacio, especialmente en 3 rampas bastante empinadas, una nada más empezar y las siguientes a mitad de camino.

Mucha gente sube sin estar preparada y con un material poco adecuado. No llevar un buen calzado en la montaña incrementa el riesgo de resbalarse, más aún cuando hablamos de un terreno muy húmedo y pedregoso.

Consejos para subir al Preikestolen 

Aunque no pude subir por sufrir una climatología de lo más adversa, os voy a contar todo lo que he leído y he estudiado acerca del lugar. Este pedazo de roca se erige a 600 metros del fiordo Lysefjord en Ryfylke, cerca de Stavanger. La explicación científica del porqué de su creación y, por ende, menos romántica, es que se trata de un valle formado por un glaciar cubierto de agua salada, estrecho y bordeado por empinadas montañas que nacen bajo el nivel del mar. Dos de los tres fiordos más largos del mundo están en Noruega.

  • La subida al Púlpito es para todos los públicos. Aunque lo parezca, no hay un perfil de visitante al Preikestolen. Puedes ver a mayores, pequeños, familias con bebés, niños en edad temprana, perros con amo, ancianos de 90 años. En fin, toda una variedad de visitantes, obviamente depende del estado físico de cada uno y de su estado mentalLo importante es que reine el sentido común y que se sepa cuándo hay que darse la vuelta si la climatología o el estado físico impide seguir, o parar un rato a retomar fuerzas.

Imagen de fiordo en Noruega

  • El ferry que sale desde Stavanger cuesta unos 20€ y tarda 20 minutos el trayecto hasta la parada donde bajarse para iniciar el ascenso al Preikestolen. Después hay que coger el bus justo donde nos deja el ferry. Son privados y sólo funcionan durante verano. En invierno hay conexión pero el autobús te deja bastante más lejos, a unos 10 kilómetros del centro de interpretación. En total se tarda casi una hora en llegar hasta el punto donde comienza la escalada al Preikestolen. Después hay que tener en cuenta que se tarda unas 4 horas en hacer el recorrido hacía el Púlpito y vuelta. En total, incluido transporte, podemos echar unas 8 horas, así que !Madruga!
 
  • En un lugar poco accesible, la prudencia y el sentido común se convierten en oro. Hombre prudente vale por dos, así que vamos a advertir a los que vayan a subir de algunas cosas tener en cuenta una vez comienza la subida camino del Púlpito la climatología puede variar. No te confíes si ves un sol espléndido, al poco tiempo se puede oscurecer el cielo y comenzar a lloverte a cántaros. El tiempo es muy cambiante y los imprevistos están al cabo de la atmósfera. A pesar de esto, nunca está de más echarle un vistazo a la previsión y, si es posible, llevar con nosotros algunas de las apps tan útiles que nos muestran el clima en tiempo real. Si al llegar al Púlpito te hace malo y la visibilidad es reducida no te preocupes, ten paciencia porque es posible que abra. Aplica la prudencia una vez estés arriba también y no te acerques demasiado al borde del precipio. !Cuidado también con los selfies al borde del abismo!

Fuente; https://english.preikestolenfjellstue.no/

  • La señalización del camino se realiza mediante unas marcas curiosas, en forma de T, que no tienen nada que ver con las que seguramente estaréis acostumbrados a ver. Aquí, el camino a seguir se encuentra balizado con unas marcas rojas en forma de T, abreviatura de Turistforetning.

Foto de varias personas subiendo al Preikestolen. Como veréis, hay cierta dificultad en la subida por ser pedregosa y con bastante desnivel. Por eso, se debe hacerlo sin lluvia para evitar males mayores.

  • Hay que llevar ropa de montaña. Sí, como suena. No se te ocurra ir con los tacones o con una de esas zapatillas de deporte de suela plana que resbalan. Zapatillas de trekking, pantalones a ser posible impermeables, un pluma para el frío y una chaqueta con gorro para la humedad. No lleves la pedazo cámara reflex si no es absolutamente necesario, después de una hora de caminata sobre piedras con grandes desniveles y terreno abrupto, te acabará pesando.  Los bastones también pueden ayudarte.
  • Utiliza una cámara más pequeña o el propio móvil. Lleva lo imprescindible en una mochila pequeña, lo más ligero de equipaje posible.
  • Entre esos elementos imprescindibles estarán un buen bocata y agua (fundamental). También podemos llevar alguna limonada tipo Aquarius que nos aporten sales minerales para después del esfuerzo y para prevenir la deshidratación.
  • No te olvides de recoger toda la basura, que no quede ni un resto.

Nosotras  tuvimos que dejar la subida al Púlpito para otra ocasión. La verdad es que da pena perdérselo pero lo primero es  tener precaución en lugares en los que hay que tener cuidado si la climatoloía es adversa. Los días siguientes, Noruega nos regaló un sol resplandeciente, con lo que visitamos los siguientes fiordos con un sol y una luz maravillosas.

Os lo cuento en breve y podréis leerlo aquí.

A pesar de no haber podido subir al Púlpito, nos quedamos sonriendo desde el barco crucero del fiordo de la luz

!Hasta pronto!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *