Dormir en un castillo a los pies del Moncayo

Hola viajer@s,

¿Alguna vez habéis soñado con dormir en un castillo de verdad a los pies del Moncayo, Aragón? No os perdáis esta entrada porque os voy a contar acerca de un fin de semana muy diferente, cultural, divertido y en plena naturaleza que podéis pasar si vais a esta zona de España. Y sí dormir en un castillo de verdad es posible.

Castillo de Grisel

El lugar escogido es la zona occidental de Aragón, donde encontramos hayedos, monasterios cistercienses como el de Veruela y pequeños pueblos con fortificaciones bastante impresionantes, como el pueblo de Grisel.

De hecho, nos quedamos a dormir en un castillo del S. XIV, en el Castillo de Grisel y la experiencia me ha encantado.

El Castillo de Grisel

El Castillo de Grisel se encuentra al occidente de la
Provincia de Zaragoza , al inicio del Parque Natural del Moncayo. A 30 minutos están las espectaculares Bardenas Reales y Tudela. Y a menos de cinco minutos Tarazona.

La legendaria fortaleza de Grisel es una de las principales que jalonaban la frontera entre los poderosos reinos de Castilla y Aragón. A fecha de hoy, es posiblemente el castillo gótico mejor conservado de toda la provincia de Zaragoza y uno de los más importantes de Aragón. Después de más de 20 años de trabajos de restauración, en julio del 2014 volvió a abrir sus puertas, para todos aquellos que han soñado alguna vez con ser caballeros o princesas.

El castillo dispone de habitaciones  y un ático (pinchad encima para ver las fotos de las habitaciones en la web del castillo www.castillodegrisel.com).

Todas son habitaciones dobles con baño privado, 2 patios, comedor, 3 salones palaciegos, 2 torreones, muralla exterior, aljibe-bodega. Decoración exclusiva y espacios únicos. Un lugar donde soñar con ser un caballero o una princesa. Es el sitio ideal para los amantes de la historia y la tranquilidad, aunque también se puede reservar el castillo completo para celebraciones y fiestas de cumpleaños, familiares etc.

Si os interesa reservar una noche en el hotel, lo mejor es que os pongáis en contacto con el gerente desde la página web y ver disponibilidad. Su nombre es Luis Zueco y es un gran escritor de novelas históricas, además de vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón .

Las princesas en su castillo #grisel #hotelcastillo #zaragoza

A post shared by Barbara Garcia (@barbiegirl_travels_arts) on

Las chicas vestidas de época

Saludando desde unos de los miradores del castillo de Grisel

El de Grisel es un auténtico castillo del s. XIV que conserva todos sus elementos medievales junto a las mayores comodidades. Sus muros de grandes bloques de sillería de 2 metros de anchura la convierten en una fortaleza infranqueable para el ruido, donde la tranquilidad y el silencio son absolutos. El hotel tiene unas críticas excelentes en tripadvisor y no es para menos porque  dormir en un castillo no es algo que hagas a diario y menos en un lugar que reúne tantas comodidades y atractivos.

El castillo está en el centro del precioso pueblecito de Grisel con 80 habitantes, al lado de la iglesia y la plaza. Tiene muchísimo encanto.

La Corona de Aragón

La Corona de Aragón englobaba al conjunto de territorios que estuvieron bajo la jurisdicción del rey de Aragón, de 1164 a 1707 .El 13 de noviembre de 1137, Ramiro II el Monje, rey de Aragón, en la conocida como renuncia de Zaragoza depositó en su yerno Ramón Berenguer el reino (aunque no la dignidad de rey), firmando éste en adelante como Conde de Barcelona y Príncipe de AragónPetronila tomó el título de “Reina de Aragón” y Ramón Berenguer el de príncipe y dominador de Aragón.

Más tarde, por conquistas de nuevos territorios y matrimonio, esta unión de reino y condado bajo una misma corona, ampliaría sus territorios hasta incluir otros dominios: fundamentalmente los reinos de MallorcaValenciaSiciliaCórcegaCerdeña y Nápoles, así como los ducados de Atenas (de 1331 a 1388) y Neopatria (entre 1319 y 1390).

Con la boda de los Reyes Católicos en 1469, se inicia el proceso de convergencia con la Corona de Castilla, formando la base de lo que luego se convertiría en la Corona de España, aunque los distintos reinos conservarían sus sistemas legales y características. Con los Decretos de Nueva Planta de 1705-1716, Felipe V elimina finalmente la mayor parte de estos privilegios y fueros.

Vista de la fachada lateral del castillo

Entrada al castillo de grisel

Mis bordados del Castillos de Grisel 🙂

Qué ver en los alrededores de Grisel

El pueblo de Grisel me pareció encantador. Hay muy pocos habitantes, alrededor de 80, y las casas son bajitas y de varios colores.

Plaza de grisel con la iglesia del pueblo.

A las afueras del pueblo de Grisel se encuentra el imponente Pozo de los Aines, una sima natural de proporciones monumentales, que impresiona a todos los visitantes. FOTO AÉREA DEL POZO DE LOS AINES (Foto: Coptercam Moncayo)

Se puede ir camniando desde el castillo, atravesando el dentro del pueblo, recorriendo la distancia de 1 km. Aquí tenéis más información al respecto. Este pozo en una imponente cavidad kárstica; es una dolina formada por el hundimiento de estratos calizos y yesosos, debido a la acción de las aguas subterráneas.

Monasterio de Veruela

Veruela se sitúa muy cerca de Vera de Moncayo, en un pequeño valle formado por el río Huecha, amparado por el imponente Moncayo y solo a 12 kilómetros de Tarazona y a 15 kilómetros de Borja.

El Real Monasterio de Santa María de Veruela fue la primera fundación de la Orden Cisterciense en el Reino de Aragón (1145 ó 1146). En el mismo siglo XII le seguirían las fundaciones del Monasterio de Ntra. Sra. de Rueda en Escatrón (1182), Santa María de Casbas (1173), Monasterio de Ntra. Sra. de Piedra en Nuévalos (1186) y a principios del siglo XIII Ntra. Sra. de Cambrón en Sádaba.

A lo largo de ocho siglos vivió múltiples transformaciones hasta que tras su desamortización en 1835 fue abandonado. En 1877 se estableció en el monasterio la Compañía de Jesús que se encargó de su cuidado hasta 1975.

En 1976 la Diputación de Zaragoza se hizo cargo del monasterio para terminar por adquirirlo en propiedad en el año 1998 por lo cual es la responsable de su cuidado, conservación y restauración así como su uso para múltiples iniciativas culturales.

Claustro del Monasterio de Santa María  de Veruela (siglo XIV)

Veruela como monasterio cisterciense se acogió al modelo común de la orden con su diseño en planta amplio y funcional y con su localización en un paraje con presencia de agua pero propicio para el aislamiento y la soledad. Desde el claustro (siglo XIV) se puede ir accediendo a las diferentes salas (capitular, abacial, de los monjes, refectorio, cocina, cilla, lavabo, armarium) y también “entrar” a la iglesia abacial (siglos XII-XIII) y a otras dependencias.

Veruela, tras la Desamortización (1835) se convirtió en lugar romántico y sitio de verano donde muchos llegaban por el famoso dicho de que “todos los males se curan en veruela”. El poeta Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano, el pintor Valeriano, disfrutaron en este monasterio de largas estancias, donde escribió una gran parte de su obra. La zona y paisaje del Moncayo le sugirió algunas de sus leyendas más famosas como El Monte de las Animas (1861) y Cartas desde mi celda (1864).

Pero la historia de este lugar, declarado bien de interés cultural, se remonta al siglo XII, cuando se estableció allí una comunidad de monjes cistercienses, que poco a poco se convirtió en el centro del señorío que abarcaba la práctica totalidad de la comarca.

Merece mucho la pena comprar la visita guiada del Monasterio donde te cuentas numerosas historias y detalles de la vida monacal, realmente muy estricta, que dedicaban la mayoría de horas al día al trabajo y al rezo. El precio es totalmente asequible, 1.80€ y la visita guiada que ofrecen es totalmente gratuita y muy completa. La guía hace que te traslades al pasado y comprendas el modo de vida de los monjes. Además en la antigua cilla se ofrece una exposición con los dibujos y grabados de Valeriano Bécquer al que las formas románticas de Veruela inspiraron para realizar su obra. Como la mayoría de estos centros monásticos en Aragón, una gran parte de su actividad estaba centrada en la producción de vino. Es algo habitual que las denominaciones de origen vitícolas coincidan con la presencia de una abadía cisterciense.

Aquí estamos posando el grupo de amigos a la entrada del Monasterio de Veruela

Aquí podéis encontrar mucha más info del Monasterio.

Tarazona

En Tarazona hay mucho que ver. Esta ciudad se encuentra a 90 kms de Zaragoza.

Resultado de imagen de tarazona

Este es un municipio situado e a los pies del parque natural del Moncayo. Tarazona se caracteriza por ser una ciudad monumental donde la huella de las tres culturas, árabe, judía y cristiana está presente en cada uno de sus rincones. Hay unos cuantos monumentos que ver, donde el más conocido y famoso es la famosa catedral de Tarazona que tras 30 años cerrada al público por abandono y la consiguiente reforma vuelve a estar abierta totalmente restaurada para el disfrute de los turistas que quieran visitar Tarazona.

Realmente es una ciudad muy monumental; el palacio episcopal (Antigua Zuda musulmana), la iglesia de la Magdalena (con su torre mudéjar) y una curiosa plaza de toros poligonal con viviendas a tres alturas son otros ejemplos del nivel arquitectónico de la ciudad.

Una ruta turística recuerda en la localidad zaragozana de Tarazona a uno de sus vecinos más populares y conocidos, el actor Paco Martínez Soria. El itinerario atrae cada año a numerosos visitantes interesados en conocer la figura del actor turiasonense y los escenarios donde se rodó la película ‘¡Vaya par de gemelos!’.

Merece mucho la pena irse  de pinchos en el Paseo de la constitución, a destacar el Restaurante Saboya 21, donde se come fenomenal. Aquí podéis ver su página web

Vista desde el primer piso del restaurante Saboya 21. La torre del fondo pertenece a la catedral

Ruta de senderismo en el Moncayo

No puedes irte de la zona sin ver algún bosque de Hayedos en el Moncayo, en especial en Otoño. En este artículo nos hablan de cinco de los bosques aragoneses especialmente indicados para visitar en otoño

Nosotras elegimos el Hayedo de Peñarroya, en el Moncayo.

La cara norte del Moncayo atrae las abundantes aguas de lluvia trasladadas por las grises nubes procedentes del Atlántico. Ello propicia que las laderas se vean vestidas por tupidas manchas de hayas, robles, melojos, abedules y pinos.

Aquí podéis seguir la ruta que hicimos desde la Fuente del Sacristán hacia Santuario del Moncayo y vuelta, una ruta de 2 horas. Los bosques están bastante secos, por la ausencia de lluvia pero vimos una gama de colores amarillos, rojos, verdes…!Precioso!

Cogimos la Ruta de Senderismo de la izquierda, que parte desde la fuente del Sacristán. En la fuente de Sacristán hay un Parking. Subimos hasta el Santuario del Moncayo y vuelta, una ruta de 2 horas

El hayedo de Peñarroya es uno de los más poéticos rincones boscosos del Parque Natural, especialmente en los días de otoño, y se puede recorrer en un circuito circular de 8 km. Si alzamos la cabeza hasta las copas de las hayas es posible que veamos un vaivén de pajarillos como agateadores, trepadores azules, pinzones…

No todo son hayas: hay también abedules, arces, serbales, mostajos, robles, cerezos, castaños y saúcos. Toda una riqueza de matices, colores y olores para el paseante.

Colores del Hayedo en otoño

Y me despido de este fin de semana tan espectacular con amigos,donde  hemos tenido gastronomía, visitas culturales, naturaleza y lo mejor…dormir en un castillo del siglo XIV; el castillo de grisel.

!Hasta pronto!

« | »

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *