Chaouen, la perla azul de Marruecos

Buenas de nuevo viajeros,

Chaouen, la perla azul de Marruecos, es la ciudad de donde acabo de regresar de un viaje de tres días por el norte del país. He visitado las ciudades de Tánger, Assilah y Chaouen, todas muy recomendables.

Hoy os doy consejos muy prácticos sobre cómo llegar a esta perla azul en Marruecos; qué ver, dónde alojarse y dónde comer.

Introducción

Chefchauen, Chauen, Xauen (como se la conoce y se la nombra) es un oasis azulado, situado a unos 600 metros de altura, con apenas 27.000 habitantes, unos cuantos hoteles y restaurantes. es la parada más fascinante del Marruecos que trepa por las aventureras (por llamarlas de algún modo) montañas del Rif.

El Rif es una región con zonas montañosas y zonas verdes del norte de África, con costa en el Mediterráneo, que limita con la región de Yebala y abarca hasta Kebdana (Nador) en la frontera con Argelia.  Sus habitantes son de habla bereber.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

El azul de las casas de Chefchaouen, la perla azul de Marruecos. Foto de internet

Cómo llegar

Para llegar a Marruecos tenemos las siguiente opciones:

Chaouen, la perla azul de MarruecosAvión

Tánger es la ciudad marroquí más cercana a donde volar desde Madrid. Se puede llegar a Tánger desde Madrid con Ryanair a precios bastante competitivos; en mi caso pagué 90 Eur por el vuelos de i/v.

Puedes volar también a Fez desde Madrid con RyanAir en 1 de los dos vuelos semanales que han implantado. También hay vuelos desde Barcelona a Fez con Royal Air Maroc e Iberia.

Barco

El barco sale desde Tarifa o Algeciras en dirección a Tanger. En esta web podéis comprar los billetes de ferry con un precio mínimo de 50 Eur.

Chaouen está relativamente bien enlazada por carretera desde ciudades mayores como Tetuán (60 kilómetros; a una hora en coche o bus) o Tánger (115 kilómetros; a poco más de dos horas en coche o bus). 

Una vez en el país, tenemos varias opciones para llegar por Carretera a un precio relativamente reducido;

  • En autobús (de la Gare Routiere en Tánger salen cada pocas horas, aunque los domingos se reduce su número)
  • En el transporte típico de Marruecos, el Grand Taxi.
    Obviamente el taxi  siempre sale más caro, pero en el caso de que no se cuente con demasiado tiempo por ser un viaje corto o porque se quiere llegar lo antes posible, puede ser una buena opción.  Habrá que añadirle mínimo 100 más si se va desde el Aeropuerto. El trayecto puede costar unos 600 dinares (60 Eur); me refiero al trayecto de Tanger a Chefchaouen pero lo mejor es que lo negocies con un taxista reomendado.

La carretera es relativamente buena de Tánger a Tetuán, pero a partir de esta ciudad hay que más por las montañas, lo que hace que comience una larga sucesión de curvas. Las carreteras se encuentran en un estado estupendo y no hay que tener miedo.

En mi caso encargué los servicios de un conductor de taxi que nos llevó durante el fin de semana a todos los lugares que quisimos, desde Tánger a Assilah y a Chefchaoue. Se llama Yassir y os lo recomiendo por su profesionalidad, educación, puntualidad y buen caracter. Si queréis su número, escribidme y os lo paso. Habla sólo francés y muy poquito de español.

Lo mejor de todo es que una vez llegas a Chaouen, la ansiada perla azul de Marruecos aunque muy turística, te olvidas del coche.

Historia

Chauen fue construida en el año 1.471 por Moulay Ali Ben Rachid con el fin de que sirviera de base para las tribus bereberes del Rif que en aquel entonces se encontraban en trifulcas con las tropas portuguesas, situadas en Ceuta.

Éste era un punto estratégico que poco a poco fue moldeándose, creciendo y prosperando.  En aquel entonces comenzaron a llegar a Chauen los moriscos y los sefardíes que huían de la toma de Granada en 1492. Ellos, precisamente fueron, los que comenzaron a construir las pequeñas casas encaladas con sus balcones, los techos de teja y los patios salpicados y aromatizados por limoneros y naranjos. En aquel entonces comenzaba a nacer el Chauen que es hoy. Un laberinto, pequeño y caprichoso, sin duda una perla azul en el interior de Marruecos, el reino alaoui.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Patio de la Medina de Chefchaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Pero esta imagen de Chauen, de ser el pueblo azul del Rif, no llegó hasta el año 1930 cuando los judíos comenzaron a pintar las fachadas de sus casas de esta tonalidad. «Para ahuyentar a los mosquitos»,  Y para que los días de luz directa se forme en los ojos de los viajeros un oasis divino, un mar cristalino y relajante en plena montaña.

Rue Znika y el patio que bordé, chaouen. Foto e Barbiegirl Travels Arts

Rue Znika muy cerca de la puerta Bab el Souk. Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Es curioso de la historia de Chauen el conocer que estuvo absolutamente aislada del resto del mundo. Se prohibió la entrada de extranjeros hasta que fue ocupada en 1920 por las tropas españolas. Evidentemente en aquel entonces no era usual encontrar en Marruecos un rincón donde se hablara sefardí. Esa fue la magia y la sorpresa de Chauen. Las tropas españolas fueron de nuevo expulsadas durante los años de batallas en las montañas de Rif (hacia 1924 y 1926). Habría que esperar al 56, año de la independencia de Marruecos, para volver a encontrar a extranjeros deambulando por las callejuelas de esta ciudad azul de Marruecos.

Aquí estoy en una de las calles de chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Qué ver en Chaouen

Patearse la Medina

Esta es una medina relativamente pequeña y visitable a pie, con balcones de los que penden, de extremo a extremo, coloridos telares, negocios de artesanía, cuero y recuerdos del país y antiquísimas puertas, por las que podemos acceder a la Medina, entre otras Bab Al-Ain, Bab El Souk o Bab Onsar. Ver el mapa a continuación con los lugares más destacables y puertas de entrada a la Medina.

Mapa de la medina Chefchaoue. En un círculo están las plazas principales y la Kasbah, centro neurálgico de la ciudad. La línea azul marcada de este a oeste son las calles Znika y Al Hassan I

Entre las calles más conocidas y transitadas, tenemos las siguientes:

Rue Znika

La calle principal del Zoco de la perla azul de Marruecosse conoce con el nombre de Rue Znika. Esta es una calle que va de este o oeste y recorre de forma horizontal gran parte no solo del zoco sino también de la medina de Chaouen.

Rue Znika. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Patio en la calle Znika. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Es una calle repleta de pequeños comercios con gran encanto, con mucha actividad y preciosos rincones que descubrir a derecha e izquierda de esta.

Pinturas de colores en la Medina en Chaouen. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Patio en la Rue Al Hassan 1. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Calle Al Hassan I, Onsar

Este patio de Chefchaouen se encuentra en una de las calles principales (Rue Znika ó Al Hassan 1) que cruzan la medina de este a oeste por la parte alta. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

A continuación de la Calle Znika, si se sigue la calle principal (ahora llamada calle Al Hassan I) hasta el final, saldremos de la medina por la puerta Bab Al-Ansar y llegaremos al lugar bajo las montañas en que una cascada se precipita en el río, la fuente  Ras El-MaAquí las mujeres lavan la ropa e incluso la lana de las ovejas y los niños, cuando el tiempo acompaña, se dan refrescantes chapuzones.

Dejarás atrás patios como el de la foto donde deleitarse con los pequeños detalles y hacerse la codiciada foto, tras haber pagado los correspondientes 5 dinares. Algo que rompe el encanto del lugar son las colas de guiris esperando a hacerse la foto.

Si continuamos por la calle Al Hassan I saldremos, por la puerta Bab Onsar, para llegar sin posible pérdida a la zona del Lavadero de Chaouen ya en el exterior de la medina.

De Bab Onsar,  me dirijo hacia donde las mujeres aprovechan el curso del río desde hace siglos para lavar frotando contra la piedra al modo tradicional.

Este es el final de la calle Al Hassan I, dejando la medina atrás. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Río que pasa junto a la Medina de Chaouen, junto a la Puerta Bab Onsar. chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

A partir de estos lavaderos nace un sendero que se mete en la montaña y que va hasta las ruinas de pequeña mezquita de color blanco llamada Jemaa Bouzafar levantada por los andalusíes. La llaman la Mezquita española.

Este pequeño templo musulmán es como si estuviera en Andalucía y fuera la ermita de cualquiera de los pueblos blancos. Es por ese camino donde percibimos Chaouen como una pequeña colmena abarrotada de edificios superpuestos que no dejan apreciar la calzada de una sola calle.

Mirador de la ciudad de Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

No olvides adentrarte y perderte  también por las calles más pequeñas y enrevesadas del Laberinto de la Medina y que parten, hacia el sur; de estas dos calles principales, porque guardan múltiples sorpresas, como gatos vagueando y puertas de casas que, (entreabiertas), dejan visible la vida familiar mientras  en el exterior, los niños juegan al balón con sus vecinos. Entre tanto, guiris de todas partes del mundo fotografían todo a su alrededor en esta impresionante ciudad azul  de Marruecos.

Calles y patios vacíos del laberinto de la Medina de Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Gato en los patios de la Medina de Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Echa un vistazo a estas fotos de la Medina de Chaouen, en mi IG. Pulsa la flecha en el lado derecho de la foto para ver más.

A nosotras nos gustaron mucho las mezquitas y en concreto, la de la foto a continuación, una cercana a la plaza Outa el Hammam, con su minarete blanco impoluto decorado con formas geométricas.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Mezquita preciosa frente a la Plaza Outta el Hassam, Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Sea lo que fuere donde aparezcas, te encontrarás miles de esquinas inesperadas, patios y plazas muy coloridas y llenas de locales, donde lo cotidiano se mezcla con el extranjero.

Bajando por la Rue Granada hasta la pequeña Plaza Kenitra, reconocible por su fuente, y continuando hasta la emblemática Plaza Uta el Hammam por un pasillo arqueado, hay más tiendas de las que se pueden asumir en un solo día. Cualquier lugar es bueno para exponer el género y darle aún más animación a un entorno absolutamente vivo y recomendable para el que le gusta mecerse en el ambiente.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Plaza Kenitra en la Medina de Chaouen, muy cerca de Plaza Outa el Hamman. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Plaza de Uta el-Hamman

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Plaza outta Al hamman, chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Vas a llegar a la preciosa plaza de Uta el-Hamman, adoquinada,  rodeada de cafés y restaurantes, dominada por las rojas murallas de la kasbah , que con sus torres rojas y almenadas dio origen a la ciudad. Esta plaza es deliciosa con la puesta de sol. Es cuando los cafés, que se abren en lo alto de las casas, permiten ver el juego cromático de luces sobre las casas de la ciudad.

Algo imprescindible que hacer en Chefchaouen es conocer su plaza principal. Allí encontrarás la mayoría de restaurantes y vendedores ambulantes que te intentarán colar sus productos. Es el punto más animado de la ciudad, muy frecuentado tanto por turistas como por locales. Hay varios bancos rodeando la plaza donde tomarse un respiro y observar cómo transcurre el día a día de sus habitantes.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Plaza Outta el Hammam, Chaouen Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Plaza Outta el Hammam, Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En esta plaza se encuentra la Gran Mezquita, que destaca por la forma octogonal de su minarete. En el lado noroeste hay un funduc (o caravanserai)que se utilizaba (y aún hoy en día es utilizado, especialmente en día de mercado) para acomodar a los peregrinos , viajeros y sus caballerías. Es una construcción del siglo XV pensada por el hijo de Ali Ben Rachid, el fundador de la ciudad.  Además de tener muchos siglos de historia, llama la atención de todo el mundo gracias a su curioso minarete octagonal. Aunque no es la mezquita más grande ni impresionante de Marruecos merece la pena contemplarla desde fuera. Como en todas las mezquitas, el acceso a los no musulmanes está prohibido.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Mezquita en la Plaza Outta el Hammam, Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En Chaouen se conserva un Fondouk casi a las puertas de Uta el Hammam (noroeste, viniendo por Rue Granada), el único que sobrevive de todos los que hubo en la ciudad. Un Fondouk es un Caravansar, lugar de acogida de mercaderes que venían a vender sus productos después de un largo viaje (en caravana). Este símbolo nómada, cuya utilidad original se ha perdido en muchos países en los que era todo un habitual, funciona todavía como antes. Abajo hay un pequeño bazar en la que los artesanos trabajan ajenos a quienes pasan dentro. En la planta de arriba hay habitaciones para los comerciantes que quieran descansar, al igual que en los últimos cinco siglos.

Kashba

También desde la plaza Outa el Hammam verás los muros de la Kasbah o Alcazaba de Chaouen.

La Kasbah fue restaurada en el siglo XVII para defender la ciudad de las tribus bereberes y de los españoles. En su interior (se puede visitar) encierra encantadores jardines de estilo andaluz y un pequeño e interesante museo, en el que destacan tanto la colección de instrumentos musicales tradicionales como los espléndidos palanquines de madera pintada.

Se puede entrar por sólo 10 dirhams (1€). En el interior se puede visitar el Museo de la Kasbah, donde hay expuestos instrumentos musicales, trajes tradicionales, armas y objetos de cerámica. También hay una colección de fotos antiguas para que veas cómo era Chefchaouen hace unas décadas. No te olvides de subir a sus torres para tener una vista panorámica y visitar un par de antiguas celdas, ya que el espacio funcionó como prisión. También hay un pequeño jardín andalusí con un precioso patio central.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Kasbah de Chefchaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Plaza de Al-Makhze

Merece también perderse por la plaza de Al-Makhze , al menos para el que guste de comprar recuerdos típicos de Marruecos, ya se sabe unas babuchas, unas jarapas, unas teteras y alguna chilaba. Éste es el lugar. Un surtido de tiendas. Regatead todo lo que podáis, lo dictan las costumbres de la tierra.

Algo positivo que notaréis en Chaouen es que los comerciantes y vendedores no son ni tan pesados ni tan insistentes como en otras ciudades como Marrakech pero habrá que desplegar igulamente las habilidades para llevarte un artículo a buen precio.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Plaza Al Makhze Chefchaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Dónde comer 

En  Oula Plazatta el Hamman hay numerosos restaurantes de todo tipo donde elegir entre comida marroquí, pizzas, bocadillos, incluso restaurantes de comida china. Los restaurantes locales donde degustar tajines de pollo, pastelas, cucús y deliciosos platos locales tienen buenas terrazas donde disfrutar de las vistas a la plaza. Los zumos naturales como los de naranja se sirven en todos ellos a un precio más que competitivo (2 eur).

Importante: Olvidáos de tomar alcohol. Estamos en un país musulmán. No encontramos ni un sólo restaurante donde lo sirvieran. Tan sólo encontramos uno en Tánger y porque el guía que nos hizo el tour de la medina conocía a los dueños del mismo y nos tuvimos que tomarla cerveza a escondidas.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Terraza Hamsa en la Plaza Outta el Hammam. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Uno de los platos estrella: tajín de pollo con ciruelas. Foto de Barbiegirl Travels Arts

El resturante Hamsa tiene una terraza con vistas extraordinarias en la plaza, como podéis ver en la foto. Es una opción muy recomendable aunque un poco más cara que la media de Chefchaouen, pero las espectaculares vistas y el mantenimiento del local (limpio e impecable) así como la amabilidad del personal que habla varios idiomas hace que se pague la diferencia muy a gusto.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Carta en español del Restaurante estrella

El Restaurante Aladdin es otro buen restaurante cuya terraza da precisamente a la Plaza y que por dentro recuerda al Palacio que sale en la película de Disney. Comimos muy a gusto arriba del todo, en la azotea, dos buenos tajines de kefta (carne picada) y de gambas. De postre, té a la menta.

El restaurante que más me gustó en la plaza fue el Restaurante Estrella, en  la plaza junto a la Mezquita, donde no sólo puedes disfrutar de una magnífica pastela, sino también de riquísimas ensaladas e incluso platos más sencillos como tortilla. Aqui podéis ver la carta en español con precios en dinares. Se come abundantemente por un importe medio de 10 Eur.

Restaurante Sofía  lidera el ranking de mejores restaurantes en la ciudad. Está ubicado detrás de la plaza frente a la Alcazaba.  No tiene terraza con vistas a la plaza pero la comida es de calidad y gran relación calidad-precio.

Detrás de la plaza hay varios restaurantes con terraza con vistas a la alcazaba como el de las siguientes fotos, cuyo nombre no recuerdo pero comimos estupendamente. Date una vuelta por ahí y sube a la terraza mientras comes con una vista sin igual y a veces en compañía gatuna 🙂

Hablando de terrazas, encontrarás muchísimas en toda la Medina. Son muy apetecibles ya que las vistas desde cualquier punto de la ciudad son estupendas.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Restaurante con vista a la alcazaba, detrás de Outta el Hammam. Chaouen, Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Restaurante con vista a la alcazaba, detrás de Outta el Hammam. Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Tajín de pollo en terraza frente a la alcazaba.Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

terrazas de la ciudad de Chaouen.Foto de Barbiegirl Travels Arts

Curiosamente en la ciudad ya hay incluso tres o cuatro restaurantes chinos, entre ellos, el más popular Tiankong Zhicheng !Una pena!

Igualmente, hay muchísimos restaurantes fuera de la plaza, en pequeños locales y riads de la Medina. Os dejo aquí el listado de los mejores restaurantes de Trip Advisor en Chefchaouen, aunque seguro que hay muchísimos más donde elegir.

Dónde alojarse

Hay muchísimas opciones de alojamiento en la perla azul de Marruecos pero yo recomiendo quedarse dentro del laberinto de la Medina. La mayoría de las casas de la Medina lo ocupan los Riads, hoteles, hostales etc.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Entrada del hotel Dar Sababa. Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Yo me alojé dos noches en el hotel Dar Sababa.  Aquí tienes su ficha en Booking. Ahora os cuento las razones por las que aconsejo quedarse allí. La más importante es la ubicación, ya que se encuentra en una de las calles más pintorescas de la Medina.

Este Riad está en la parte alta de Chaouem. Se llega muy bien caminando a la plaza principal y en menos de 10 minutos transitando por las calles más  bonitas y pintorescas de la Medina. La atención del hotel es fantástica. El desayuno está riquísimo: zumo de naranja y zanahoria, café, té, mantequilla, mermelada, pan, tortilla, crepes y una especie de porra (todo servido en una terraza muy agradable).  Es un hotel limpio y camas muy cómodas. Lo recomiendo: además el wifi va muy bien.

Aquí tenéis las reviews de Trip Advisor.

En cuanto al precio, la noche en una habitación triple, aunque sólo éramos 2 pax, nos costó 50 Eur, desayuno incluido. Este es un precio alto para Chaouen pero el desayuno estaba exquisito, la habitación limpia y muy bonita y la terraza de nuestro hotel una maravilla, además de la ubicación.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Desayuno del hotel Dar Sababa. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Aquí estoy en la terraza del Dar Sababa. Un lujazo en pleno centro de la Medina Chaouen.Foto de Barbiegirl Travels Arts

De compras

Vas a encontrar todo caro aunque más barato que en españa pero acuérdate que tienes que rebajar la propuesta hasta casi (si es posible) la mitad. Yo compré esta funda de cama, sofá de la foto por 25 eur al cambio pero posiblemente se pueda conseguir por bastante menos.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Funda que compré en Tánger por 25 eur. Foto de Barbiegirl Travels Arts

En Chaouen se vende también mucho arte, como estas pinturas/cuadros de las calles y de las puertas de la ciudad. No pregunté el precio pero estoy segura que estaría bastante inflado.

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Artesanía. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Chaouen, la perla azul de Marruecos

Babuchas de la Medina de Chaouen. Foto de Barbiegirl Travels Arts

Por último, encontrarás también mucha piel en forma de bolsos, maletas de viaje y babuchas.! Acuérdate de bajar el precio hasta la mitad!

Espero que os sirva esta entrada con tanta info de Chaouen, sin duda la perla azul de Marruecos. En breve llega la primavera y hay que organizar escapadas. Esta a Chaouen es perfecta para un fin de semana largo. Si necesitáis más info, no dudéis en preguntarme.

Desde aquí podéis leer el resto de entradas de mi viaje por Marruecos.

Hasta pronto

 

« | »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *