Mis Bordados de Gustav Klimt

!Hola Amigos!
Hoy os enseño mis últimos bordados en papel, en concreto sobre cartulina, de varias maravillosas obras de arte de Gustav Klimt. El proceso comienza con la impresión de la imagen de la obra sobre cartulina y el bordado del mismo directamente sobre el dibujo. Recomiendo usar siempre una aguja muy fina si vas a bordar en papel, en particular por los agujeros y marcas que deja la aguja en este soporte.

Gustav Klimt (1862 – 1918)

Retrato de Adele Bloch-Bauer I

Hijo de un grabador, Gustav Klimt nació el 14 de julio de 1862, en Baumgarten, cerca de Viena. Fue un pintor simbolista austríaco, y uno de los más conspicuos representantes del movimiento modernista de la secesión vienesa. Klimt pintó lienzos y murales con un estilo personal muy ornamentado, que también manifestó a través de objetos de artesanía, como los que se encuentran reunidos en la Galería de la secesión vienesa.

Intelectualmente afín a cierto ideario romántico, Klimt encontró en el desnudo femenino una de sus más recurrentes fuentes de inspiración. Sus obras están dotadas de una intensa energía sensual, reflejada con especial claridad en sus numerosos apuntes y esbozos a lápiz,en cierto modo herederos de la tradición de dibujos eróticos de Rodin e Ingres.

Mis bordados de Klimt

Mis bordados se ven muy influenciados por la ‘etapa dorada’ de Klimt, que vino determinada por un progresivo acercamiento de la crítica y un gran éxito comercial. Muchas de sus pinturas de este período incorporan pan de oro a la pintura, que yo lo aplico mediante hilo dorado.
​Las obras más notables realizadas en esta etapa fueron sin embargo el Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907) y El beso (1907-1908).

El Beso

El beso, 1907-1908. Cuadro más conocido del pintor. Óleo/lienzo.

Está expuesto en la Österreichische Galerie Belvedere de Viena. Normalmente las obras de Klimt creaban escándalos y eran criticadas como «pornografía» y por ser «excesivamente pervertidas». Las obras pusieron a Klimt como un «enfant terrible« por sus opiniones anti-autoritarias y anti-populistas sobre el arte.

Por el contrario, El beso fue recibida con entusiasmo, y de inmediato encontró un comprador. Gustav Klimt representa la pareja encerrada en la intimidad, mientras que el resto de la pintura se disuelve en un fondo brillante con un patrón extravagante. El patrón sugiere el estilo del Art Nouveau y las formas orgánicas del movimiento Arts and Crafts contemporáneos.

Las dos figuras se encuentran en el borde de un pedazo de prado florido. El hombre lleva una túnica con rectángulos en blanco y negro irregularmente colocados en la hoja de oro decorada con espirales. Se cree que Klimt y su compañera sentimental Emilie Flöge modelaron para el trabajo, pero no hay evidencia o registro para probar esto.

Consejos para el bordado

  • Mi bordado de Klimt lleva mucho trabajo detrás. Contiene hilo de bordar de varios colores y texturas, muchas de ellas son doradas o metalizadas, además de perlitas y uso profuso de lentejuelas. Hay mucho nudo francés, como siempre, para simular las flores.
  • Acordaos de usar una aguja muy fina, en primer lugar, porque son las únicas que van a poder enhebrar y permitir el paso de lentejuelas o perlitas (todas con un agujero bastante pequeño). Por otro lado, si usáis una aguja gorda, se nota mucho la puntada equivocada que se haya hecho en el papel, dejando tras de sí unos agujeros bastante feos que serán visibles si te acercas bastante.

https://www.instagram.com/p/B3O7B3cHt4C/

Serpientes de Agua

Bordando a Gustav Klimt

Gustav Klimt – Serpientes De Agua II, 1904-1907

La composición de esta obra se realiza en horizontal; en la superficie, como en un friso, donde se alargan los cuerpos de las modernas sirenas.

Es significativo que Klimt eligiera evocar en el título a la serpiente asociándola al agua, dos elementos a los que Freud atribuía un decidido significado sexual. Cuatro lánguidas figuras de mujer llenan la superficie, entrelazándose con las marañas de algas, a su vez confundidas con las masas de cabellos, asimismo símbolo erótico.

Consejos para el bordado

  • Mi bordado de Klimt  contiene hilo de bordar de varios colores y texturas, muchas de ellas son doradas o metalizadas, además de lentejuelas con forma de florecitas de colores. Hay nudo francés, como siempre, para simular las flores y crear relleno.
  • Como en el anterior bordado, acordaos de usar una aguja muy fina, en primer lugar, porque son las únicas que van a poder enhebrar y permitir el paso de lentejuelas o perlitas (todas con un agujero bastante pequeño).

Las Tres Edades de la Mujer 

Bordando a Gustav Klimt

Gustav Klimt – Las tres edades de la mujer 1907

En 1905 pinta esta obra, conocida también como «Las tres edades de la vida« donde abordó el tema directamente el tema de la muerta y la vida. Esta obra se exhibe en la Galería Nacional de Arte Moderno de Roma, Italia.

En el centro de una tela de formato cuadrado, Klimt dispuso verticalmente las tres figuras femeninas desnudas que representan el paso del tiempo. La composición muestra una versión original del conflicto entre juventud y vejez. Además en la imagen derecha Klimt innova al ligar los conceptos de juventud y maternidad al mostrar una madre joven que sostiene tiernamente en sus brazos a una niña.

Se ha dicho que Klimt prescindió en «Las tres edades de la mujer» de la figura de la muerte. Sin embargo esta viene representada por la división horizontal que hizo al fondo de la tela. La partición simboliza el reloj de arena que la muerte porta en la tabla de Baldung. La zona negra significa el tiempo transcurrido. El fondo dorado la arena del reloj con los granos de arena como lluvia que se pierden.

La posición más elevada de la anciana representa su mayor proximidad a la muerte, subrayada por la mancha de color negro que aparece a sus pies.

Consejos para el bordado

  • Mi bordado de Klimt  contiene de nuevo lentejuelas doradas o metalizadas, además de lentejuelas de muchas florecitas de colores y perlas pequeñas. Hay nudo francés, como siempre, para simular las flores y crear relleno.
  • Como en los anteriores bordados, acordaos de usar una aguja muy fina, en primer lugar, porque son las únicas que van a poder enhebrar y permitir el paso de lentejuelas o perlitas (todas con un agujero bastante pequeño).

El árbol de la vida

Se trata de una de las obras más conocidas, y a la vez menos vistas,  de Gustav Klimt. Se pintó en 1909.
Lo que es accesible al común de los mortales son los esbozos preparatorios de esta obra, en técnica mixta sobre papel, que se encuentran en el  Österreichische Museum für angewandte Kunst (MAK) de Viena. La obra se halla en Bruselas en el Palacio Stoclet que es propiedad particular y no está abierto al público, pese a ser, desde 2009,  Patrimonio de la Humanidad según la Unesco.
Bordando a Gustav Klimt

El árbol de la vida, 1909

El Mural presenta tres partes diferenciadas.

  • A la izquierda, una mujer que parece simbolizar la espera o el anhelo. Misteriosa, mira hace la derecha, su postura recuerda al arte egipcio y su largo traje realizado con triángulos tambien recuerda a las pirámides.
  • En el extremo opuesto está el abrazo entre un hombre y una mujer, que podría recordar en un primer momento a El beso realizado por Klimt en la misma época, pero que presenta notables diferencias.
    En el abrazo de El árbol de la vida el hombre está completamente de espaldas, sólo se ve el rostro de la mujer y ésta se mantiene de pie. En la túnica del hombre pueden verse numerosos ojos,  un pez y un ave a los que se ha dado significados diversos, casi siempre relacionados con la antigua religión egipcia o el cristianismo.

    Bordando a Gustav Klimt

    Parte central, El árbol de la vida, 1909.

  • Y en medio y, a la vez, abarcándolo todo y uniendo la espera y el abrazo, el árbol de la vida.
    Un único tronco, que sale de la tierra y se va bifurcando en ramas, que terminan en diversos arabescos que pueden representar distintas opciones de vida, distintos destinos.
    El fin de la vida, la muerte, le da sentido a la misma y está presente en el mural en el pájaro negro. Aunque también éste podría recordar a los halcones egipcios, y en particular al dios egipcio Horus, de cuerpo humano y cabeza de ave rapaz.

Consejos para el bordado

  • Contiene hilo de bordar de varias texturas, muchas de ellas son doradas o metalizadas para repasar las ramas de los árboles.
  • Mi bordado se centra únicamente en el lado central derecho de la obra, el del abrazo de la mujer y el hombre. He usado múltiples hebras doradas para darle ese aspecto tan brillante que klimt dio a sus obras, así como el uso profuso de lentejuelas doradas.

Espero que os haya gustado este post acerca de Bordar a Gustav Klimt. En breve os hablaré de otras composiciones de artistas famosos u obras de arte. Si queréis más bordados que he realizado, como bordados de lugares en el mundo o sobre ropa, o incluso otros bordados en papel, podéis entrar aquí.

!Hasta pronto!

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *